Guía para visitar el Parque El Capricho


Este es uno de mis parques favoritos en Madrid. Hay que andar como diez minutos desde el metro hasta la entrada. Su construcción se remonta a 1784 cuando los Duques de Osuna lo encargaron. La Duquesa, Mª Josefa de la Soledad Alonso Pimentel era considerada una de las mujeres más inteligentes de su época y construyó este parque para que lo frecuentaran los artistas y personalidades más importantes de aquel entonces.



Durante la Guerra Civil, el recinto se convirtió en Cuartel General. Aún quedan hoy búnkers de esa época.

La entrada es gratuita, aunque haya tornos en la puerta. Tras pasarlos llegamos a la antigua plaza de toros de la Duquesa. En su extremo encontramos la antigua puerta trasera del complejo, a través de ella llegamos a la Plaza de los Emperadores, atravesando varias zonas:

✦ El Parterre de los Duelistas: rodeadas de cipreses altísimos hay dos columnas con las estatuas de dos dualistas de espaldas, a punto de enfrentarse, a cuarenta pasos. Sus estanques, llenos de verde, hacen que no distingas donde hay hierba y donde agua.

✦ El invernadero: que no se puede visitar.

✦ Una fuente renacentista y un puente precioso, totalmente integrado en la naturaleza.

Al llegar a la Plaza de los Emperadores vemos doce bustos de césares romanos y una exedra muy bien conservada con el busto de la Duquesa en medio.

Siguiendo por el sendero observamos el Palacio, pero antes vemos el Laberinto, junto al jardín bajo. En los 40, un avión de Iberia lo destrozó por un aterrizaje forzoso.  Hoy está totalmente restaurado, pero es una pena que sólo se pueda ver desde una barandilla, no hay manera de bajar.

Siguiendo por el camino del Parterre, atravesamos la fuente de los delfines (en frente de ella podemos ver la entrada a un Búnker de la Guerra Civil), para llegar al Palacio. Aunque antiguamente albergaba una colección excepcional de obras de arte, muchas de ellas de Goya, al ver la fachada (que es lo único que podemos ver, no nos podemos imaginar que en el pasado fuera tan lujoso.

Cerca del Palacio está la casa de los Oficios, donde estaban las cuadras, las cocheras, las cocinas…  el Templete de Baco y el estanque lleno de patos y cisnes.

Otras zonas importantes son:

La Rueda de Saturno (un estatua de Saturno devorando a sus hijos sobre una columna), El Estanque de las Tencas, La Casa del Artillero, La Batería, con su pequeño foso;  La zona de juegos: donde en primavera y verano montaban columpios y un tiovivo.



✦ La casa de la vieja: la que más me gustó, parece la casa de Hansel y Gretel. Dentro había dos autómatas a tamaño real de una vieja hilando y un muchacho al lado. Hoy está vacía.


✦ La ermita: de aspecto ruinoso, se dice que en ella vivía un ermitaño. Los duques lo contrataron a cambio de su manutención para que viviera en ella, sin cortarse nunca el pelo ni las uñas, y rezando por ellos. Todavía está enterrado allí. 

Visitarlo en verano para estar fresquito es una delicia.



Compártelo

Entradas relacionadas