Mostrando entradas con la etiqueta Dazaifu. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Dazaifu. Mostrar todas las entradas

Cómo llegar desde Fukuoka a Dazaifu



1. Tren a Dazaifu

En los trenes Nishitetsu: la estación de Dazaifu es el final de la pequeña línea Dazaifu Line, un ramal de la línea principal (Tenijin Omuta Line). Ésta comienza en Nishitetsu Fukuka Station, justo al lado de la estación de metro de Tenjin.



Desde Nishitetsu Fukuoka Station hay trenes frecuentes hacia la estación de Nishitetsu Futsukaichi Station, a la que tardan en llegar unos 20 minutos. 

Desde allí hay que hacer trasbordo para cambiar a la Dazaifu Line. El tren tarda tan sólo 5 minutos en llegar a Dazaifu y sale cada 10-15 minutos.

🚆 Duración total del trayecto Fukuoka-Dazaifu: 30-40 minutos.

🚆 Precio: 400 yenes.


2. En autobús a Dazaifu

Desde la estación de Hakata (Hakata Bus Center) cada hora sale un autobús que va a Dazaifu Station haciendo parada antes en el aeropuerto. 

🚌 Duración del trayecto: 45 minutos.

🚌 Precio: 600 yenes.


3. En trenes JR a Dazaifu

Desde Hakata Station hay que coger la línea JR Kagoshima hasta Futsukaichi Station. Precio: 280 yenes. Frecuencia: cada 10 minutos.

Allí hay que ir andando hasta la cercana Nishitetsu Futsukaichi Station (10 minutos) y coger el tren de la línea Dazaifu que te dejará en la estación cinco minutos después. Precio: 150 yenes. Frecuencia: 10 minutos.


🚅 Duración total del trayecto: 30 – 60 minutos.

🚅 Precio: 430 yenes (150 yenes si tenéis el JR Pass).



Mapas y planos de Dazaifu - Kyushu



feelfukuoka.com

www.dazaifu-japan-heritage.jp


Folletos turísticos de Dazaifu

◆ http://www.dazaifutenmangu.or.jp/assets/pdf/forein_language/english_citymap.pdf
◆ http://www.dazaifutenmangu.or.jp/assets/pdf/forein_language/english_dazaifu.pdf




7 lugares que ver en Dazaifu, la ciudad amada por los estudiantes




¿Por qué Dazaifu es tan querida por los estudiantes?

Dazaifu es una pequeña localidad cercana a Fukuoka que recibe miles de visitantes al año. Su popularidad es enorme y, más aún, entre los estudiantes. Esto se debe a la historia de Michizane.

Michizane fue un erudito del siglo IX cuya inteligencia e influencia se vio peligrosa en Kyoto, ciudad donde había nacido y en la que vivía. Por ello, el clan Fujiwara presionó para que lo echaran de allí y acabó exiliado en Dazaifu.

Allí pasó el resto de su vida. Poco después de su muerto, muchos miembros del clan Fujiwara murieron y Kyoto fue asolada por incendios y terremotos. La gente empezó a pensar que se debía a la furia de Michizane y lo deificaron en el Dios Tenjin, la deidad sintoísta de educación, construyéndole templos Tenmangu por todo el país. A ellos acuden cientos de jóvenes al año para rezar por sus exámenes.

Qué ver en Dazaifu

1. Dazaifu Tenmangu Sando: nada más salir de la estación y girar a la derecha, te encontrarás con una calle comercial preciosa en la que poder degustar los famosos umegae mochi, un pastel de arroz a la parrilla lleno de mermelada de azuki. Preparados artesanalmente e in situ.


2. Santuario Dazaifu Tenmangu: el lugar donde estaba la tumba de Michizane, fue elegido para albergar este gran templo cuya extensión es de más de 12 km2Algunas de las construcciones más interesantes que puedes encontrar aquí son:

➤ El Buey: En su entrada hay una estatua que honra al buey que llevó los restos de Michizane hasta este lugar. Cuentan que el animal se paró aquí y no quería moverse, por lo que decidieron dejarlos allí y construir, más tarde, el santuario. Si le tocas la cabeza, conseguirás sabiduría.


➤ El Torii: un gran torii de piedra nos da acceso al templo.


➤ El Jardín Shinji-ike: su forma se asocia a la del kanji de corazón. El él hay un gran estanque atravesado por el gran puente de Taiko-bashi, cuyos arcos representan el pasado, el presente y el futuro.


➤ El Homotsuden: salón del tesoro

➤ La Puerta Romon: da acceso al patio interior del templo y al salón principal.


➤ El Honden: salón principal de estilo Momoyama reconstruido en el siglo XVI.

➤ Los Ciruelos: hay más de 6000 ciruelos en el complejo para honrar a Michizane, un amante de estos árboles. El más famoso de ellos es el llamado Ciruelo Volador (Tobiume), un árbol plantado en Kioto que voló hasta Dazaifu para encontrarse con su venerado Michizane. El Tobiume es el primer ciruelo que florece en Japón, pues lo hace en enero.

➤ Los Kusunoki: hay muchos árboles alcanforeros en esta zona. El que se encuentra a la izquierda del salón principal tiene más de mil años. 


3. Museo Dazaifu Tenmangu: se encuentra en un edificio construido en 1928 para conmemorar el 1025º aniversario de la muerte de Michizane. Hoy alberga muchos tesoros del santuario.

4. Museo Histórico de Kanko: en él se cuenta la historia de Michizane a través de dioramas y Hakata Dolls, unos muñecos tradicionales de la zona de Hakata (Fukuoka). Horario: de 9’00 a 16’30. Precio: 200 yenes.



5. Templo Komyozenji: santuario budista zen de la secta Rinzai que data del siglo XII y que cuenta con dos jardines de piedra. El jardín delantero está compuesto por 15 piedras que forman el kanji de luz () y el trasero representa la tierra y el mar con piedras y plantas. Horario: de 8’00 a 17’00. Precio: 200 yenes.

6. Museo Nacional de Kyushu: está construido donde antiguamente estaban asentadas las oficinas gubernamentales que se encargaban de llevar las relaciones diplomáticas con China y Corea. Se llega a él desde el templo Dazaifu, a través de un túnel en el que hay rampas mecánicas. Su estructura tan moderna llama mucho la atención si la comparamos con todo lo tradicional que le rodea. Horario: de 9’30 a 17’00. Precio: 430 yenes.

7. Templo Kanzeonji: santuario budista de la secta Tendai que data del siglo XVIII. El emperador lo mando erigir en honor a su madre cuando ésta murió. Durante los periodos de Nara y de Heian, Kanzeonji llegó a ser el templo más importante de Kyushu. Los edificios que podemos ver ahora provienen de una reconstrucción que se hizo en el siglo XVII, a excepción de la campana, que es la más antigua de todo el país (s. VII). Precio: Gratis. 


➤ Entrada combinada al Museo histórico Kanko, Museo del Santuario Dazaifu Tenmangu y Museo Nacional de Kyushu: 500 yenes. 






Cosas raras y curiosas que me encontré en Japón V - Dazaifu y Nagasaki

 ???

 Primer día en Japón: el tren se para por un suicidio. Vino hasta la tele. Lo que nos cuentan es cierto

 Zapatillas con suela de goma usadas por los obreros japoneses

Procesiones de barcos que llevan las fotos de los difuntos, acompañados de petardos, para ayudarlos a irse al Paraíso

Desgraciadamente, la jubilación aquí o no existe o es tan baja que los ancianos tienen que ingeniárselas. Esta abuela tan enternecedora se dedica a vender su comida en la puerta de su casa. Más casero imposible. Otros siguen trabajando para sentirse útiles.

 No se puede comer, ni beber andando por la calle para no molestar. Por eso las máquinas tienen hasta wifi, para que te pares ahí y te lo bebas parado. No hay papeleras por la calle, sólo al lado de las máquinas y tiendas de comida. 

Único sitio de todo el tren en el que se puede hablar por el móvil. 
Aquí no se molesta a nadie.

Bebida de té con instrucciones

Los famosos pasteles Castela, llevados por los españoles y los portugueses hace cientos de años.

Única parte que quedó en pie del templo tras la caída de la bomba atómica en Nagasaki

Haciendo dulces en Dazaifu

Otras entradas que te pueden interesar



Día 2: Kyushu – Visitando Dazaifu



Por la mañana temprano fui andando desde el hotel hasta la estación de Tenjin y cogí el tren hacia Dazaifu. En la estación de Nishitetsu Futsukaichi Station hice trasbordo hacia la línea de Dazaifu y llegué en nada a la ciudad. El tren estaba casi vacío, pero las calles que rodeaban la estación ya estaban llenas de turistas, y eso que las tiendas estaban abriendo en ese momento.


Justo en frente de la estación, vi un montón de gente haciendo cola para comer una de las especialidades de la zona: el bocadillo de mentaico (huevas de bacalao o abadejo).


Lo que más me gustó del pueblo fue Dazaifu Tenmangu Sando, una calle comercial de unos 400 metros, que está llena de tiendas para comprar productos típicos y omiyages. Lo más famoso del lugar es el umegae-mochi, un dulce hecho a base de pastel de arroz y que está relleno de azuki. Los venden en un montón de tiendas y están riquísimos. También hay obradores en los que poder ver el proceso de elaboración desde el mismo escaparate. Comer uno recién hecho y aún caliente es una delicia.



La gente se arremolinaba en torno a estos obradores y a los de dangos. Pero también hay otras tiendas famosas, como una oficial del Estudio Ghibli, establecimientos donde venden los pasteles casutera (Castella), típicos de Nagasaki, tejidos, cristales, figuras de Hakata…, cafeterías (incluyendo un Starbucks -¡Cómo no! Hasta en la sopa)…




Al final de esta calle peatonal está la entrada al santuario. Antes de llegar, vi a un montón de gente en hilera esperando para hacerse una foto con el buey de la entrada. Éste se supone que es el que llevó los restos del poeta Michizane (hoy convertido en la deidad Tenjin) hasta el lugar donde se construiría su tumba y donde, más tarde, se ubicaría este templo. Se dice que tocar a este buey da suerte, de ahí el gentío.


Hecha la foto de rigor, atravesé el estanque Shinji-ike por un puente que está dividido en tres partes y que simbolizan el pasado, el presente y el futuro.

Todo estaba lleno de japoneses jóvenes, supongo que estudiantes, rezando, comprando omikujis y omamoris, y escribiendo sus deseos en los ema (placas de madera que traen buena suerte). Todos ellos le piden al Dios de la Educación, la Literatura y la Investigación, que le ayude con sus estudios.


Recorrí el interior del templo observando los ciruelos que lo han hecho tan famoso y que fueron los árboles favoritos de Michizane, y sus piedras.


A la vuelta, me quedé más tiempo por la calle de las tiendas curioseándolo todo y comprando muchísimos dulces de allí que merecieron la pena. Paseé un poco más por la ciudad y cogí el tren de vuelta a Fukuoka.

De repente, después de hacer el trasbordo, el tren se paró. Empezamos a escuchar sirenas, vino la policía y se montó un gran jaleo fuera. Nos informaron de que se había tirado una persona a las vías y que se había suicidado. La gente que estaba allí no pareció asombrada y la mujer que estaba sentada a mi lado y que me lo estaba explicando todo, me dijo que era algo normal. Nos dieron la opción de esperar en el tren, aunque no sabían cuándo se iba a reanudar el servicio, o bajarnos y pedir que nos devolvieran el dinero.

Viendo que no estaba tan lejos del centro de Fukuoka, me bajé. Allí había venido hasta la tele y nos estaban grabando a todos, parando a algunos viajeros para entrevistarles. En la taquilla me devolvieron unos pocos yenes sueltos y empecé a andar bajo un sol temible.



Me llamó la atención un anuncio de Mos Burguer, que estaba por todos lados, y en acabé comiendo en el más cercano. Mos Burger es famoso por sus platos extravagantes, como la hamburguesa de ramen, el pan de hamburguesa hecho con arroz y alga para sushi, o con pasta. Ese mes, lo original era el Nan Karee Doggu, un perrito caliente con pan indio y curry.






Productos y platos típicos que comer en Kyushu (Japón)



Aquí os dejo un listado de algunos de los productos y platos típicos que me encontré durante mi viaje por el centro y el norte de la isla japonesa de Kyushu.

1. Qué comer en Fukuoka

➤ Hakata ramen: especialidad de ramen con cerdo.


➤ Tonkotsu ramen de Ichiran: en Fukuoka es donde nació esta popular cadena de restaurantes especializados en Tokotsu ramen. Con fideos hechos a mano y un caldo elaborado con huesos de cerdo. Ir a su restaurante supone toda una experiencia y no es nada caro.


➤ Galletas de Hiyoko: bollos creados por Yoshino-do en Fukuoka en 1912. Este dulce se hace de una capa fina de masa, envuelta de natilla de huevo.

➤ Menbei:  galletas de arroz con mentaiko (huevas de bacalao o abadejo) y con un ligero sabor picante.


➤ Mayonesa Mentai: mayonesa que contiene mentaiko Hakata.

➤ Uma-kacchan: ramen instantáneo con sabor a tonkotsu. Su paquete contiene la famosa mostaza verde karashi de Hakata y el rico umami de caldo Kurume tonkotsu.

➤ Torimon de Hakata: un bollo (manju) cremoso lleno de mermelada de azuki y que debe su nombre al festival Hakata Dontaku. Torimon se refiere a los artistas que tocan el shamisen, flauta y taiko mientras desfilan por la ciudad.


➤ Tsukushi Mochi: El Tsukushi mochi se espolvorea con harina de kinako hecha de soja de alta calidad, y se puede condimentar con jarabe de azúcar morena. Están envueltos individualmente con bonitos paños shibori.


2. Qué comer en Dazaifu

➤ Bocadillos con sabor Mentaiko: especialmente famosos son los bocadillos de huevas de abadejo que se venden en los locales cercanos a la estación de tren de Dazaifu.


➤ Umegae mochi: un pastel de arroz a la parrilla lleno de mermelada de azuki, especialidad de Dazaifu.



3. Qué comer en Kurokawa Onsen 

En la pastelería de este pueblo balneario venden sus postres típicos (bollos de crema) a 220Y.



4. Qué comer en Takachiho Gorge 

➤ Somen noodle: la especialidad del área de la Garganta de Takachiho es comer estos fideos fríos que hay que pescar con los palillos mientras caen por una caña de bambú. Dicen que esta costumbre japonesa, practicada en verano, nació aquí.  



5. Qué comer en Beppu 

➤ Huevos y flan de los infiernos: Beppu es famosa por su gran actividad geotérmica. El circuito turístico de los infiernos incluye la visita a varios lugares en los que disfrutar de fantásticos fenómenos relacionados con ella, así como la posibilidad de comer flanes y huevos cocidos en las aguas sulfurosas. Aprovechando el vapor que surge de la tierra, también hay restaurantes en los que podréis haceros vuestra comida vosotros mismos utilizando una especie de vaporeras.


➤ Toriten: tempura de pollo. Hay puestos y restaurantes especializados en pollo frito por toda la ciudad, ya que afirman que este plato se inventó allí.

➤ Sembei: galletas de pollo y arroz.



6. Qué comer en Nagasaki 

➤ Kakuni-manju: panceta de cerdo en salsa dulce. Se suelen vender en puestos callejeros.

➤ Bizcocho castella: amarillo y en forma de ladrillo, uno de los mejores sitios para degustarlo es en la pastelería tradicional Shōkandō, proveedor oficial de kasutera de la familia imperial. Hoy en día hay más productos derivados de este dulce en las tiendas de Nagasaki, como el Castella Ice, un bizco castella helado.



7. Qué comer en Aso Base

➤ Carne de caballo: los bollos rellenos de carne de caballo son la especialidad de la región. Se pueden comprar en el mercado de productores que hay en el edificio anexo a la estación de tren de Aso, justo donde se encuentra la oficina de turismo.