Opinión de La Glace – La pastelería más antigua de Copenhague



La confitería más antigua de Copenhague y de toda Dinamarca, es toda una tentación para los que pasen por delante de su escaparate. Se encuentra en el distrito de Kobenhavn, muy cerca de Stroget, la calle peatonal más larga de Europa. Por lo que, si vas al centro, no puedes dejar de entrar. Su precio es algo caro, pero merece la pena la visita.


Nicolaus Henningsen fundó la pastelería en este mismo local, en octubre de 1870 y, desde entonces y sin interrupción, lleva ya seis generaciones de maestros pasteleros que hacen unos los mejores dulces de la ciudad. De hecho, siempre ha sido uno de los lugares más frecuentados por la familia real danesa, aún hoy. Otro de sus visitantes famosos fue Hans Christian Andersen, quien iba tanto por allí, que hasta le dedicaron un pastel: el HC Andersen

Después de deleitarte con el escaparate, no te quedará nada más que caer en la tentación y entrar. Tiene una pequeña terracita en la puerta y varios salones dentro. La decoración es toda vintage, parece que cuando pasas, el tiempo se ha atrasado y has vuelto a una época pasada. Las paredes son de color rojizo, las camareras van con un uniforme verde (al menos cuando yo fui no vi a ningún camarero) y hasta los aseos merecen una visita para ver lo bien decorados que están.



Primero hay que dirigirse al mostrador, donde podrás ver más de cerca todos los pasteles que hay en sus vitrinas. Normalmente dicen que hay mucha cola, pero cuando yo fui no había casi nadie. Me acompañaron a una mesa y pedí unos pasteles y un chocolate.



Lo más famoso de La Glace es su chocolate caliente servido en una jarrita. La camarera viene a la mesa, te lo sirve y te deja la jarrita en la mesa para que te sirvas tú mismo el resto. Cada jarrita tiene para dos tazas. Aun así, me dijo que cuando quisiera servirme, que la llamara y que ella lo hacía. En un cuenquito aparte, viene crema batida para que te la vayas echando en lo alto del chocolate. Una delicia.




Otro de sus productos más famoso es la tarta Sportskage, creada en 1891 para el estreno de la obra de teatro Sports Man en el Folketeatret. Está hecha a base de turrón, crema batida, pasta choux caramelizada y macarons. Es la que aparece siempre en su carta y en sus folletos.

Carta y precios de la pastelería La Glace de Copenhague



   CONDITORIET LA GLACE   
Skoubogade 3-5. 1158 Copenhague
Teléfono: 33 14 46 46
www.laglace.com

Opinión del a&o Copenhagen Nørrebro




Ubicación

Este hostel de 270 habitaciones y 670 camas, se encuentra en el barrio de Norrebro, aunque algo alejado del bullicio de sus calles llenas de restaurantes y bares. La zona en la que está es muy tranquila y casi no se ve a nadie por la calle si sales por la noche o muy temprano por la mañana. La entrada está en una especie de callejón, pero el sitio parece seguro.


La estación de trenes de Bispebjerg está a unos 200 metros escasos y la parada de autobús está justo en la acera de en frente. Se puede llegar a la zona bulliciosa de Norrebro andando fácilmente, atravesando un parquecillo.

Cafetería

La recepción es amplísima y cuenta con un gran salón muy colorido. También hay una zona de juegos infantiles y un servicio de cafetería en la que preparan platos sencillos, como un menú de pizza por menos de 8€.


El desayuno no lo contraté, porque me pareció excesivamente caro para lo que ofrecían (no deja de ser un hostel), DKK 69 por persona y noche. Me valió con usar la máquina de café de la entrada y con un Aldi que había en el camino al centro 😊


El check in es tarde (15:00) y el check out es pronto (10:00), por lo que puede que tengas que dejar tu equipaje en el mismo hotel. Para ello, en la misma cafetería os darán la llave de las taquillas. Dejar tu mochila allí te costará dinero.


Habitación

La recepción y el salón separan el área de las habitaciones privadas (a la izquierda) y el albergue propiamente dicho. Éste tiene cuartos con literas, baños compartidos y una cocina común a la que no entré.

La habitación que contraté fue una doble con baño privado. Me costó DKK 1.704,60 por tres noches. Es una opción barata, dentro de lo caro que es Copenhague.

La verdad es que estaba algo dejada y necesitaba un poco de pintura. Eso sí, durante mi estancia estaban renovando el hotel y pintando otras plantas. Así que, creo que será cuestión de tiempo que lo pongan a punto.

Mi habitación era pequeña. Contaba con tele, wifi, una mesa con dos sillas y dos camas separadas. La calefacción funcionaba perfectamente y eso se agradece para los bajo cero que estábamos fuera.



Las camas eran bastante raras. Los colchones se hundían muchísimo, quedando todo como si te engulleran. La sensación era como estar en una tumbona de las que se atan a los árboles. Probé hasta a dormir al revés, con los pies en la zona de la almohada. Pero, ni por esas. No sé si las camas danesas son todas así…


He leído muchas opiniones de gente que decían que no limpiaban y no hacían la habitación. Durante los tres días que pasé allí, entraron todos los días a hacer la cama, a cambiar las toallas y a limpiar.

Cómo llegar al a&o Copenhagen Nørrebro

Desde el aeropuerto se tardan unos 40 minutos en llegar. Hay que coger la línea de metro hasta Norreport (4 paradas). Tienes que comprar el ticket de zona 3 en las máquinas. Delante de ellas hay personal muy agradable que te ayudará con una sonrisa.

Desde allí, salir por las escaleras hasta la entrada de Norreport Station. Allí están todas las paradas de autobuses. Te tienes que fijar en la que pone 6A. Este autobús tarda unos 10 minutos en dejarte justo en frente del hostal. Basta con cruzar la calle y meterte en el callejón en el que está la entrada.


Son 9 paradas:

            🚍  Georg Brandes Plads, Parkmuseerne (Sølvgade)
            🚍  Sølvtorvet (Sølvgade)
            🚍  Rigshospitalet Syd (Tagensvej)
            🚍  Nørre Campus (Tagensvej)
            🚍  Arresøgade (Tagensvej)
            🚍  Jagtvej (Tagensvej)
            🚍  Ægirsgade (Tagensvej)
            🚍  Haraldsgade (Tagensvej)
            🚍 Rovsingsgade (Tagensvej



   a&o COPENHAGEN NØRREBRO   
Tagensvej 135-137, Nørrebro, 
2200 Copenhague, Dinamarca
Teléfono: +49 30 809475110
www.aohostels.com

Opinión Hotel Eurostar Madrid




La ubicación

Este hotel de 5 estrellas ocupa 30 de las 58 plantas de la Torre Sacyr-Vallehermoso, situada en el complejo Cuatro Torres Business Area (CTBA) del Paseo de la Castellana de Madrid. Las demás plantas son propiedad de la empresa que PwC y en la cubierta superior tiene tres generadores de energía eólica. Diseñado por el estudio de arquitectura R&AS, el impresionante edificio mide 236 metros de altura. Su estructura es preciosa, aunque la ubicación de la recepción hace que se colapse si hay unos cuantos clientes, porque es muy pequeña.

La zona es muy tranquila, quizás demasiado, aunque está muy alejada del centro. Lo más interesante que hay relativamente cerca es Plaza Castilla. Cerca encontrarás numerosos restaurantes, como el mítico Casa Nemesio.

Las habitaciones

Sus 45.360 m² albergan 474 habitaciones, de las que 25 son suites junior, de unos 60 metros cuadrados cada una; una suite ejecutiva de 80 metros cuadrados; y la suite presidencial, de más de 100 metros cuadrados y dotada de sauna propia.

Los precios varían no sólo por el tipo de habitación elegida, sino también por la planta en la que se ubique. Cuanto más alto, más cara es, porque las vistas también van a ser mejores.

En mi caso contraté una habitación Skyline doble en la planta 26. La reserva la hice a través de su página web, porque tenía ofertas mucho más atractivas que en los buscadores que miré. El ascensor llega a esta planta rapidísimo y no da la sensación de que estás tan alto hasta que no te asomas a las ventanas.


Los pasillos son muy silenciosos y con una luz bastante tenue. Todo invita a la tranquilidad y a la elegancia.


La doble Skyline mide unos 30 m² y cuenta con aire acondicionado, cortinas automáticas, set de té y café, escritorio, minibar, wifi y televisión con Movistar+ y acceso a Netflix.




Me llamó la atención que tuviera un cepillo de vapor Rowenta, por si querías planchar las camisas, y que las paredes estuviesen acolchadas para insonorizarlas mejor.

El cuarto de baño era bastante original. Al entrar al aseo te encontrabas con el lavabo y a la derecha estaba la bañera que contaba con una persiana para que se viera desde la habitación.



En el lado izquierdo, casi ocultas por el color oscuro de las paredes, había dos puertas: una para el WC y otra para la ducha de hidromasaje.


Lo mejor, sin duda: las vistas.



Precios del servicio de habitaciones:



El desayuno

Recomiendo que lo contrates, porque merece la pena. Está en la planta más alta del hotel y esto ya es un plus. El personal es muy detallista y hay un amplio surtido de productos: bollería, zumos (incluso zumos detox), gran variedad de panes, jamón ibérico… y un buffet de platos calientes. Las vistas son extraordinarias.



El spa

En la planta 29 se encuentra el spa, justo en frente del salón de fitness. No me gustó mucho el engorro a la hora de reservarlo, porque me dieron muchas vueltas. No sé si es que lo gestiona otra empresa externa, pero no pude hacer la reserva de la habitación junto con la del spa. Cada vez que tenía que concretar algo, tenía que ponerme en contacto con cada uno de ellos. Y a la hora de pagar, igual. Deberían centralizarlo todo y que los de la recepción se encarguen de gestionar ambos servicios, o que fueran ellos los que mandaran directamente las peticiones de los clientes a los del spa.

El servicio del spa, no obstante, es maravilloso. Cada hora dejan pasar a muy poca gente para que no se pierda el ambiente de tranquilidad y todo el mundo se pueda relajar mirando al infinito, porque las vistas lo merecen.


booking.es

En medio de la sala hay una piscina con jacuzzi, a la derecha se encuentra el baño turco y a la izquierda una sauna con vistas panorámicas. El tiempo se pasa en nada, mientras miras por los grandes ventanales.

En los vestuarios hay todo tipo de cremas y en la recepción hay una gran variedad de té y fruta para rehidratarte después de la sesión.  

   EUROSTARS MADRID TOWER   
Paseo de la Castellana 259-B, 28046 Madrid
Teléfono: 913 34 27 00
www.eurostarsmadridtower.com

Opinión Hostal Puerto Genovés de San José



Ubicación

El hostal se encuentra situado a unos 200 metros de la playa de San José. Está algo apartado del centro, lo cual es una ventaja para los que quieran estar en una zona más tranquila y retirada del barullo del turismo.

El mercadillo de los domingos está a escasos metros. Una oportunidad genial para hacerte con productos de la tierra en plena rambla de San José.

El aparcamiento no es problema. Hay mucho sitio gratuito disponible en las calles aledañas, así como en un cercano parking municipal.

Las habitaciones

Es un lugar tranquilo que cuenta con 18 habitaciones dobles (aunque se proyecta su ampliación). Todas tienen baño, nevera, tele, wifi gratis y aire acondicionado. Mi habitación tenía una bonita terraza con vistas a la rambla. Hasta había botellas de agua de cortesía encima de la mesa.



El cuarto de baño era bastante amplio y contaba una bañera de hidromasaje. Todo limpísimo y cuidado.


Además, si te aburres en la habitación, hay varias terrazas y puedes ir a la zona de sillones de recepción o a la cafetería cuando quieras.


El desayuno

El hostal sirve un desayuno gratuito todos los días. Tienes una parte en la que puedes servirte tú mismo todo lo que quieras (cereales, fruta, zumo, dulces…) y, además, el dueño te sirve tostadas, leche y café, a discreción.

En la cafetería también tienen un área para que jueguen los niños.

Por el personal tan amable y sus servicios, que parecen más de un hotel que de un hostal, elegiría de nuevo hospedarme aquí si vuelvo a estar por la zona.



   HOSTAL PUERTO GENOVÉS   
Calle Balandro, 15, 04118 San José, Almería
Teléfono: 950 38 03 20
www.puertogenoves.com

Opinión del Invernadero de Salvador Bachiller




Salvador Bachiller empezó vendiendo botones con su padre y, más tarde, maletas. Ahora es uno de los diseñadores de complementos más importante de España y cuenta con tiendas repartidas por todo el país.

En Madrid algunas de sus tiendas esconden unos locales de ensueño para disfrutar de una buena velada. Una de ellas se encuentra en plena Gran Vía. La primera planta está dedicada a tienda. Al fondo están las escaleras para bajar al restaurante. Este espacio, antiguamente dedicado a la sección de calzado de la tienda, fue reformado completamente para albergar uno de los locales más solicitados de Madrid. Un jardín cubierto, lleno de plantas naturales, que cuenta con una pequeña zona de barra y un salón dividido en dos partes: una con forma de galería abierta y otra más íntima, con luz más tenue.


Los fines de semana y festivos, sobre todo, es normal que veas toda la escalera llena de gente. Sí, están esperando para entrar. A mí me costó tres intentos para poder ir por primera vez a la hora del café.

Justo después de comer hay más gente, porque tienen disponible un menú de merienda a precio más asequible. Si no pides este menú, recuerda que el consumo mínimo para entrar es de 9€. Al cual llegas de inmediato en cuanto veas los precios de la carta.

A mí lo que más me gustó fue la decoración. No es muy grande, pero gracias a los espejos y al uso del espacio que han hecho, parece mucho más amplio. El lugar es acogedor, todo lleno de plantas y con una iluminación que invita al descanso.


De los platos no puedo hablar, porque siempre he ido después de comer. Para merendar tienen una carta de cocktails y otra con cafés, batidos y dulces. Si llegas antes de las 18:00, tienen aún un menú, que sale más rentable.


Estos son los platos de pastas y de petit fours. Ambos están muy buenos, pero mi favorito es el último porque es más variado.


Cualquier tipo de bebida que pidas viene acompañado de algún platillo dulce para compartir, y las tazas traen una bolsita con un bombón y un mensaje motivador.



Otros puntos a su favor son sus servilletas de papel reciclado, sus pajitas de cartón, sus plantas naturales y su original vajilla vintage. Además, si te gusta algo de la decoración, basta con subir a la tienda y comprarlo.

En cuanto al personal… Bueno, he leído y escuchado quejas de todo tipo. Yo he tenido experiencias buenas y algunas no tan buenas. Lo cierto es que deberían estar un poco mejor formados en atención al público para estar en un local de estas características, en el que su punto fuerte es el estilo. En fin, es una opinión personal.



   EL INVERNADERO DE SALVADOR BACHILLER   
      Gran Vía, 65.  Madrid      
Teléfono: 915 40 17 29
www.gastrobaressb.com/#invernadero