Qué ver en Molinos de Duero, antiguo pueblo carretero



Pueblo galardonado con el premio al Municipio Turístico de la Provincia de Soria, Molinos de Duero aparece como uno de los enclaves más tradicionales y pintorescos de la comarca de Pinares. La localidad está ubicada en un marco natural envidiable: a orillas del río Duero y a los pies de los Picos de Urbión.

Su fama se extendió por todo el país durante el siglo XVIII, cuando llegó a convertirse en la mayor carretería de España. La carretería era una caravana de treinta vehículos que transportaban mercancías por el país, incluidos los pinos que se usaban para construir los mástiles de los barcos de la Armada.


Hoy, todo su pasado carretero y también el vinculado a la ganadería, con sus merinas trashumantes, queda reflejado en un pueblo bastante turístico en épocas estivales y en puentes.

Qué ver en Molinos de Duero

1. Iglesia San Martín de Tours: la bonita iglesia parroquial del pueblo está dedicada a su patrón, San Martín, y es una de las pocas iglesias góticas con planta de cruz griega que existen en la provincia de Soria. Su construcción se hizo en a finales del siglo XVI y en su interior se puede ver un coro con órgano neoclásico de 1808 y retablos barrocos.


2. Ayuntamiento: estaba ubicado sobre el antiguo pósito comarcal construido a finales del XVIII.

Wikipedia

3. Real Posada de la Mesta: su importancia como representante de la arquitectura tradicional soriana es tal, que está reproducida en el famoso Pueblo Español de Barcelona.

4. Casonas pinariegas: también llamadas casonas carreteras, datan de los siglos XVI y XIII y cuentan con amplios zaguanes.



5. Carretería: la antigua carretería de Molinos de Duero llegó a contar en el siglo XVIII con 2617 bueyes que tiraban de 872 carretas, convirtiendo el pueblo en la carretería más importante del país.




Qué ver en Caracena, bonito pueblo medieval de tan sólo 15 habitantes


Caracena aparece en lo alto de un cerro entre cañones: el Cañón de Caracena, el Barranco de las Gargantas y el de los Pilones. Enclave único junto a la Hoz del río Adante.

Al entrar en él no se sabe bien si aún sigue habitado o no. Yo no vi a nadie allí durante mi visita y tan sólo el ruido del motor de una moto en la lejanía rompió la sensación de estar viendo una postal antigua o el escenario vacío de una película situada en el medievo. De hecho, en su último censo (2018) tan sólo aparecen como habitantes 15 personas.


Los orígenes de Caracena se remontan al año 1430 a. C., como muestras los restos arqueológicos del Yacimiento de Los Tolmos. Sin embargo, su importancia estuvo más relacionada con la Edad Media, cuando fue una de las principales marcas fronterizas entre los territorios moros y los cristianos. La repoblación cristiana de los siglos XI y XII la llevó a su máximo esplendor, llegando a contar con más de un veintenar de aldeas en su jurisdicción.  

Qué ver en Caracena

1. Muralla: nada más entrar en el pueblo, se ve el cartel explicativo sobre la muralla que partía del castillo y que rodeaba todo el pueblo. Aunque, realmente, poco se puede apreciar de estos restos.


2. Iglesia de Santa María: este templo románico de una sola nave fue construido en el siglo XII. Cuenta con una torre de planta cuadrada y dos curiosas ventanas para iluminar su interior. Una de ellas se encuentra en el ábside y tiene dos columnitas con capiteles con figuras de cuadrúpedos y la otra está en el paramento occidental y la recubre una celosía con reticulado entrelazado. Parece increíble que se quisiera iluminar la iglesia con tan pequeñitas ventanas.


3. Iglesia de San Pedro: la otra iglesia románica del pueblo se sitúa en la parte alta de Caracena y es de una belleza excepcional. Sorprende al viajero al encontrársela de golpe al acabar una gran cuesta y mirando hacia la montaña en la que se encuentra el castillo. Su origen se remonta al siglo XII y tiene una preciosa galería porticada de siete arcos (aunque antiguamente contó con nueve). Los capiteles de sus columnas representan varias figuras muy bien trazadas: un centauro, caballeros con lanzas y espadas, un pájaro posado sobre un cuadrúpedo, dos grifos, la Resurrección de Cristo, los apóstoles, un monstruo de siete cabezas…


4. Rollo Barroco: data de 1738 y se alza en el centro de la Plaza Mayor, aunque originariamente estuvo en la plazoletilla de La Estrella. Simbolizaba la autonomía administrativa de la villa, así como su poder jurídico, pues también servía de columna de castigo para exponer a los criminales a la vergüenza pública. Antiguamente se encadenaban a los malhechores a las argollas que salían de las cuatro cabezas de león que tiene.


5. Plaza Mayor: en ella, además del Rollo Barroco, se pueden ver la Cárcel, que se halla en la cuesta que va hacia la iglesia de San Pedro y está cerca de las ruinas del Hospital de pobres, del que sólo se conservan dos muros y una ventana plateresca; una sencilla fuente, un lavadero y un bonito mirador.


6. Casa de la Tierra: hoy sólo queda en pie la fachada de este edificio ubicado en la calle San Pedro, cuya función era la de servir de lugar de reunión para las juntas vecinales. En él se quedaban a dormir los representantes de las aldeas que acudían a ellas. 


7. Castillo de Caracena: desde la iglesia de San Pedro sale un camino que lleva al castillo, a menos de un kilómetro al sur del pueblo. Se construyó en el siglo XV sobre los restos de otra fortificación musulmana y hoy es uno de los mejor conservados de la provincia de Soria. Los primeros escritos que hay sobre él se remontan al siglo XII y hablan de un pleito entre los obispos de Sigüenza y Osma. Más tarde pasa a manos de Francisco de Tovar (señor de Caracena) quien, enfrentado con los Reyes Católicos, no tuvo más remedio que rendirse y demoler la fortaleza.

Lo que se ve ahora es fruto de la reconstrucción llevada a cabo en el siglo XV por el sobrino del arzobispo de Toledo, Alfonso Carrillo de Acuña.

En las inmediaciones del pueblo también se pueden ver el Puente Cantos, construido en estilo románico y de un solo ojo, y la Ermita de la Virgen del Monte, barroca y del siglo XVII.



8 lugares imprescindibles que ver en Berlanga de Duero



A pesar de tener una procedencia romana, los primeros escritos que hacen referencia a este pueblo soriano provienen de la Edad Media, cuando estaba en manos árabes. En 1059, Fernando I conquistó la villa repoblándola en época de Alfonso VI, quien le dio el título de alcalde a Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid

Sin embargo, no fue hasta el siglo XVI cuando Berlanga de Duero viviría su esplendor de la mano del señorío de la familia de los Tovar. Los nuevos marqueses construirían la mayor parte de los monumentos reseñables de este núcleo urbano.

Qué ver en Berlanga de Duero

1. Puerta de Aguilera: este gran arco, construido en el siglo XIV, da entrada al núcleo histórico, desembocando en la Plaza Mayor. Frente a ella se alza la Ermita de las Torres, que formaba parte del Hospital de San Antonio.



2. Castillo de Berlanga de Duero: en lo alto del cerro desde el que se domina la villa, se pueden visitar las ruinas de lo que sería la construcción más importante de la villa. Un incendio producido en el siglo XVI acabaría con su riqueza, condenándolo al estado en el que se ve hoy. Precio de la visita: 3€. Guiada: 4€.


3. Palacio de los Marqueses de Berlanga: actualmente sólo queda la fachada del importante palacete que se construyeron los marqueses junto al de sus padres, en las faldas del castillo. Incendiado durante la guerra contra los franceses, su torre alberga la Oficina de Turismo. En la plaza que está justo en frente se puede ver la estatua de Fray Tomás de Berlanga, descubridor de las Islas Galápagos e ideólogo del Canal de Panamá.


4. Puerta del Mercado: junto al Palacio de los Marqueses de Berlanga, hoy se ve la reforma que se llevó a cabo entre los siglos XVI y XVII de un antiguo arco medieval.

5. Ex Colegiata Nuestra Señora del Mercado: Monumento Nacional, representa la transición del gótico ojival al renacimiento. Data del siglo XVI y tiene un caimán disecado en su puerta traído por Fray Tomás. Precio de la visita: 2€. Guiada: 3€.


6. Ermita de la Virgen de la Soledad: este imponente templo, a pesar de su pequeño tamaño, se encuentra fuera del centro histórico, a la entrada del pueblo y es del siglo XVI.

7. Picota: este rollo gótico, del siglo XVI, está decorado con cuatro cabezas de león y hoy se puede ver cerca de la Ermita de la Soledad. Su función era indicar el rango de villa de Berlanga de Duero.  


8. Calles medievales: su centro está lleno de callejuelas porticadas en las que se puede ver la arquitectura tradicional de la villa.



Fuera del casco histórico, me sorprendió ver también este excepcional monumento, en medio de un área residencial. Restos de lo que parece un horno.



Mapa de Berlanga de Duero

www.demercadosmedievales.info


12 lugares que ver en Ayllón, uno de los pueblos más bonitos de España


 

La villa segoviana de Ayllón ,con sus poco más de 1200 habitantes (si contamos todas las pedanías),  está considerada uno de los pueblos más bonitos de España, contando con esta distinción desde 2013. Su pasado medieval se puede ver en sus calles y recodos, que dan buena cuenta de una rica historia, pues fue aquí donde se firmó el Tratado de Ayllón que daría fin a la crisis de 1383-1385 con Portugal reconociendo a Juan I de Avís como rey luso. Además, fue morada de Don Álvaro de Luna y sede de una de las dos reuniones anuales que celebraba el Concejo de la Mesta para la ganadería.

Reyes como Alfonso VI, Alfonso VII, Fernando III y Fernando IV; y otros personajes importantes como María de Molina, el Cid Campeador, San Francisco de Asís, San Vicente Ferrer y Santa Teresa de Jesús, visitaron la villa de Ayllón en algún momento del medievo.

12 lugares imprescindibles que ver en Ayllón

1. Puente del Arco: excepcional puente romano que cruza el Río Aguisejo y que conduce al arco de entrada a la villa.


2. Arco medieval: la entrada a la zona medieval se hace a través de este arco, por lo que te aconsejo que dejes el coche aparcado fuera, antes de cruzar el puente. Este arco es el único que queda en pie de los tres que existían en su recinto amurallado. Presenta los escudos de Don Diego II López Pacheco y Doña Luisa Cabrera de Bobadilla, que datan del siglo XVI. Unos escudos que también se pueden ver en el Ayuntamiento y en el convento.


3. Palacio de los Contreras: al pasar el arco te topas con este palacete de 1497, que en un primer momento se pensó que perteneció a D. Álvaro de Luna. Tesis que rechazaron al comprobar que éste había muerto unos años antes de su construcción, en 1453. En su fachada se puede leer en letra gótica:

“REINADO EN CASTILLA Y EN ARAGÓN LOS MUY ALTOS PRINCIPES DON FERNANDO Y DOÑA ISABEL ESTA / CASA MANDO HACER EL MUY VIRTUOSO FIJODALGO: JUAN DE CONTRERAS EL AÑO DE MCCCCXCVII”.


4. Plaza Mayor: la plaza más importante del pueblo conserva sus soportales originales y cuenta en su centro con una fuente románica de cuatro caños, cuya construcción se realizó en 1892 para conmemorar el IV centenario del descubrimiento de América. 


5. Iglesia de San Miguel: justo en la Plaza Mayor encontramos este templo románico con un gran ábside cilíndrico. Sus cuadros y retablos desaparecieron. Así que hoy sólo se pueden ver las estatuas yacentes de los Secretarios y tesoreros de los Marqueses de Villena: el matrimonio Pedro Gutiérrez y María Álvarez de Vallejo



6. Iglesia de Santa María la Mayor: esta iglesia neoclásica se construyó con materiales procedentes de otras parroquias de Ayllón que dejaron de funcionar como tales. Tiene una gran base de cruz latina y un campanario de 40 metros de altura. Hoy es la única en la que se celebra culto, aunque Ayllón llegó a tener siete parroquias en la antigüedad.


7. Convento de las Monjas Concepcionistas: el antiguo convento franciscano del siglo XVI, con su iglesia románica, hoy es privado y en él se ha construido un bonito hotel rural.

www.elconventodeayllon.com

8. Ayuntamiento: se encuentra ubicado en un palacete del siglo XVI. Se cree que éste fue el primer palacio de los Marqueses de Villena en Ayllón y que, años más tarde, decidirían cederlo al Consejo de Ayllón.


9. Palacio del Obispo Vellosillo: palacete renacentista que alberga la biblioteca municipal y el Museo de Arte Contemporáneo.

10. Los Paredones: los restos del paso árabe por Ayllón se pueden ver en este tapial que está en lo alto del cerro donde se sabe que estaba asentado el castillo de la villa y en la torre de la muralla, conocida como La Martina, y hoy símbolo del municipio.

11. Casa de María Eugenia de Montijo: se cree que esta casa señorial perteneció a la mujer de José Bonaparte III.

12. Casa Cuartel: el edificio civil más antiguo de Ayllón, antes servía como presidio del pueblo.

La mejor fecha para visitar la villa es durante el último fin de semana de julio, justo cuando se celebra la fiesta Ayllón Medieval.

Mapa turístico de Ayllón

www.decasaruralenayllon.com

Bañarse en La Peña del Olivar en las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas




A unos 2 km de Siles, puedes disfrutar de un baño en uno de los rincones más refrescantes de la Sierra de Segura. La Peña del Olivar está ubicada en pleno Barranco de los Tejos, por el que discurre el Arroyo de Los Molinos, que da agua a esta piscina natural.

La zona no es muy grande, por lo que tienes que llegar temprano en temporada alta para poder encontrar aparcamiento.


El entorno de la Peña del Olivar está rodeado de un denso pinar que da sombra en toda el área recreativa. Sin embargo, la piscina cuenta con unas zonas claras por las que el sol pasa y hace que se caliente un poco más el agua de baño que en otras zonas de la sierra, como en el Puente de las Herrerías. Esto no quiere decir que el agua no esté fría, porque el arroyo sigue su curso aguas abajo, pero sí que se agradece tener un poquito de sol mientras te estás bañando.


Además, el suelo de la piscina es bastante llano, con un poco más de desnivel conforme te acercas al puente desde el que se suele tirar la gente al fondo.


Junto a la Peña del Olivar hay barbacoas, columpios, vestidores y mesas de picnic al lado del arroyo.

Cruzando la carretera, hay más mesas, una fuente de agua no tratada, aseos públicos y un merendero que no siempre está abierto. Durante esta temporada de 2019, está cerrado.

Al lado del merendero hay un jardín botánico con especies propias del parque natural, aunque nunca lo he encontrado abierto.




Si el merendero está cerrado, puedes andar unos cinco minutos hasta llegar al camping Río los Molinos. Allí tienes un bar-restaurante para tomarte algo.



Antes de irte, te aconsejo que vayas a la cercana zona de Las Acebeas (15 minutos en coche), donde podrás disfrutar del bosque de acebos más meridional de Europa.

Cómo llegar a la Peña del Olivar

 En el km 22 de la A-310 con dirección a Siles, a menos de un kilómetro de esta localidad sale otra carretera más pequeña justo a la derecha. Se trata de la JR-7012. El área recreativa está a 1’5 km de la A-310 y a 2 km de Siles.

●Desde Úbeda: toma la N-322 en dirección a Albacete. A unos 46 Km abandona esta nacional para dirigirte por la A-310 hacia Siles (24 Km). El área recreativa se encuentra a 2 Km de la localidad de Siles, en dirección a Las Acebeas.


12 lugares imprescindibles que ver en San Esteban de Gormaz



En este municipio soriano de unos 3000 habitantes han tenido lugar acontecimientos históricos importantes debido a su situación estratégica a orillas del Duero, frontera natural entre moros y cristianos. Dos castillos y una fortaleza amurallada dominaban aquel tiempo en el que la frontera estuvo aquí.

Aunque sus restos arqueológicos ya hablan de asentamientos prehistóricos: los celtíberos estuvieron viviendo en sus tierras convirtiéndolas en un castro importante y romanos, cristianos y árabes, disfrutaron de sus vidas en ellas. Fue Rodrigo Díaz de Vivar, El Cid, quien después de innumerables batallas, expulsó definitivamente a los musulmanes de la villa en el siglo XI.

Su nombre quedó inmortalizado en la Leyenda del Vado de Cascajar, una de las Cantigas de Alfonso X el Sabio.

Qué ver en San Esteban de Gormaz

1. Puente Medieval: este puente de piedra sobre el río Duero cuenta con 16 ojos y fue frontera entre Castilla y Al-Andalus. Justo delante, hay un pequeño puente de origen romano.


2. Puerta de Castilla o Arco de la Villa: da acceso al centro histórico de la villa. En él se conserva el escudo de Don Diego López Pacheco el Grande, conde de San Esteban durante el siglo XVI.


3. Calle Mayor: el primer ensanche de San Esteban de Gormaz por el este, atraviesa la Plaza Mayor hacia el oeste. En ella hay numerosas casonas nobiliarias.

4. Cubo de la Puerta de San Gregorio: de origen islámico (siglo IX), está en plena Calle Mayor y mide nueve metros de alto.


5. Iglesia de San Esteban: antigua iglesia del monasterio de San Francisco y en la que hoy se venera a la imagen del Cristo de la Buena Dicha.


6. Plaza Mayor: la plaza más importante del pueblo está porticada y alberga el Ayuntamiento (inaugurado en 1994 por la duquesa de Alba – condesa de San Esteban).

7. Iglesia de San Miguel: este templo se construyó en 1081, fecha que lo convierte en la primera iglesia románica porticada de la provincia de Soria. Su galería tiene varios arcos cuyos capiteles están decorados con motivos exóticos y personajes vestidos con kaftanes y turbantes.


8. Castillo Medieval: hoy sólo quedan las ruinas de un esplendoroso castillo del siglo X. Para llegar a él hay que seguir un camino que sale de la iglesia de San Miguel y que va directamente al recinto.


9. Bodegas: hay catalogadas más de trescientas bodegas ubicadas en el casco antiguo y en las laderas del castillo, formando una complicada red de galerías comunicadas entre sí.

10. Iglesia de la Virgen del Rivero: templo románico del siglo XII. Está ubicado en una colina desde la que se ve toda la ribera del Duero, de ahí su nombre. En su ábside destaca la imagen de la Virgen del Rivero, Patrona de la villa.


11. Parque Temático del Románico: abierto desde 2005, en el parque se pueden visitar varias maquetas de monumentos románicos de Castilla y León. 

12. Ecomuseo Molino de Los Ojos: alojado en un edificio de 1784, en un paraje natural rodeado de álamos, chopos, sauces, arces y castaños y junto al Duero.

Mapa turístico de San Esteban de Gormaz: