8 lugares imprescindibles que ver en Badajoz en un día



Habitada desde tiempos remotos, la fundación oficial de Badajoz se la debemos a Ibn Marwa, el Gallego, quien en el año 875 eligió este lugar sobre el Cerro de la Muela para instalarse y la nombró Batalyaus. Poco después se convertiría en el mayor reino independiente de nuestra península durante la época taifa y en un importante centro cultural, llegando a albergar una de las mayores bibliotecas del mundo árabe. Alfonso IX la reconquistó y le concedió los fueros.


Su posición estratégica ha hecho que siempre haya estado ligada a la función defensiva. Ha sufrido los conflictos entre musulmanes y cristianos y entre españoles y portugueses. Ha sobrevivido a la Guerra de Sucesión Española y a la Guerra de la Independencia. Todo ello ha hecho que buena parte del patrimonio que veas sea de naturaleza militar.


La separan de Portugal las aguas del Río Caya, que sirven de frontera natural entre los dos países. Por eso es común ver a portugueses yendo a comprar al Centro Comercial El Faro, a las afueras de la ciudad. Las ciudades portuguesas más próximas son Elvas y Campomayor, con las que existe un proyecto de cooperación transfronterizo llamado Eurociudad Badajoz-Elvas-Campomayor. El concepto de eurociudades se basa en compartir recursos y sinergias para la promoción conjunta, pero con vocación, a largo plazo, de convertirse en una sola ciudad con un solo gobierno.


Poco visitada por los turistas, aprovecha tu visita para disfrutar de sus tranquilas calles y disfrutar de la gastronomía extremeña. Irse de raciones es lo más típico de Badajoz, pero no te pierdas sus desayunos. Desayunar aquí es un arte. Churros, bocadillos, tostadas de caldillo, o incluso migas. Pásate por El Venero, por ejemplo, para descubrirlos.



Qué ver en Badajoz

1. Alcazaba de Badajoz: en la parte alta de la ciudad los musulmanes construyeron esta fortificación en el siglo IX, que se convertiría en castillo bajomedieval cristiano después de la Reconquista. Es la más grande de Europa construida en época musulmana. El recinto acoge el Museo Arqueológico Provincial en el Palacio de los Duques de la Roca, también declarado Monumento Histórico-Artístico en 1962. El antiguo Hospital Militar alberga ahora la Biblioteca de Extremadura y la Facultad de Ciencias de la Documentación y la Comunicación, perteneciente a la Universidad de Extremadura. La torre más importante de la alcazaba es la Torre de Espantaperros, precedente de la Torre del Oro sevillana.



2. Murallas: el recinto amurallado de Badajoz es el más largo de España, con una longitud de 6541 metros de muralla. Hoy se pueden recorrer por su adarve a excepción de un trozo comprendido entre la Torre de Espantaperros y la Torre del Juego de la Condesa o del Alpéndiz. Las vistas desde allí son estupendas.


3. Iglesia de San José: desde la muralla puedes ver debajo un gran templo reconstruido. Se trata de la antigua Iglesia de San José, que tiene su origen en una ermita de la Edad Media. San José fue el antiguo patrón de la ciudad, conmemorando el día de la conquista de Badajoz por el rey Alfonso IX de León, el 19 de marzo de 1230. El edificio quedó muy dañado durante la Guerra de la Independencia y se reconstruyó en 1915 albergando hoy el Convento de las Madres Adoratrices Esclavas del Santísimo, dedicadas a la enseñanza.


4. Plaza Alta: durante muchos siglos fue el centro de la ciudad cuando ésta rebasó los límites de la alcazaba musulmana. Durante la Edad Media fue lugar de celebración de festejos y el emplazamiento de un mercado.



5. Catedral: se encuentra en la Plaza de España y se construyó en el siglo XIII sobre los cimientos de una antigua mezquita. Por fuera se asemeja a una fortaleza, con un exterior muy sobrio y una torre coronada por pináculos y almenas. En su interior destaca un espléndido retablo barro, la sillería del siglo XVI, tres órganos barrocos y una colección de tapices flamencos. Justo detrás de ella se halla el Ayuntamiento.



6. La Giraldilla: en la Plaza de la Soledad verás una réplica a escala de la Giralda de Sevilla. Se realizó en 1935 en estilo regionalista andaluz coronada por el dios Mercurio, símbolo del comercio. Su función fue la de albergar los Almacenes La Giralda. Tras morir su dueño, sus hijos vendieron el edificio a Telefónica.


7. Puerta de las Palmas: es una puerta de acceso monumental de la muralla que rodeaba la ciudad. El arco exterior de medio punto está con un escudo de Carlos V. En la fachada interior hay una capilla dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles. Los torreones sirvieron de prisión real hasta finales del siglo XIX. Hoy es el símbolo de la ciudad y uno de sus monumentos más fotografiados.


8. Puente de Palmas: es el puente más antiguo de Badajoz. Fue construido en el siglo XVI para sortear las aguas del Guadiana. Hubo un tiempo en el que se le conoció como Puente Bobo, porque no se cobraba derecho de pontazgo por atravesarlo. Tiene 32 arcos y une el barrio de San Fernando y el de Santa Isabel a través de la avenida Carolina Coronado con el Casco Antiguo de la ciudad.







Visitando el Panteón de los Hombre Ilustres de Madrid



Como en otras ciudades europeas, Madrid también cuenta con un Panteón de los Hombres Ilustres en el que se exponen los monumentos funerarios de grandes personalidades de finales del siglo XIX y principios del XX. Es poco visitado, pero si estás por Atocha, merece la pena entrar.


El recinto se encuentra en el claustro de la Basílica de Nuestra Señora de Atocha, un edificio neobizantino de Fernando Arbós y Tremanti. La primera ubicación del mismo fue en la iglesia de San Francisco El Grande cuando, después de treinta años en los que una comisión se encargó de elegir los nombres de los personajes elegidos y de localizar sus restos, en 1869 se inauguró el panteón con una comitiva de cinco kilómetros, en la que desfilaron las carrozas fúnebres, bandas de música, el ejército, Guardia Civil, religiosos e intelectuales. Sin embargo, la idea no cuajó. Y a los pocos años, los restos volvieron cada uno a su tumba original.


A finales del siglo XIX, María Cristina se empeñó en volver a crear un panteón con el mismo fin. Así, en 1901 se inauguró en su lugar actual, antiguo cuartel de inválidos en el que ya había enterradas personalidades como Juan Prim o José de Palafox. Hoy el conjunto pertenece a Patrimonio Nacional y se puede visitar por dentro.

En su interior se pueden ver los monumentos funerarios de trece personajes ilustres de la historia política y militar de España.

1. Práxedes Mateo Sagasta: presidente del gobierno entre 1870 y 1902, miembro del Partido Liberal progresista. La escultura está realizada por Mariano Benlliure. En ella aparece una mujer con un libro que simboliza la Historia y un obrero a sus pies, como símbolo del Pueblo.


2. José Canalejas: presidente del gobierno, asesinado en la Puerta del Sol en 1912 por un atentado anarquista. La obra, de Mariano Beinllure, muestra a dos hombres y una mujer trasladando el cuerpo del político hacia su tumba.


3. Manuel Gutiérrez de la Concha: jefe del ejército del Norte durante las Guerras Carlistas. Sus creadores son Arturo Mélida y Elías Martín. En ella aparece Marte, dios de la guerra, y una lista con todos los nombres y fechas de las batallas en las que participó.


4. Cánovas del Castillo: político conservador y presidente del gobierno durante la época del turnismo, fue asesinado en 1897 por un anarquista. El sepulcro es obra de Agustín Querol y es el que más sobresale del conjunto. En él se encuentra la estatua de Cánovas rodeado de las seis virtudes.


5. Eduardo Dato: presidente del gobierno por el Partido Conservador, asesinado en 1921. Mariano Beinllure realizó la obra en la que se alza una cruz sobre la estatua de su cuerpo yacente.


6. Antonio de Ríos Rosas: presidente del Congreso y ministro de gobernación a finales del XIX, su mausoleo lo creó Pedro Estany. Tiene decoraciones en bronce y oro y se eleva sobre una base de mármol en las que un ángel le ofrece una rama de laurel y una mujer llora.


7. Mausoleo Conjunto: en el patio del claustro descansan los restos de varios personajes distinguidos. Originalmente estuvo en el cementerio de San Nicolás, hasta que lo cerraron y fue trasladado a su lugar actual. Se lo conoce como Monumento a la Libertad. En su interior se encuentran los sepulcros de personalidades como Argüelles o Mendizábal. También estuvieron temporalmente los restos de Prim, Palafox y Castaños, pero posteriormente fueron trasladados a sus localidades de origen.


Horario del Panteón de los Hombres Ilustres:

◾ De martes a sábado: de 10’00 a 14’00 y de 16’00 a 18’30.
◾ Domingos y festivos: de 10’00 a 15’00

◾ Precio: gratuito.

◾ Cuando hace mal tiempo, el patio del claustro no está abierto a los visitantes.

Visitando la Feria de la Palmerita de Morata de Tajuña



El dulce más querido de la comarca madrileña de Las Vegas ha hecho famosa a Morata de Tajuña, un pueblo de unos 8.000 habitantes, que recibe cientos de visitantes durante el fin de semana que celebra la Feria de la Palmerita.

Para ser un pueblo pequeño, hay que decir que cuenta con muchas pastelerías y obradores que participan:

💗 La Dulcería
💗 Paco-Pan
💗 Panadería Conejo
💗 Panadería Encarni
💗 Pastelería de La Torre
💗 Pastelería Real

En la última edición hubo tres grandes aparcamientos a las afueras del pueblo para recibir a tanto visitante. Desde allí, se llega rápidamente andando hasta la Plaza Mayor, donde están preparados todos los puestos de los obradores para vender sus palmeritas. También se aprovecha para vender otros productos, como Vino Licinia.


La estrella es la gran palmera gigante, que se empieza a repartir gratuitamente entre los asistentes más madrugadores. También hay otras actividades complementarias, como talleres y conciertos.


En un solo fin de semana se llegan a producir más de 115.000 unidades de palmeritas. Su elaboración se hace de manera artesanal de un día para otro y no se congelan. Están buenísimas y las hay de varios sabores distintos: fresa, chocolate negro, chocolate blanco, tradicionales…


En los puestos de la plaza se agolpa muchísima gente. En ellos sólo se pueden vender cajas del mismo sabor. Si quieres probar varios, no pierdas el tiempo y vete directamente a las pastelerías. En ellas sí que hay peso y te puedes llevar una caja de palmeritas variadas.


Mi consejo es que vayas pronto porque, una vez empezada la feria, las colas son enormes, tanto en la puerta de las pastelerías, como en los puestos de la plaza.



Cuando te hinches a palmeras, puedes hacer la ruta andando de la Vía Verde que une Morata con Perales de Tajuña. Es muy bonita y así no te sentirás tan culpable.



Senderismo: Vía Verde entre Morata de Tajuña y Perales de Tajuña



La Vía Verde del Tajuña está compuesta por 49 km que recorren la vega del río Tajuña a lo largo de seis tramos. La ruta comienza en Arganda del Rey y sigue el trazado del antiguo ferrocarril del Tajuña, un tren remolachero, hasta terminar en Ambite. Aunque también existe la posibilidad de desviarse y acabar en Estremera. Durante el recorrido el camino atraviesa pueblos tradicionales como Tielmes, Morata de Tajuña y Carabaña. También está conectada con el Camino de Santiago y con el Camino de Uclés.


El Tramo II de la ruta se llama Secretos de la Vía Verde del Tajuña y une las localidades de Morata de Tajuña y Perales de Tajuña. El camino comienza en el camino del cementerio, en la Avenida Príncipes de España. Si continuas por esta calle, pronto verás el cartel con el inicio de ruta. Siguiendo el trazado rojo, llegarás a Perales de Tajuña.


La vía está llena de recuerdos del pasado minero e industrial de la zona, de las canteras y de la batalla del Jarama durante la Guerra Civil, en 1937. En este tramo se puede ver un nido de ametralladora de la Segunda Línea de Defensa del Jarama, construido por el bando republicano, y una cueva en la que se guarecían las tropas.



Durante tu paseo puedes ver los cultivos agrícolas de la zona, como olivares o cereales, y matorrales entre los que predominan tomillo, romero y esparto. De la 1600 hectáreas de olivar que rodean morata de Tajuña se extrae cada año el 25% de la producción de la Comunidad de Madrid.


La fauna que te puedes encontrar por el camino está compuesta por aves (pardillos, perdices, mochuelos, gorriones, abubillas, codornices…), mamíferos (erizos, liebres, comadrejas, conejos, jabalíes, zorros, jinetas…) y reptiles (culebras, salamanquesas y lagartijas ibéricas).



Tomando un pequeño desvío, te puedes parar en el Complejo Isla Taray. Actualmente es una residencia de ancianos regentada por Mensajeros de la Paz, pero su origen se remonta a un antiguo molino de rodezno que fue adquirido por el Marqués de Leganés y Conde de Altamira allá por el siglo XVII.

En el siglo XVIII se transformó en un batán, en el que se transformaban los tejidos abiertos en otros más tupidos con ayuda de la fuerza de la corriente del agua. Este hecho favoreció que se estableciera en el pueblo la Real Fábrica de Tejidos e Hilados y que estuvo en funcionamiento hasta la invasión francesa de 1808.

Poco después se convirtió en fábrica de papel continuo para periódicos y en el siglo XX en ella se llegó a elaborar regenerados de algodón y luz eléctrica, pasando a albergar la sede del Estado Mayor Republicano durante la Guerra Civil y un taller de cerámica.

Finalmente, el Padre Ángel inauguró una residencia de ancianos que sigue hoy en funcionamiento.


En medio del complejo puedes ver un enorme platanero de 180 años y que está inventariado en el Catálogo de Árboles singulares de la comunidad de Madrid.  

La Isla Taray se encuentra más o menos a mitad de la Vía Verde. Siguiendo de nuevo el camino rojo llegarás a Perales de Tajuña. Allí puedes tapear en sus bares o comer en sus restaurantes. Si estás visitando la zona durante fechas señaladas, como la Feria de la Palmerita, no olvides comprar algunos de estos manjares y reservar con tiempo en los restaurantes, porque se llenan incluso para tapear.

Perales de Tajuña

Pastelerías de Morata de Tajuña

Mi recomendación es desayunarte unas palmeritas, hacer la ruta y comer algo en el Lagar de Nemesio. Un lugar muy bien decorado y con unas raciones, tostas y bocadillos que merecen la pena. Después, para bajarlo, vuelta andando por la vega, porque la ruta es lineal.



🏃 Distancia: 6’8 km. En los folletos que cogí en el puesto de Turismo de Morata de Tajuña aparece como distancia 3,16 km. Yo no sé cómo, pero yendo lineal por la senda roja y sin ni siquiera desviarme por Isla Taray, yo siempre he hecho alrededor de 7 km (ida) y he tardado hora y media en llegar a Perales.

🏃 Toda la vía es fácil de seguir, está asfaltada, pintada de rojo y señalizada. 

🏃 No pueden pasar vehículos a motor por muchos tramos.

🏃 No hay fuentes.

🏃 Es una ruta sencilla, con poquísimo desnivel.

Opinión del Hard Rock Cafe de Madrid



La cadena americana Hard Rock Café inauguró su primer restaurante en 1971 en junto al Hyde Park Corner, en Londres, utilizando este nombre en honor al disco de The Doors Morrison Hotel. Desde entonces, la marca se ha expandido y hoy cuenta con 184 restaurantes repartidos por 73 países, 28 hoteles, 11 casinos, e incluso un parque temático, El Hard Rock Park. Además, la marca posee la colección privada de rock más grande del mundo, con más de 80.000 objetos personales de artistas que muestra en sus locales.

En España ya tiene nueve locales en: Valencia, Marbella, Mallorca, Ibiza, Barcelona, Madrid, Sevilla, Málaga y Tenerife, con lo que este país queda con más Hard Rock Cafe del mundo después de Estados Unidos.

El de Madrid está ubicado en el Paseo de la Castellana, muy cerca de la Plaza de Colón. A su inauguración, en 1994, asistió Chuck Berry. El local es enorme. En el exterior hay una zona reservada para la terraza, con puestos de comida. Dentro hay una zona dedicada al bar, otra para una pequeña tienda de souvenirs de la marca y varios salones.



La comida está buena y se sirve de manera muy original, algunos platos se presentan en vajilla con forma de guitarra, por ejemplo. Déjate espacio para los postres. Te va a hacer falta, porque son enormes. Todos los productos son de elaboración casera, para lo que cuentan con muchísimo personal trabajando allí.

Mientras disfrutas de platos típicos americanos, cuyas raciones son bastante grandes, puedes curiosear los objetos famosos que se muestran en sus vitrinas. Entre ellos, destaca la Harley Davidson de Bono (U2), unos zapatos de Michael Jackson, trajes de Madonna, Elton John, John Lennon y Mick Jagger, y una guitarra de Roy Orbison.


Si tienes pensado ir a comer allí, ve muy temprano. Hay muchísima cola durante los fines de semana y te sienta por estricto orden de llegada. También puedes buscar cualquier tipo de oferta, tipo Groupon o Fever, salen bastante bien de precio, los platos son igual de grandes y te hacen descuento en la tienda.

Horario:

🍔 De domingo a viernes: de 12’30 a 2’00

🍔 Sábados: de 12’30 a 2’30.

   HARD ROCK CAFÉ MADRID   
Paseo de la Castellana, 2
Teléfono: 914 364 340