Visitando la Real Basílica San Francisco el Grande – Siguiendo los pasos de Goya


Originalmente llamado Real Basílica de Nuestra Señora de los Ángeles, este templo es hoy conocido por San Francisco el Grande cuando los madrileños le cambiaron el nombre para no confundirlo con otro que se llamaba igual, pero que estaba en la Carrera de San Jerónimo. Como su fundador fue San Francisco y su obra era grande, pues así quedó su nombre.

Al parecer, San Francisco de Asís fundó un convento en ese mismo lugar en 1217. El templo fue ganando importancia e incluso obtuvo la custodia de los Santos Lugares conquistados durante las Cruzadas.

Fue tal su importancia, que en 1760 lo derribaron para construir otro más grande. Antonio Pló construyó la impresionante cúpula y Sabatini se encargó de la fachada principal y de sus dos torres.


Desamortizado por Mendizábal en 1836, pasó por ser hospital, Panteón Nacional y cuartel de infantería, hasta que Cánovas del Castillo lo reformó en 1879 llenando su interior con verdaderas obras de arte. Aún hoy se conservan en El Prado los bocetos que se usaron.


En 1926, Alfonso XIII se lo devolvió a los Franciscanos. Desde entonces ha sufrido muchas rehabilitaciones. Estuvo en obras durante más de treinta años y se consiguió abrir al público en 2001.




De todas maneras, hay muchos frescos que se ven bastante desmejorados. Haría falta restaurarlos.

La Cúpula: Con 33m de diámetro, es la cúpula circular más grande de todo Madrid y la tercera del mundo (la del Panteón de Agripa es la primera, la segunda es la de San Pedro del Vaticano).



La Capilla Mayor: En ella hay cinco pinturas sobre diversos episodios de la vida de San Francisco de Asís realizados por Manuel Domínguez y Alejandro Ferrant. También cuenta con cuatro estatuas de los Evangelistas y una sillería renacentista procedente del Monasterio de Santa María del Parral, en Segovia.



Las capillas menores: Cuenta con seis. Cada una tiene su cúpula y su linterna.
  • Capilla de San Antonio: En ella aparece la Inmaculada Concepción de Mariano Salvador Maella, 1784.
  • Capilla de Nuestra Señora de la Merced: Dedicada a la esposa de Alfonso XII. Sus pinturas son obra de Carlos Luis de Ribera.
  • Capilla del Santísimo o de la Pasión: De estilo bizantino, contiene pinturas de Hernández Amores, Moreno Carbonero y Muñoz Dregaín.
  • Capilla de Nuestra Seora del Olvido: Llamada La capilla de Carlos III en recuerdo a la Orden que creó en honor de la Inmaculada. En ella hay un cuadro de Casto Plasencia que representa al monarca recibiendo el collar de su orden.
  • Capilla de las Órdenes Militares o de Santiago: Esta capilla contiene el cuadro de la Aparición del Apóstol Santiago en la batalla de Clavijo en el 844, realizado por Casado del Alisal.
  • Capilla de San Bernardino: La predicación de San Bernardino de Siena ante Alfonso V de Aragón, de Goya, 1784. Famoso porque aparece pintada la figura de Goya en el cuadro. Éste aparece autorretratado a la derecha, en una imagen que repite el autorretrato del Museo de Agen, en Francia.



Horario de la Real Basílica de San Francisco el Grande
  • De martes a viernes: de 0’30 a 12’30 y de 16’00 a 18’00.
  • Sábados: de 10’30 a 12’30 y de 16’00 a 18’00.
  • Julio y agosto: de martes a domingo, de 10’30 a 12’30 y de 17’00 a 19’00
Cómo llegar a la Real Basílica de San Francisco el Grande
  • Metro: La Latina (Línea 5), Puerta de Toledo (Línea 5)
  • Autobuses: 3, 17, 18, 23, 31, 35, 36, 41, 50, 60, 65, 148, 749, C1, C2
Precio de la entrada a la Real Basílica de San Francisco el Grande
  • Individual: 3€
  • Grupos, mayores de 65 años, estudiantes y parados: 2€


Yo fui en Semana Santa, no en horario de misa, y no me cobraron nada. Eso sí, el museo no lo pude ver. En él hay obras del barroco español: Ribalta, Zurbarán, Carducho, Alonso Cano…





Compártelo

Entradas relacionadas