Visitando Cuéllar

Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1994, esta villa tiene multitud de monumentos mudéjares. Conserva el trazado medieval de la típica villa castellana.


Por problemas de horarios durante mi visita sólo pude subir a las murallas, entrar en el castillo y en el Centro de Interpretación Mudéjar y darme una vuelta por el pueblo.

EL CASTILLO DE LOS DUQUES DE ALBUQUERQUE

¿Os imagináis estudiar en un castillo? Pues aquí es posible, ya que el Castillo de los Duques de Albuquerque es hoy el instituto del pueblo. Los actuales duques lo cedieron al gobierno en usufructo por 99 años a cambio de que lo restauraran. En caso de romper el acuerdo, los duques tendrían que indemnizar y pagar todo lo que hubiera costado su restauración.


De estilo gótico, renacentista y mudéjar, el castillo data del siglo XI, cuando aún era un edificio militar, hasta que el siglo XVI se convirtió en palacio. Sus propietarios más famosos fueron don Álvaro de Luna (valido de Juan II de Castilla)  y Beltrán de la Cueva (valido de Enrique IV y supuesto padre de Juana la Beltraneja). Pasando por edificio militar, palacio, cárcel y sanatorio de tuberculosos; hoy se puede visitar la parte que no se utiliza como instituto.


Aunque en la web del Ayuntamiento pone otra cosa, en la oficina de turismo, que se encuentra en el mismo castillo, nos dijeron que sólo podíamos ver el castillo si nos incluía en la visita teatralizada que incluía también la entrada a las murallas y al Centro de Interpretación Mudéjar.

Con la guía se pueden ver el falso pozo, la antepuerta, el torreón, las cámaras de la duquesa, el patio de armas, las cocinas y varias cámaras. El palacio es bonito, pero la visita se me hizo muy pesada a pesar de que los actores eran bastante buenos. El teatro se combinaba con pequeñísimas explicaciones sobre el castillo y se echaba en falta más información al margen de los actores. Fue demasiado larga.



CENTRO DE INTERPRETACIÓN MUDÉJAR - IGLESIA DE SAN MARTÍN 

Tras salir del castillo nos dirigimos a esta vieja iglesia y… esto sí que fue una pérdida de tiempo.

Construida en el siglo XII, esta iglesia fue la que usaron Pedro I de Castilla y Juana de Castro para casarse. Tiene tres naves y una torre independiente que no se visita. Fue desamortizada en el s.XIX y estuvo en ruinas hasta que el Ayuntamiento la restauró en los ochenta.


Dentro, nos llevan de audiovisual en audiovisual. Todo a oscuras, mientras vamos viendo video tras video proyectado en las paredes. Poca cosa que ver, poco tiempo con la luz encendida para poder disfrutar bien del monumento y muy largo todo. Y lo que menos se entiende de todo es un vídeo que nos ponen al final en el ábside para mostrarnos virguerías informáticas con piezas que se van cayendo y reconstruyendo.



Parece que hoy en día si un monumento no tiene audiovisuales, no es un monumento. Para mí fue una gran pérdida de tiempo que añadimos a todo lo que había durado la visita al castillo. Por eso no pude disfrutar bien del resto del pueblo.

MURALLAS DE CUÉLLAR

Tras salir de la iglesia, nos abren las escaleras de la muralla para que la recorramos a nuestro aire, ya sin guía.


Esta muralla rodea todo el casco antiguo de la villa. De origen románico, se construyeron en el siglo XI y se reforzaron en el XV. Hoy se conservan 1.400m de los 2.000 que tenía.


Después de las casi 3 horas que eché en la explanada donde está el castillo, la iglesia y la muralla, paseé un poco por el pueblo y me encontré con algunos monumentos interesantes:

Puertas de San Basilio y de San Andrés.


Cruz de San Basilio: cruz gótica del siglo XVII, de la que hoy sólo se conservan originales el basamento y la plataforma porque un camión la arroyó.


Ayuntamiento: situado en la Plaza Mayor, el edificio se construyó en el s.XVI.


Plaza Mayor

Iglesia de San Esteban: iglesia mudéjar del siglo XII. Su ábside es precioso.


Iglesia de San Pedro: de 1095, fue desamortizada en el s.XIX y hoy es una cafetería. Mala suerte, porque cuando fui estaba cerrada.


Torre de santa Marina: del siglo XIII, mudéjar, está incluida en la Lista Roja de Patrimonio en peligro. A sus pies se encuentra esta fuente gótica, que originalmente tenía dos pilas bautismales románicas.


LO MEJOR:

Las Delicias de Cuellar. El mejor dulce artesano de Castilla y León del año 2012. Están hechas con dos tapas de pasta de piñones rellenas con crema de achicoria. Representan un ladrillo mudéjar. No es que cuenten con mucha tradición, pues son del 2009 cuando el Ayuntamiento convocó un concurso para seleccionar el dulce que representara al pueblo. La pastelería Delicias ganó el concurso y desde entonces se hicieron famosas. Están buenísimas. La caja pequeña salió por unos 7€, carillo para las que traen, 15 o así.



La calle Chorretones, que me hizo gracia el nombre.



PRECIO DE LA VISITA:

A pesar de todos los precios que aparecen en la web de turismo de Cuéllar a nosotros sólo nos ofrecieron esta posibilidad si queríamos ver el castillo por dentro, no sé si porque era puente…


Visita teatralizada al castillo + Centro de Interpretación Mudéjar (Iglesia de San Martín) + Murallas = 7’70€

FOTOS: Se permiten en el castillo mientras no esté la teatralización. También se pueden hacer en la Iglesia de San Martín mientras no haya audiovisuales. 


Compártelo

Entradas relacionadas