Visitando la Cueva de los Enebralejos – Prádena (Segovia)


A 110 km de Madrid, en la provincia de Segovia, tenemos esta bonita cueva de 3670m de los que se pueden visitar tan sólo 500. Se llama así porque antiguamente a esta zona se le llama “Los Enebralejos” por la gran cantidad de árboles de este tipo que había en los alrededores.

La cueva fue descubierta en 1932 cuando estaban haciendo un pozo en la finca El Cebadero. Tras las exploraciones arqueológicas descubrieron que nunca había sido habitada, sino que se había utilizado como necrópolis por los habitantes del Calcolítico. Hasta 1995 no se abrió al público.


En la entrada hay una zona recreativa con columpios y un amplio parking gratuito. Para pasar a la cueva entramos a un edificio donde hay un audiovisual sobre cómo vivían aquí en la prehistoria, que hasta hacían queso, una tienda pequeñita y una breve exposición con algunos paneles y objetos encontrados en los alrededores de la cueva.



LA VISITA

La visita comienza bajando unas escaleras y atravesando un pasillo muy estrecho lleno de formaciones preciosas hasta llegar a la zona de los enterramientos. Los antiguos pobladores (1800 a.C.) entraban por una cavidad muy reducida y dejaban a la entrada los cadáveres para que se fueran pudriendo allí, más tarde, cuando ya sólo quedaban los huesos, los enterraban en unas vasijas con sus respectivos ajuares. Algunos de estos restos los podemos encontrar en el Museo Nacional de Antropología y en el Ayuntamiento de Prádena, que tiene en mente realizar un museo anexo a la cueva.

De la zona de los enterramientos pasamos a la del Santuario. Una amplia sala llena de agujeros en el suelo, donde enterraban los osarios. Aún hoy hay restos enterrados, como uno muy bien conservado debajo de la pasarela donde continúa la visita. Como actualmente no se están llevando a cabo ningún trabajo arqueológico allí, cuando se descubrió se tapó. Esta es la zona más bonita de la cueva, llena de estalactitas, estalagmitas y miles de agujas que cuelgan del techo. También corre por allí un riachuelo cuando ha habido lluvias, aunque el agua de la lluvia tarda en llegar al techo de la cueva 4 meses.

Colegiocaude.com

Continuando por la galería nos encontramos con dos columnas, llamadas las palmeras - muy finas y curiosas – y un espejo donde poder observar algunas pinturas rupestres: se distinguen perfectamente un animal y un cazador con un arco.

Tras pasar estas llegamos a otra sala llena de más pinturas. No se sabe qué indican, pero el techo y las paredes están plagados. Hay hasta restos de las zarpas de un oso que también pobló la cueva.

Para acabar, llegamos a la pared de colores, donde la guía enciende un gran foco durante muy poco tiempo para no dañar la pared, y podemos ver multitud de colores fruto de la gran concentración de minerales. 

En la zona recreativa también hay una reproducción de un poblado de la época. Esta visita hay que reservarla aparte y está indicada sobre todo para escolares.



CÓMO LLEGAR A LA CUEVA DE LOS ENEBRALEJOS

Travesía de la Cueva s/n
Prádena (Segovia)
Acceso: desde la N-110 por un camino que parte del desvío de la carretera del pueblo. Está muy bien señalizado.
Teléfono : 921 507 113
www.cuevadelosenebralejos.es
cuevadelosenebralejos@gmail.com    
       

HORARIO:
  • De octubre a marzo:

De martes a viernes hay una única visita a las 13:00 y otra a las 17:00
Sábados, domingos y festivos: la cueva abre de 11:00 a 14:00 y de 15:30 a 19:30. Se van formando grupos conforme va llegando la gente.
  • De abril a septiembre:

De martes a viernes: de 11:00 a 14:00 y de 16:30 a 20:00
Sábados, domingos y festivos: la cueva abre de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 21:00. Se van formando grupos conforme va llegando la gente.

IMPORTANTE: la taquilla se cierra una hora antes del cierre de la cueva. Y esto se cumple a rajatabla.

PRECIO:
  • Adultos: 6’20€
  • De 4 a 10 años y jubilados: 5€

Para visitar el poblado, previa reserva:
  • Adultos: 5€
  • De 4 a 10 años y jubilados: 4€

FOTOS: no dejan en el interior de la cueva.
  • Duración de la visita: 45’
  • Duración de la visita al poblado: 45’



Compártelo

Entradas relacionadas