Viajar a Corea: Enchufes


En Corea del Sur el voltaje es de 220 V y la frecuencia es de 60 Hz. Los enchufes que utilicemos necesitan tener una clavija tipo C / F.


El tipo de voltaje es igual que el que hay en España (entre 220V y 240V), por lo que nuestros aparatos funcionarán bien.


Si en vuestro país el voltaje se encuentra entre 220V – 240V (como en España, Reino Unido, Australia y la mayoría de los países de Asia y África) no necesitaréis adaptador porque los fabricantes suelen tener en cuenta estas mínimas diferencias.

Por el contrario, si en vuestro país el voltaje está entre 110V y 127V (como en USA, Canadá y la mayoría de América del Sur), sí que necesitaréis un conversor o un transformador de tensión.

Para asegurarnos, basta con mirar la etiqueta del aparato que queráis conectar. Si en el input pone100-240V, 50/60Hz, se puede utilizar sin problemas. 

Vacunas necesarias para viajar a Corea del Sur

No es obligatoria ninguna vacuna para viajar por Corea. De todas maneras, como siempre digo, en el momento en que tengas pensado visitar cualquier país, pide cita en el Centro de Vacunación Internacional para que sus profesionales te asesoren. Ellos miran tu itinerario, te pedirán información sobre el tipo de viaje que vas a realizar, si es organizado o es por libre, y las actividades que tienes pensado hacer. Con toda esta información, estudian tu caso y te dicen si necesitas vacunaros de algo o no.

Consejo: pide cita con muchísima antelación. Se hace por internet, pero siempre está todo ocupado cuando se acercan las vacaciones de verano.

En mi caso, como mi viaje era por libre e iba a realizar actividades de senderismo y a estar en plena naturaleza (principalmente en Yangdong y en la isla de Jeju) me aconsejaron ponerme cuatro vacunas: 


A) Vacuna contra la Fiebre tifoidea (Vivotif) 

Ofrece un 70% de protección, y dura dos o tres años. Se compone de bacterias vivas atenuadas e inactivadas. Se toma por vía oral. Son 3 cápsulas que se toman en días alternos 1 hora antes o 2 horas después de comer. Sólo se puede dar a niños mayores de 3 años. Dado que la protección comienza a partir de los 10 días de tomar la última cápsula, lo mejor es administrarla al menos tres semanas antes de la fecha del viaje. Si se mantiene la situación de riesgo, hay que revacunarse cada tres años. Esta vacuna debe conservarse en nevera (2º-8º), vale 10€ y está financiada por la seguridad social.

¿Qué me pasó con esta vacuna? Durante la semana que estuve tomándola tuve fuertes dolores de barriga, flojera y sueño.


B) Hepatitis A: el famoso Havrix. Se trata de dos dosis separadas por un intervalo de entre 6 y 12 meses. Esta vacuna se compra en la farmacia . El virus se transmite por comida manipulada con las manos sucias o los mariscos y el agua infectada. La vacuna es inyectable, muy eficaz y da pocos efectos secundarios. Se recomienda una segunda dosis de refuerzo, para que la inmunidad sea duradera, a partir de los 6 meses de la primera. Está subvencionada, hay que pedir autorización. 

¿Qué me pasó con esta vacuna? A mí me salió un buen moratón, me picaba a rabiar y me dolió durante una semana.


C) Tétanos: el recuerdo del tétanos. También se compra en la farmacia, pero no había reservas en la Comunidad de Madrid cuando la necesité, así que no me la pude poner.



D) Encefalitis Japonesa (Ixiaro): Es una encefalitis de origen vírico transmitida a través de las picaduras de mosquitos (presentes sobre todo en zonas rurales, granjas o zonas próximas a arrozales). La vacuna se compone de dos dosis. La segunda dosis se pone al mes siguiente de haberse puesto la primera. 

Esta vacuna sólo se puede adquirir en farmacias, no está subvencionada y sólo se administra con prescripción médica. ¿Problema? Su precio: tan sólo la primera dosis cuesta más de 80€. Yo no me la puse.

De todos modos, la mejor solución es tener cuidado con la comida y la bebida, lavarse las manos antes de comer, llevar una higiene adecuada y utilizar todo lo que podamos para repeler a los mosquitos.

Ante todo, no vayas sin seguro de viaje. Contrata uno con amplia cobertura sanitaria. Yo, una vez más, contraté IATI, con su paquete para viajeros aventureros. Como no lo he tenido que usar nunca, no puedo decir si es bueno o malo ante una situación de emergencia. Y cruzo los dedos para que siga siendo así.

Botiquín para viajar a Corea del Sur


Algunas partes de Corea no están muy desarrolladas todavía, aunque están trabajando en ello ;)  Las principales dolencias que tienen los viajeros suelen estar relacionadas con los problemas gastrointestinales provocados por la comida y la bebida; y la falta de higiene. Tu botiquín debe, al menos, contener estos elementos:

            ▪  Paracetamol
              Ibuprofeno
              Aspirinas
              Algún antibiótico, como amoxicilina
              Alcohol
              Betadine
              Crema del tigre
              Réflex o similar para dolores musculares
              Crema solar
              Gasas
              Tiritas
              Esparadrapo
              Tijeras
              Agujas
              Pinzas
              Jeringuillas desechables (es mejor llevar las nuestras, por si acaso)
              Suero hiposódico (para evitar la deshidratación, por la diarrea)
              Fortasec (antidiarreico)
              Almax
       ▪ Pearls IC: cápsulas probióticas (recomponen la flora intestinal tras vómitos o diarreas)


Antimosquitos para viajar a Corea del Sur

No podemos olvidar que en algunas zonas de Corea hay enfermedades tan malignas como la encefalitis japonesa, por eso es muy importante tener mucho cuidado con los mosquitos, sobre todo en zonas rurales como Yangdong, donde haya agua estancada o cerca de los arrozales.

Yo utilicé GOIBI EXTREME y me fue muy bien. Aunque debe ir siempre muy bien tapado para que no os rompa ninguna tela (es muy tóxico). O comprar toallitas.

Tienes que tomártelo en serio y echártelo cada 8 horas, lavándote bien las manos después. Cuando llegues al hotel por la noche dúchate bien antes aplicarlo otra vez, porque si no, pica.
Resultado de imagen de GOIBI XTREME

Lavate muy bien las manos

Es muy importante lavarse las manos siempre antes de comer. A veces se olvida y tenemos que tener cuidado, pues esta es una de las principales causas de enfermedades que sufren los viajeros: como la hepatitis A.

Lleva siempre contigo toallitas o gel desinfectante por si no tienes agua y gel a mano para lavarte. 

Otra entrada que te puede interesar:



Itinerario de viaje: Corea y Japón por libre – 25 días


Este recorrido me llevó desde el noroeste de Corea, en la frontera con la Corea del Norte de Kim Jong Un, hasta la costa noreste del país. Desde Busan, gran centro financiero de Corea, cogí un avión con el que llegué a la isla de Jeju, una maravilla coreana que nadie se debería perder en su visita por esta nación. Para recorrerla, alquilé un coche durante tres días, subí al pico más alto del país (la montaña sagrada de Hallasan) y me fui en ferry a la remota isla de Udo.

Desde Jeju, un avión me llevó hasta Fukuoka, desde donde inicié mi viaje por el centro y el norte de la isla japonesa de Kyushu. Para después, volar de nuevo a Seúl para completar el círculo y llegar otra vez a España.

Recorrido por Corea del Sur





Recorrido por Japón – Kyushu



● Fukuoka

● Dazaifu
● Kurokawa Onsen
● Volcán Aso
● Garganta de Takachiho
● Beppu
● Nagasaki


Ruta de senderismo: Cómo llegar al Colmenar tradicional de La Hiruela



En plena Sierra del Rincón, declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco, La Hiruela aparece como un pueblo tradicional, rodeado de calma y naturaleza, y que conserva un importante patrimonio natural y arquitectónico. Se encuentra dentro de la ruta de los Pueblos Negros de Madrid y, aunque es uno de los más deshabitados de la provincia, también es uno de los más visitados por los turistas.


Este pueblo serrano, mantiene su esencia con lugares históricos tan reseñables como su Molino Harinero del siglo XVIII (que es el único de la Comunidad de Madrid que aún muele de manera tradicional), su museo etnográfico, su Iglesia de San Miguel o su Colmenar Tradicional.

Dos calles principales atraviesan paralelamente La Hiruela. Por ellas se llega a la Plaza Mayor, de la que parte un entramado de pequeñas callejuelas que se han mantenido intactas a través de los siglos. Los edificios llaman la atención de los visitantes por su arquitectura negra, usando pizarra, madera de roble y adobe para su construcción.


¿Cómo llegar al Colmenar Tradicional de La Hiruela?

La circulación con vehículos en La Hiruela está prohibida, por ello deberéis dejar el coche en el aparcamiento que hay a la entrada del pueblo.


Nada más entra, os encontraréis con un peral de 15 metros de altura y más de 200 años, que está catalogado como Árbol Singular de la Comunidad de Madrid.



Desde ahí, tenéis que atravesar La Hiruela hasta llegar a la plaza de la iglesia. Sin abandonar esta misma calle, la seguís todo recto hasta que se acabe el pueblo.

Dejadas las casas atrás, veréis un cartel que marca el inicio de la ruta.


Basta con seguir el sendero y las señales que van apareciendo, caminando a través de pasarelas, rocas y tierra, para llegar al Colmenar. El entorno es maravilloso.



El Colmenar está situado en el paraje de Prado Viejo. Tiene más de 300 años de antigüedad y estuvo en funcionamiento hasta 1980. Su ubicación estaba en un terreno privado, que era compartido por cinco familias de apicultores. Dichas familias marcaban en los troncos las colmenas que eran suyas. Aún hoy se pueden ver algunas de estas marcas.


Finalmente, el Colmenar fue cedido al Ayuntamiento de la Hiruela, quien lo puso en valor y lo restauró en 2006.

➨ Cuánto se tarda en llegar al Colmenar: unos 15 minutos, paseando tranquilamente. Hay menos de un kilómetro de senda.

➨ Otras sendas por La Hiruela: enlace

➨ Cómo llegar en transporte público:  para llegar a La Hiruela es necesario coger el autobús desde Madrid hasta Buitrago de Lozoya y, desde ahí, enlazar con La Hiruela. La línea es la 911, que recorre todos los pueblos de la Sierra del Rincón.