4 lugares imprescindibles que ver en Samos



En la zona central de la provincia de Lugo, a escasos kilómetros de Sarria, es paso obligado para los peregrinos que van a Santiago y eligen este itinerario, en vez del que pasa por San Xil.

Su nombre proviene de Sámanos, que en gótico o suevo se refiere a un lugar habitado por religiosos. Sus inicios se encuentran en la época visigoda, en tiempos de San Martín de Dumio (s. VI).

En el 714, los musulmanes llegaron a Lugo y el monasterio se abandonó hasta unos cuantos años después, cuando el abad Argerico y su hermana Sarra, con unos cuantos monjes se instalaron en la zona para practicar la vida monástica.

Durante la Reconquista, la vida en Sámanos siguió la tradición visigótica, con las reglas autóctonas de San Isidoro y San Fructuoso. Sin embargo, la vida monástica vivió unos siglos de ingobernabilidad en los que no se cumplieron los preceptos religiosos, por lo que los Reyes Católicos intervinieron realizando un saneamiento económico y dándole formación monacal a los nuevos monjes que lo poblaron.

En el s. XVI el monasterio alcanzó su máxima importancia. En él vivieron personajes como el rey Alfonso II, el Casto, bajo cuyo reinado se encontraron los restos del apóstol Santiago; Doña Urraca o el padre Feijoo.

Hoy es uno de los monumentos más visitados de esta zona de Lugo y uno de los centros religiosos más importantes de Galicia.

Qué ver en Samos

1. El Monasterio de Samos: está dedicado a San Julián y a Santa Basilisa, mártires de Antioquía. Hoy se puede visitar su iglesia abacial, barroca, su claustro grande (que es el más grande de España) y su claustro pequeño (con una gran fuente barroca de las Nereidas).

En la entrada os recibirá el Padre Portero, que también regenta la tienda del Monasterio, en la que venden productos elaborados por los monjes, libros, medallas, cedenciales…

Las visitas son guiadas y duran 45 minutos.


⭐ Horario de las visitas al Monasterio de Samos:
- De lunes a sábado: 9.30, 10.30, 11.30. 12.30, 16.30, 17.30, 18.30 
- Domingos: 12.45, 16.30, 17.30, 18.30
- Todos los días a las 19.30 se celebra la Eucaristía en la iglesia abacial. Los domingos y fiestas de guardar también a las 12.

⭐ Precio de la entrada al Monasterio de Samos: 5€

En la parte de atrás hay un albergue en el que colaboran unos simpáticos voluntarios del Camino. Saludan al peregrino y le dejan utilizar sus baños, refrescarse y beber agua fresquita. Ellos os indicarán muy amablemente, dónde se encuentra el otro monumento famoso de Samos.

2. La capilla de San Salvador: justo en frente del monasterio por su entrada trasera (donde está el albergue), salen unas escalerillas que os llevarán a esta pequeña capilla mozárabe, de finales del siglo IX.


3. El ciprés milenario: al lado de la capilla del Salvador se encuentra este increíble ciprés de 25 metros de alto y que está considerado como uno de los 50 árboles más notables de España. En este paraje se cuenta que el abad Virila se quedó pasmado 300 años, cuando se cuestionaba la eternidad, escuchando el cantar de un pájaro. 


4. El paseo fluvial a Pontenova: a la salida de Samos nos encontramos con un bonito paseo que discurre justo al lado del río Oribio y que va en dirección a Pontenova. En su ribera podemos ver un monumento al peregrino, que saluda al visitante.



¿Por qué cada vez hace más gente la etapa Triacastela – Sarria por Samos?

✿ Samos tiene unos 1300 habitantes y cuenta con numerosos bares, restaurantes y servicios para el peregrino.



✿ Por razones paisajísticas, esta variante del Camino ofrece unas vistas majestuosas. Por Samos, añadimos 7'2 km más a la etapa, pero ésta va por la ribera del Oribio, atravesando impresionantes bosques de robles y castaños.

✿ Por razones culturales, mucha gente no quiere perder la oportunidad de visitar el Monasterio de Samos, donde vivió el primer peregrino. Durante el reinado de Alfonso II, el Casto, se descubrieron los restos del apóstol Santiago. En Oviedo le informaron de ello y no dudó en emprender el camino hasta Galicia para verlo con sus propios ojos. Así, inició lo que sería el Camino Primitivo.

Compártelo

Entradas relacionadas