Australia: Día 1 – Opinión sobre el Kimberley Gardens Hotel de St Kilda



Alojamiento: Kimberley Garden Hotel & Serviced Apartments

Llegué al aeropuerto muy tarde, por culpa del retraso del avión. Aduanas y control de pasaportes los hice muy rápido. Me hicieron algunas preguntas sobre los medicamentos que llevaba, les dijimos que sólo tenía un botiquín de viaje y listos.

Mi idea inicial era coger el transporte público para llegar a St Kilda y desde ahí ir andando al hotel. Pero, como era tan tarde, ya no había. Así que tuve que coger por la siguiente opción más barata: montarme en el Skybus hasta Southern Station y desde ahí coger un taxi. El Skybus me salió por 19$ y el taxi me cobró 15$. Si hubiera cogido un taxi desde el principio me hubiera salido mucho más caro.


St Kilda es una zona bastante pija, fuera ya del centro de Melbourne, y con una gran fama por sus pastelerías. A unos 20 minutos en coche y a hora y media andando. Por la mañana y a la hora de salir del trabajo hay muchísimo tráfico por todo el camino en dirección a Melbourne.

El hotel está situado en pleno barrio judío. En la zona hay muchos hoteles, tiendas escuelas, bibliotecas judías y muchos rabinos paseando. De hecho, su imagen es un candelabro de siete brazos. Tiene habitaciones dobles y apartamentos donde caben hasta 8 personas. Tiene wifi gratis en todas las habitaciones.



Mi habitación era standard. Limpia, sin muchas pretensiones. El pasillo y la moqueta sí que estaban algo dejados. El personal fue muy amable y, algo que ya no volví a ver en Australia, la recepción habría hasta muy tarde. Tiene un restaurante bastante caro en la planta baja y en el lobby hay una zona reservada a los desayunos. No lo contraté, pero, por lo que vi, no parecía merecer mucho la pena por 22$ por persona.

Todos los alojados tienen acceso gratuito a su piscina cubierta. No la usé porque tenía tantísimo frío y el tiempo era tan malo que ni se me pasó por la cabeza, aunque fuera climatizada.

Lo mejor del hotel, y por lo que lo elegí, es que tiene parking dentro gratuito y, si no hay hueco, se puede dejar en la calle porque hay muchísimo espacio y es una zona muy tranquila. La estación de tren está muy cerca y a unos diez minutos hay un 7-Eleven donde desayunar por 2$. Además, está muy cerca de donde recogí la campervan (Jucy Rentals) y a unos 40 minutos andando de la famosa colonia de pingüinos



Cómo llegar al Kimberley Gardens Hotel desde el aeropuerto:

Para llegar al hotel desde el aeropuerto cogiendo el transporte público, como lo íbamos a hacer nosotros, hay que coger el autobús 869 hasta St Kilda (96 Barkly Street) y, desde allí, andar unos 25 minutos rectos hacia Inkerman Street. Ese trayecto cuesta 21$ y los autobuses son verdes, blancos y amarillos; con una especie de carrillo verde detrás para meter el equipaje. Se cogen siguiendo la señal de Airport and Peninsular Shuttle Bus justo en frente de la zona de Arrivals. En las dársenas de en medio.  http://www.fapas.com.au/


   KIMBERLEY GARDENS AND SERVICED APARTMENTS ****   
441 Inkerman St, St Kilda East VIC 3183, Australia
Teléfono: +61 3 9526 3888

Opinión de volar con Etihad Airways


Mi viaje comenzó a las 10’00 en Barajas. A través de Expedia había contratado el vuelo ida y vuelta hacia Melbourne y hotel en St Kilda para 3 noches. Comprándolo con mucha antelación, me salió por 1372,17€ , viajando con Etihad Airways.

De Madrid a Abu Dhabi 7’45h + 2 horas de escala + De Abu Dhabi a Melbourne 13’45h.
Total: 23’20 horas en llegar.


Viajando con Etihad Airways

La verdad es que me esperaba mucho más de esta compañía. Nunca había volado con ellos, pero tenía la impresión de que iba a ser buena. Error. Los asientos muy, muy estrechos, viejos e incómodos. Lo lujoso, de Business p’arriba, sí que parece bueno; pero para el resto de los mortales, pasar tantísimas horas de vuelo ahí metida fue un horror. 

Encima, el vuelo de Abu Dhabi a Melbourne salió con una hora de retraso porque “alguien importante” aún no había llegado. No sé quién sería ese alguien que llevaron directamente a los lujosos apartamentos de la planta alta del avión, pero nos hizo estar esperando dentro del avión, ya sentados y sin poder hacer nada, ni siquiera ver la tele, durante una hora. Bueno sí, la tele se conectó para la dar la oración musulmana antes de volar. 

Para la vuelta lo tuve peor aún. En el primer vuelo, de 13’45 horas, las azafatas estaban cabreadas entre ellas. No se hablaban, o se hablaban gritando, se echaban malas miradas… había un mal rollo tremendo. ¿En qué repercutió esto? Pues en que ni Dios hacía nada. La gente llamaba dándole a las lucecitas y no aparecía nadie, había basura y nadie la limpiaba… Para que os hagáis una idea: el baño no se limpió en 13’45 horas. Un horror, porque estaba todo lleno de pis porque las turbulencias fueron muy grandes a lo largo de buena parte del trayecto. Unos olores…

Para colmo, en mi último vuelo, ya hacía Madrid, el asiento que me dieron estaba roto. El reposabrazos no funcionaba y no se podía echar para atrás. Pero el de delante sí y no tuvo ningún reparo en tumbarse como si fuera una cama. Yo estaba como en un sándwich, no podía casi respirar. El personal me dijo que no había solución, que no había más asientos libres.  Pues nada que hacer. El peor viaje que he hecho hasta ahora. No creo que repita con ellos. Obviamente puse una reclamación por internet (no se puede hacer de otra forma). Que no sirvió de nada. 

Dónde ver koalas cerca de Melbourne – Australian Great Ocean Road


La mejor manera de ver koalas en libertad a pocos kilómetros de Melbourne es hacer un poco del recorrido mítico de la Great Ocean Road.

Desde Melbourne hay que ir en dirección a Torquay. Los carteles de la Great Ocean Road están por todos lados, por lo que no hay manera de perderse. Hasta llegar al desvío, toda esta carretera está muy llena de tráfico, muchísimos camiones y se tarda mucho en recorrer pocos kilómetros.


Desde Torquay, atravesar Anglesea, hacer una parada en el Memorial Arch (que es donde todo el mundo se para para hacerse una foto) y llegar a Kennett River: entre Lorne y Apollo Bay hay una gran población de koalas. Nosotros no vimos ninguno allí. Pero dicen que son más visibles al anochecer y que si hacéis picnic nocturno por la zona, veréis también cientos de luciérnagas.

La segunda gran oportunidad de ver koalas es llegar al Cabo Otway. Justo en la carretera que hay antes de llegar al faro, parad el coche porque están tan a gusto en los eucaliptos. El principal problema que hay cuando empiezas a buscar es que no sabes muy bien qué estás buscando, pero cuando veas la primera bolita gris en una rama, divisar a los demás es pan comido.


Os recomiendo mucho hacer este recorrido y seguir hasta los 12 Apóstoles. Las vistas son preciosas y también se pueden ver ballenas, delfines y pingüinos al anochecer. Es cierto que es mucha tela para un solo día, lo suyo es hacerlo en dos quedándose a dormir cerca de Port Campbell, pero si no tenéis tiempo (como yo) se puede hacer perfectamente, aunque la vuelta la tendréis que hacer ya de noche.



Cómo llegar a la Great Ocean Road desde St Kilda (Melbourne)

Para evitar tener futuros sustos con las carreteras de peaje electrónico, podéis seguir las indicaciones que me dieron cuando cogimos la campervan:

1. Desde St Kilda Road girar a la izquierda en West Gate Bridge M1 y seguir las señales en dirección a Geelong.

2. Coger la salida de Geelong. Después, ignorar todas las señales que indiquen hacia el city centre de Geelong y continuar recto.

3. Seguir las señales en dirección a Torquay. Pronto aparecerán ya las de la Great Ocean Road


Espero que os haya servido de ayuda   ;)


Dónde ver pingüinos cerca de Melbourne – St Kilda


Una de las zonas más asequibles de Australia para ver pingüinos es St Kilda, por eso escogí el hotel en esta parte cercana a Melbourne. Está muy bien señalizado, hasta en el Maps de Google sale indicado: St Kilda Penguins.

Para llegar hasta allí basta con recorrer la playa y llegar hasta el muelle. Allí hay una señal que indica que vayamos hacia el rompeolas. Pasando la cafetería y atravesando una puerta se llega a la guarida de los pingüinos.


Al anochecer (sobre todo de octubre a abril), un montón de pingüinos vuelven a su casa. Yo fui a finales de junio y pude ver bastantes. Son encantadores. Regordetes y pequeñitos. La especie de la que se puede disfrutar aquí es la más pequeña del mundo: los pingüinos azules (Fairy Penguins – Eudyptula minor). Se me escaparon en Nueva Zelanda y, por fin, pude verlos aquí. Miden unos 40 centímetros de alto y pesan alrededor de 1 kg.


Cuando fui al muelle, estaba lleno de gente (sobre todo, turistas chinos) armando jaleo. Por favor, si vais sed respetuosos y no echéis fotos con flash, ni los iluminéis directamente con vuestras linternas. Tampoco metáis palos selfies en sus guaridas entre las rocas. Así sólo conseguiréis asustarlos y que se busquen otro sitio para vivir. Es una suerte que podamos disfrutar de ellos en pleno núcleo urbano.



Cada noche hay voluntarios que trabajan para el EarthCare St Kilda y se encargan de supervisar que la gente se comporta, pero no es suficiente.



Consejo: llevad trozos de papel celofán rojo para ponerlo delante de vuestras linternas. Los voluntarios nos dijeron que así no se les daña y los podemos iluminar para verlos mejor. Ellos los llevaban y nos dieron algunos trozos.

También se pueden ver rakalis, unas ratas de agua australianas gigantes que están entre las rocas. Su cuerpo mide entre 231 y 370 milímetros de longitud, pesan entre 340 y 1.275 gramos y tienen una gruesa cola que mide aproximadamente de 242 a 345 milímetros. Tienen las patas traseras palmeadas, piel impermeable, cabeza aplanada, una nariz larga y roma, abundantes bigotes y pequeñas orejas y ojos. Son de color entre negro y marrón con un vientre de naranja a blanco y su cola es oscura con la punta blanca.





Qué ver en Melbourne - 10 sitios imprescindibles


Si no disponemos de mucho tiempo en la ciudad, con un día o dos nos basta para hacernos una idea de Melbourne y seguir con nuestro viaje. Aquí os dejo lo más representativo:


1. Pasear por Federation Square

La Fed es el lugar de referencia para quedar de los habitantes de Melbourne. Justo debajo se encuentra el Centro de Visitantes. Allí, gente mayor se dedica a ofrecer información gratuita sobre todo lo que podemos ver y hacer en la ciudad. De lunes a sábado ofrecen tours gratis para ver el centro de Melbourne, pero hay que apuntarse antes.

La plaza tiene wifi gratis. En ella se ubican el Museo de la Imagen y el Ian Potter Center, donde se exhibe arte aborigen. Al otro lado de la plaza está la Catedral de San Paul, de finales del XIX y la Flinders Street Station, la primera estación de ferrocarril de Melbourne.




2. Recorrer el centro en un antiguo tranvía

Melbourne ofrece un servicio de tranvía turístico gratuito, el City Circle Line. Es una manera muy cómoda de ver el centro de la ciudad. Te puedes subir y bajar todas las veces que quieras y pasa cada 12 minutos.


3. Disfrutar del Royal Exhibition Building – Patrimonio de la Humanidad

Construido para la Exposición Universal de 1880 este bello edificio victoriano simboliza los gloriosos días de la Revolución Industrial, del Imperio Británico y de la supremacía económica de Melbourne a finales del XIX. Las entradas cuestan 10$, pero también podemos disfrutar gratis viéndolo por fuera y paseando por sus jardines.


4. Aprender sobre el pasado australiano en la Old Melbourne Gaol

Uno de los museos más populares de la ciudad, este complejo alberga una antigua prisión construida en 1841. Más de 130 personas murieron aquí en la horca. La entrada cuesta 25$.



5. Subir al edificio de oficinas más del hemisferio sur

La Torre Eureka mide 297 metros. En tan sólo 40 segundos, su ascensor recorre los 88 pisos para subir a The Edge, un observatorio con forma de cubo desde el que se ve toda la ciudad. Los tickets cuestan 12$.

wikipedia
6. Comer en Chinatown

Los mineros chinos llegaron en 1850 atraídos por la fiebre del oro australiana y se establecieron en este lado de la ciudad. Hoy está lleno de restaurantes y centros culturales, como el Chinese Museum. Lo mejor: el Food Court, un edificio con dos plantas llenas de restaurantes asiáticos a precios baratísimos (pagas un precio fijo y puedes echarte todo lo que te quepa en el plato).



7. Recorrer los decorados Arcade y Lanes

Melbourne está llena de arte callejero. El callejón más visitado es Hosier Lane, todo lleno de graffitis que cambian casi a diario (todo el mundo puede pintar en sus paredes). Allí se encuentra un restaurante de comida española cara. Otros callejones famosos son Rutledge Lane, el ACDC (para quien le guste el rock) y el lujoso Royal Lane.  


8. Ir de compras por el Queen Victoria Market

El mercado más antiguo de la ciudad data de 1878. Funciona los martes (de 6’00 a 14’00), jueves (de 6’00 a 14’00), viernes (de 6’00 a 17’00), sábados (de 6’00 a 15’00) y domingos (de 9’00 a 16’00). En sus más de 600 puestos se venden multitud de productos y hay un montón de posibilidades para comer comida extranjera (tailandesa, española, italiana…).

Heraldsun

9. Visitar la zona nueva del puerto, muy chic – Los Docklands

Una de las partes más tranquilas de Melbourne, los Docklands ofrecen paseos muy bonitos a orillas del río Yarra. Los restaurantes en esta zona son elegantes y muy caros, sobre todo en el South Wharf (lo más moderno). Desde allí se puede ver la famosa Melbourne Star, una enorme noria que cuesta 32$ por un recorrido de 30 minutos.


10. Disfrutar de sus parques

Melbourne está llena de zonas verdes. Las más famosas son los Royal Botanic Gardens y Albert Park. Ambos son gratuitos.



Y si aún os queda tiempo… ver los pingüinos de StKilda







El transporte en Melbourne - Cómo moverse


1. Myki Card

El sistema de transporte de Melbourne está considerado uno de los mejores del mundo. Se compone de trenes, tranvías y autobuses. Todo ello está integrado en la tarjeta Myki. Ya no se venden billetes sencillos. Si queremos usar cualquiera de ellos, necesitamos esta tarjeta.

Dónde se compra la tarjeta Myki:
▪  Melbourne Visitor Centre de Federation Square.
▪  SkyBus terminals en el aeropuerto y en Southern Cross Station.
▪  PTV Hubs.


La mejor opción si vais a visitar la ciudad durante poco tiempo es hacerse con un Myki Visitor Value Pack. Este incluye una tarjeta de prepago con dinero suficiente para viajar un día dentro de las Zonas 1 y 2, descuentos en varias atracciones turísticas y un tarjetero.

Si necesitáis meterle más dinero porque la queréis usar más días, la podéis cargar en:

▪  Las máquinas de las estaciones de tren y en algunas paradas de tranvía y autobús.
▪  Ventanillas de las estaciones de tren.
▪  Tiendas como el 7-Eleven (todas llevan el símbolo de Myki en la puerta).
▪  Los PTV Hubs en Southern Cross Station y en el 750 de Collins Street, Docklands.

El precio del Visitor Value Pack es de 14$ e incluye 8$ para gastar en estos transportes.
Durante 2 horas podemos hacer todos los transbordos que queramos por sólo 3’90$. Además, hay un tope máximo diario de 7’80$ te montes en lo que te montes y las veces que quieras.

Los trenes y los tranvías están operativos desde las 5’00 hasta las 00’00, de lunes a jueves. Los viernes, sábados y domingos, funcionan las 24 horas, incluidos los autobuses.

2. Free Tram Zone de Melbourne

Este servicio consiste en un tranvía gratuito que recorre el centro de Melbourne, pasando por las zonas más turísticas, siguiendo el perímetro del CBD. Pasa cada 12 minutos desde las 10’00 hasta las 21’00 (de jueves a sábado) y de 10’00 a 18’00 (de domingo a miércoles). Merece la pena usarlo por montarse en un tren antiguo australiano, gratis, pasando por todo el centro, con mucha frecuencia y, encima, comentado.



3. Melbourne Visitor Shuttle

Este autobús tiene paradas en 13 puntos clave de la ciudad. Pasa cada 30 minutos, todos los días entre las 9’30 y las 16’30. Su precio es de 10$ y el ticket sirve para dos días. Si sólo vais a visitar el centro, no merece la pena.

Los tickets se pueden comprar online, en el Melbourne Visitor Centre, en el Fitzroy Gardens Visitor Centre, en el aeropuerto (arrivals hall de la terminal 2) y en las máquinas que hay en las paradas.


Recorrido:
  • Parada 1: Arts Precinct
  • Parada 2: Federation Square
  • Parada 3: Sport Precinct
  • Parada 4: Chinatown
  • Parada 5: Melbourne Museum y Old Melbourne Gaol
  • Parada 6: Lygon Street Italian Precinct
  • Parada 7: Universidad de Melbourne
  • Parada 8: Queen Victoria Market
  • Parada 9: Harbour Town, Docklands
  • Parada 10: Etihad Stadium y Victoria Harbour
  • Parada 11: Melbourne Aquarium
  • Parada 12: Eureka Skydeck y Southbank
  • Parada 13: Royal Botanic Gardens y The Shrine.

Espero que os haya servido de ayuda   ;)


Cómo ir del aeropuerto al centro de Melbourne


Como todo en Australia, los precios no son baratos. El aeropuerto de Tullamarine está a unos 20 km del centro. Este recorrido lo podéis hacer de varias maneras. Aquí os las he ordenado de la más barata a la más cara:

1. Transporte público

Esta es la opción más barata. Para usar el transporte público necesitaréis comprar la tarjeta Myki, ya no se venden billetes sencillos, los están retirando de la mayoría de las ciudades y sustituyéndolos por tarjetas. Esta tarjeta cuesta 6$ más lo que le metáis para hacer los trayectos. Cada trayecto dentro de las zonas 1 y 2 cuesta 3,76$ y podéis hacer todos los transbordos que queráis durante 2 horas.


La tarjeta Myki la venden en:
▪  Máquinas expendedoras en las terminales 2,3 y 4.
▪  En el autobús número 901. Se le pide al propio conductor, éste también las recarga.
▪  En la caseta del SkyBus que hay a la salida del aeropuerto.

Una vez tengáis la Myki, basta con ir a la parada de autobuses número 17 (Frankson), frente a la terminal 4. En 15 minutos llegaréis a Broadmeadows Railway Station. Allí tendréis que coger el tren hacia el centro que tarda unos 40 minutos. Las mejores opciones son Flinders Street y Central Station.

              Coste: 6$ de la tarjeta + 3,76 de usar el autobús y el tren.

              Horario del autobús: https://www.ptv.vic.gov.au/timetables/line/8698

              Horario del tren: https://www.ptv.vic.gov.au/timetables/linemain/3

Yo iba a usar el transporte público para llegar a St Kilda pero, al llegar en domingo, el servicio ya había acabado cuando aterrizamos. Así que me vi obligada a tener que coger el Skybus y luego un taxi.


2. Skybus

Es un servicio especialmente dirigido a los viajeros y es bastante útil. Está en funcionamiento todo el día y pasa cada 10 minutos (aunque por la noche la frecuencia es algo mayor) desde las terminales 1 (Qantas), 3 (Virgin Australia, Regional Espress y todos los vuelos internacionales) y 4 (Jetstar, Tigerair). Son unos autobuses muy espaciosos para que no haya problemas con el equipaje y tienen wifi gratis, aunque a mi no me funcionó.


El viaje acaba en la estación de Southern Cross (dársena 75), desde donde podréis coger el tranvía, el tren o un taxi para que os deje más cerca de vuestro hotel.

SkyBus Hotel Transfer Service: También existe un servicio gratuito para los que compren el ticket del Skybus que conecta Southern Cross Station con algunos hoteles de Melbourne. Opera entre las 6:00 y las 22:30 entre semana y entre las 6:00 y las 19:00 los sábados y domingos. Para saber si vuestro alojamiento participa en este programa gratuito basta con meter los datos en esta web: https://www.skybus.com.au/free-hotel-transfer-service/participating-hotels/

Precio:   19$ por persona.

¿Dónde se compra?   
▪  En su página web   https://skybus.umd.com.au/skybus/sales/?full
▪  En el aeropuerto. Justo en la salida del aeropuerto, siguiendo la señal de autobuses. A la derecha de la puerta de llegadas internacionales hay una caseta de información. Allí mismo lo podéis comprar.  

¿Cuánto tarda en llegar al centro?   30 – 40 minutos.


3. Taxi

Los taxis hasta el centro os costarán alrededor de 50$. Algo más caro si es por la noche. Si os queréis ahorrar algo (no mucho), podéis hacer lo que yo: coger el Skybus hasta Southern Cross Station y allí coger un taxi. A mí me costó 15$ ir hasta St Kilda, que es un trecho considerable. Así que supongo que si vuestro hotel está en el centro de Melbourne, saldrá mucho más barato.


Para saber más o menos cuanto me iban a cobrar utilicé esta web y acertaron: http://taxi.vic.gov.au/passengers/taxi-passengers/taxi-fares/taxi-fare-estimator

Sirve para estimar lo que cuesta un trayecto de taxi dentro del estado de Victoria.


Espero que os haya servido de ayuda   ;)