Señales chulas que podemos ver en Australia


Uno de los mejores souvenirs que nos podemos traer de Australia son las señales únicas que nos ofrece este país y la ilusión que hace encontrarlas. Aquí tenéis algunas de las que más me llamaron la atención:

Peligros por cocodrilos, canguros, erizos, radiación solar, serpientes...








Jugar al Trivial en las largas rectas de las carreteras australianas para evitar la fatiga y que te la pegues por dormirte al volante:



Señal de duchas descontaminantes en una calle de Sydney   ¿?


Prohibiciones de tomar alcohol en calles enteras de las ciudades, a cualquier hora.


Peligros por los pájaros... Bueno, en este caso por murciélagos gigantes:




  

En Australia hay una competición por ver quién tiene el buzón más original. Aquí os dejo un ejemplo: un mini cubo de basura. El mejor que he visto ha sido un microondas puesto sobre un palo.


Una puerta en mitad del desierto y con cartel pidiéndote que la cierres siempre que pases:


Bancos enteros hechos con botellas recicladas:


Señal para saber cuándo debemos dejar de beber:


Chistes en la carretera para que no te aburras: ¿Hemos llegado ya? A los cien kilómetros nos encontramos otra: Estamos aburridos, ¿hemos llegado ya? Más tarde otra: No, aún nos quedan ... km de recta.  Todavía nos queda mucho, niños...    


Y un clásico de estas vacaciones: avisos en los carteles luminosos de las carreteras advirtiendo de los peligros de los Pokemon y señales por todas partes anunciando las Pokeparadas:


Si queréis ver más fotos como éstas, visitad mi tablero de Pinterest

Normas de tráfico - Coduciendo en Australia


Para quien esté acostumbrado a conducir, hacerlo en Australia es bastante sencillo (si no nos metemos por donde no debemos – como carreteras recomendadas sólo para 4x4). La norma más importante: mantenerte a la izquierda. Se conduce por el mismo lado que en Reino Unido y, para que no se nos olvide, hay señales recordándonoslo por todos lados. Si aun así se nos olvida, las multas parten de 165$.


Límites de velocidad en Australia

Aunque no nos percatemos, radares hay por todos lados – incluso en zonas que parezcan muy aisladas. El límite de velocidad si no hay ninguna señal que indique nada, es de 100 Km/h para todo el país, menos para Western Australia y Northern Territory para los que hay un límite de 110 km/h. En muchas autopistas y autovías es de 130 km/h.

Si estamos en una zona construida, la velocidad se reduce hasta los 50 km/h y 60 km/h en Northern Territory.  

Es curioso que exista un tramo de 200 km en la Stuart Highway entre Alice Springs y Barrow Creek en el que no existe ningún límite de velocidad.

Cuando veamos una señal que indique la finalización de una restricción de velocidad, se asume que, una vez rebasada, rige la norma de 100 km/h y 110 km/h (WA y NT).


Las multas comienzan por 106$ si nos hemos excedido por menos de 10 km, hasta 3330$ si lo hemos hecho por 45 km. Si la infracción se realiza en una zona escolar, se considera agravante. A todo esto hay que añadir todos los cargos que nos ponga la empresa que nos ha alquilado el coche. Los gastos por tramitación de multas son muy altos.


Cuidado con las distancias

Lo más normal es que durante vuestro viaje por Australia lleguéis a recorrer distancias larguísimas. Yo llegué a hacer alrededor de 5900 km. Mucho más de lo que hay entre Madrid y Moscú en coche. Si lo extrapolamos a las distancias en Europa, es una burrada.


La principal dificultad es que tenemos que planificarnos muy bien. Hubo días en los que hice muchísimos kilómetros sin encontrar nada. Llevad siempre agua en abundancia y suministros de sobra por si acaso y tener muy claro dónde están las gasolineras que os podréis ir encontrando a lo largo de vuestro camino, para evitar sorpresas. Prueba de esta monotonía en las carreteras con rectas interminables, es el hecho de que hay señales para que vayas jugando al Trivial y así te entretengas y no te duermas.


Un punto a su favor es que hay muchas áreas de descanso cada 100 km o así, en las principales carreteras. Los aseos están siempre limpios y tienen papel. Incluso en muchas ofrecen café gratis a los conductores. Son muy útiles.





Cuidado con conducir por la noche

La verdad es que los animales nos pueden sorprender en cualquier momento, pero por la noche son más comunes estos tipos de accidentes. En general, las carreteras están bien mantenidas, y los servicios de emergencias vienen pronto aunque estés en mitad de la nada (lo digo por experiencia propia) pero siempre puede haber imprevistos.


En las cunetas he visto decenas de animales muertos, sobre todo canguros. Estos causan al año miles de accidentes. Se sienten atraídos por las luces y van hacia ellas. Si vemos algo saltando en mitad de las carreteras, lo mejor es reducir mucho la velocidad e incluso, si podemos, pararnos. Los canguros suelen desplazarse en manadas por lo que, si hemos visto a un adelantado, lo normal es que los demás vengan a continuación. Tener mil ojos, ir bien atento, evitar conducir de noche e ir siempre a una velocidad segura, de modo que si se cruza un animal, seamos capaces de reducir la velocidad.


El peligro de los camiones en Australia

A este tipo de camiones se les llama trenes de carretera y, cuando los vemos aparecer, imponen. Este tipo de camiones no están permitidos en la Unión Europea. Pueden llegar a medir la longitud de diez coches seguidos y, si vamos a unos 100 km/h, tendremos que recorrer unos 2’5 km para adelantarlos. Son un verdadero peligro porque la corriente de aire que generan es enorme y nos pueden sacar de la carretera. Si no estamos seguros, no adelantamos. Para haceros una idea de cómo son: en el 2006, los australianos entraron en el Guinness de los Récords al hacer transitar un camión con 112 remolques y 1474 metros de largo.


www.cairnsunlimited.com


Aparcar en Australia

El aparcamiento en las ciudades grandes es horroroso. A veces es mejor dejar el coche en las afueras y coger el transporte público. Así hice en Melbourne, Canberra, Syndney y la Gold Coast. Por todos lados hay señales que restringen el aparcamiento hasta en las zonas más insospechadas, como pueblos pequeñísimos. Se siguen las mismas normas que en Nueva Zelanda. Existen tres tipos de señales:

No parar, ni aparcar en las horas y días indicados:


El número que hay debajo de la P indica el máximo de tiempo que nos dejan aparcar sin pagar. Hay veces que ni pagando podemos dejar el coche.



Esta señal indica lo mismo que la anterior, pero pagando. Te dejan aparcar durante 240 minutos, si pagas.


Los precios de los parkings en muchos casos son excesivos. Si aparcáis en un lugar donde no se puede, las multas son de 80$ en adelante. Hay mucho personal vigilando las horas de aparcamiento. Si no tenéis el ticket puesto en el coche, o se os ha pasado la hora, las multas parten de los 50$.


Los peajes en Australia

Muchas de las vías principales de las grandes ciudades, como Melbourne o Sydney, requieren pagar un peaje para transitar por ellas. Este peaje es electrónico, por lo que hay que tener cuidado. Puedes llegar a no percatarte de que has entrado en una de estas carretera, sin embargo, tu matrícula ha sido fichada y el pago se le pasará a la empresa de alquiler. Para evitar problemas, las empresas piden una tarjeta de crédito en la que se van cargando los gastos que generéis en concepto de peajes. Os aconsejo ir siempre con un GPS para poder evitarlas, dejar el coche en las afueras y usar el transporte público.


Teléfono de emergencias en Australia

El número de emergencias para Australia es el 000. Yo tuve que llamar porque el coche que iba delante chocó con una rama en el suelo, dio un trompo y acabó boca abajo en la cuneta. Por teléfono me pidieron los datos y tuve que informar de dónde estábamos y qué había ocurrido con mucha precisión. Además, me pidieron que no nos moviéramos del lugar del accidente hasta que vinieran las autoridades. Vinieron muy pronto y, por suerte, todo se resolvió bien y con mucha celeridad.



Requisitos para alquilar un coche en Australia

  • Tener más de 21 años.
  • Tener el carnet de conducir internacional o uno traducido al inglés.
  • Tener un permiso para conducir de más de un año de antigüedad.
  • Dar una tarjeta de crédito con una cantidad disponible mínima que depende de cada compañía. A nosotros nos pidieron 3000$. Hacen el cargo para comprobar que tienes ese dinero y luego te lo devuelven sin problema.


Espero que os sirva de ayuda    ;)

Viajando por Australia: Supermercados y precios

wikipedia

Las cadenas de supermercados más extendidas por Australia son Woolworths y Coles. Otras importantes son IGA y ALDI. Los precios son caros en general y sale mucho más barato comprar a lo grande que pocas cantidades. En cuanto a la fruta y la verdura, los precios son más que excesivos si los comparamos con los mercados y las granjas. Por lo que os aconsejo que os vayáis parando en los puestos que veáis en la carretera porque merecen mucho la pena. En ellos, los propios granjeros traen sus productos sin tener que pagar a intermediarios. Para que os hagáis una idea: 1 kg de bananas en el Coles me salía a 3’90$, mientras que en un puesto lo compré a menos de 1$. Y la calidad es incluso mejor.



En estos mercados podéis comprar fruta, verdura, conservas, huevo, leche, zumos naturales, caña de azúcar, e incluso artesanía. Todo depende de la zona a la que vayáis. Yo disfruté mucho de la experiencia, pues es también una buena oportunidad para hablar con la gente local y conocer otras maneras de pensar y de vivir.

En los supermercados los productos que son realmente caros, además de la fruta y la verdura, son los chocolates, las golosinas, las patatas fritas. Precios prohibitivos. Una simple chocolatina puede costar más de 3$ y una caja de cereales unos 7$ (todo depende de la marca y de las ofertas a las que nos podamos acoger). Una gran idea es comprar los productos rebajados porque van caducar en la próxima semana.

El alcohol y el tabaco también son caros. Normalmente el alcohol se vende en otra tienda aparte: Liquor Stores. Me llamó mucho la atención que un vino australiano que podemos comprar en todos los Alcampo de España por unos 4€, si llega, en Australia lo vendían por 20$. En cuanto a los licores, pues… por ejemplo, una botella normal de Absolut Vodka puede costarnos unos 55$. Y esto en un supermercado. Si lo compramos en las Liquor Stores que están fuera de los supermercados, el precio se multiplica.

Os cuento un poco cómo son los supermercados principales en los que hacía la compra casi a diario para ahorrar.

▪ ALDI: su principal inconveniente es que son pequeños en comparación con las otras cadenas, por lo que su variedad de productos es menor. Es más difícil encontrar productos locales y son exactamente iguales que los que hay en España. No suelen ser caros, pero nos gustó más comprar en otros sitios para poder ver más comida australiana. Donde de verdad se ahorra en el Aldi es en los productos congelados. Como no tenía lugar para guardarlos, no fui mucho. Su ubicación es más bien en el centro de la ciudad.


▪  IGA: a mí no me gustó. A simple vista parece un supermercado low cost, pero sus productos son más caros que en el Coles y en el Woolworths. Tiene una marca propia de artículos con un precio más bajo, pero la calidad deja mucho que desear. Los podemos encontrar en el centro de la ciudad y en las afueras como Supa IGA. Yo los comparé con los DIA o los antiguos PLUS.


▪ COLES y WOOLWORTHS: Mis favoritos. Son tan parecidos, que a veces no sabía en cuál había entrado. Sus productos son buenos, hay muchísima variedad de todo y cuentan con productos locales (si están en una zona famosa por su miel, la venden allí; si es una zona famosa por su café, lo venden allí…). Hay que estar pendientes porque estos productos no se venden en todos sitios, sino que están circunscritos a esa área en cuestión. Yo me quedé con las ganas de comprar café australiano original y, por dejarlo para el final creyendo que lo podría comprar en cualquier otro Coles, ya no lo encontré al salir de esa zona.

Son carillos, pero están llenos de ofertas y de productos en rebaja por pronta caducidad. Además, una manera de ahorrar en gasolina es que los dos ofrecen descuentos en las gasolineras y en los Coles Express tienen siempre ofertas de café para llevar por 1$ que me vino genial para aguantar por las largas carreteras australianas.

La mayoría están en las afueras de las ciudades y tienen aparcamiento. Aunque también los podemos ver, aunque algo más pequeños, en el centro del pueblo o al lado de las gasolineras.


▪ CONVINIS: los precios de los Convenience stores son los más altos de todos los supermercados. Salvo ofertas especiales que se encargan de anunciar a bombo y platillo, evitarlos. De todos ellos, los que encontré más baratos fueron los 7-Eleven, sobre todo para desayunar. 



En estos enlaces podéis ver los precios de los productos para que os hagáis una idea:


Comprar en el Outback

Los precios en Alice Springs y alrededores fueron los más caros que vi en todo mi viaje. A lo largo de las excursiones que hice a Uluru, Las Olgas y King’sCanyon, los guías fueron parando en varias Stations que tenían pequeñas tiendecillas. Id bien provistos de todo por estos lares, porque los precios de todo se multiplicaban por 3 o 4. Y el agua… bueno, aquí vale más que la gasolina. Una botella de agua de un litro me costó 8$.


Tipos de alojamiento en Australia: hoteles, campings y acampada libre


La  variedad de alojamientos que podemos encontrar en Australia se parece mucho a la de Nueva Zelanda:

Alojamientos:

- Hoteles: en general, los encontré bastante caros para lo que ofrecen. Los hay desde el lujo tremendo de las islas e islotes (a los que se accede en helicóptero) hasta los más normalitos o básicos, como los Ibis Budget. En los centros de las grandes ciudades, el precio de sus parkings es verdaderamente abusivo.


- Moteles y Motor Lodges: la principal diferencia con los hoteles está en que las habitaciones suelen ser más grandes y cuentan, como mínimo, con un microondas. No están en el centro de las ciudades, pero merecen la pena. Además, el parking es gratis, mientras que los hoteles o no tienen, o se paga aparte. Algunos tiene cocina completa, una gran opción.


- Pubs: en muchos pueblos, el pub principal hace de tienda, pub y hostal. Es una opción barata, pero no suelen estar insonorizados y dormir sin pillarse antes una borrachera abajo se puede hacer imposible.


- Granjas: Con la tontería de estar en la granja, con todo lo que el olor conlleva, son carísimas. Algunas suelen dejar que les des de comer a los animales y organizan excursiones atractivas dirigidas por locales, como la visita nocturna para buscar ornitorrincos. La mayoría exige una estancia mínima de dos noches.


- Bed and Breakfast: con precios exagerados por una habitación en casa de una familia. Algunos cuentan con casitas independientes, aunque no muchos. El desayuno puede ser continental (cereales, tostadas, té y café) o continental consistente (se añade yogur, fruta, pan casero o bollería).


- Backpackers: hostales hay por todos lados, sobre todo en las grandes ciudades. Lo malo es que la mayoría tienen sólo dormitorios compartidos o, como mínimo, cuarto de baño compartido. Algunos merecen la pena, pero tenéis que tener claro que cumplen con las características de estos alojamientos: gente joven, a veces ruidosa, que se van de fiesta además de hacer turismo, con habitaciones muy sencillitas y sin mucho mantenimiento. Sus precios se igualan a los de un hotel normalito en España y sus condiciones varían mucho de unos a otros. Los YHA son los mejores, pero siempre compartiendo. Otros son supercutres, como el que me encontré en Cairns.


Campings – Holiday Parks:

Una opción genial para viajar por el país. Son bastante baratos y están muchísimo mejor equipados que en la mayoría de los europeos. La mayoría cuenta con una cocina comunitaria y, algunos, con un salón común para ver la tele. Sin embargo, raramente tienen restaurante. Los puedes encontrar en las afueras de las ciudades, en mitad del campo y, en sitios pequeños, en medio del pueblo.

La estancia puede ser en parcela con electricidad o sin ella, cabañas de distinta categoría y precio, y algunos tienen también habitaciones como si fueran un motel. 

Generalmente no tienen ropa de cama (linen), ni toallas, pero si no lleváis nada de esto las podéis alquilar en recepción.

- Ensuite cabins: cabañas o módulos con aseo privado. Algunas tienen cocina y porche.

- Cabins: cabañas o módulos con camas o literas. Algunas tienen cocina y porche.


- Ensuite site: para los que no soportáis compartir baño, pero os gusta mucho el camping, ésta es vuestra opción. Un sitio para acampar o para dejar tu caravana, pero con un módulo de aseo privado dentro.


- Unpower – Power site: parcela para acampar o dejar la caravana. Puede ser con electricidad o sin ella. Yo recomiendo pagar un poco más y tenerlo con electricidad, aunque no la necesitéis (como en nuestro caso), pero el suelo y la parcela suelen ser mejores y no estar embarrados.



Cadenas de camping en Australia

Las mejores cadenas en las que he estado han sido:

- BIG4: están considerados los mejores de Australia. Tienen multitud de servicios, actividades y están muy limpios. El más bonito de los que estuve fue el BIG4 de Airlie Beach. Contaba con piscinas, barbacoas, cocinas, aseos con secadores, quads, minigolf, camas elásticas, una minigranja, fiestas…


- ALIVIO: están también muy bien valorados. El que visité en Canberra tenía piscina climatizada, restaurante, baños con gel y champú, cocinas muy bien mantenidas…


Acampar en los parques nacionales:

Para acampar en las reservas y en los parques nacionales es necesario solicitar un permiso, que se puede obtener online o en la oficina de turismo más cercana, incluso en alguna gasolinera si es en una zona remota. Los permisos hay que solicitarlos con mucha antelación y suelen costar entre 7 y 10$ diarios.

Se tienen que dar nuestros datos y cumplir con las recomendaciones como, por ejemplo, llevar todos nuestros suministros (comida, agua, gasolina…). Algunos tienen una fosa séptica y otros, nada.

En las Whitsundays y otras zonas naturales ofrecen un permiso especial que incluye ferry de ida y vuelta y el material de acampada por un módico precio.

Acampada libre y aparcamientos de caravanas:

Hay muchas zonas disponibles en Australia. Pero siempre hay que estar muy atento a las señales. Uno no se puede poner a dormir en la caravana sin más. Lo mejor es ir a algún centro de información turística para que nos digan los sitios que tenemos disponibles en la zona. Las multas son bastante altas y te despiertan los rangers a cualquier hora pegando golpes en el coche…


Recordad que en algunos aparcamientos no está permitido dormir en las caravanas (only self-contained).