Tipos de alojamiento en Australia: hoteles, campings y acampada libre

La  variedad de alojamientos que podemos encontrar en Australia se parece mucho a la de Nueva Zelanda:

Alojamientos:

- Hoteles: en general, los encontramos bastante caros para lo que ofrecen. Los hay desde el lujo tremendo de las islas e islotes (a los que se accede en helicóptero) hasta los más normalitos o básicos, como los Ibis Budget. En los centros de las grandes ciudades, el precio de sus parkings es verdaderamente abusivo.


- Moteles y Motor Lodges: la principal diferencia con los hoteles está en que las habitaciones suelen ser más grandes y cuentan, como mínimo, con un microondas. No están en el centro de las ciudades, pero merecen la pena. Además, el parking es gratis, mientras que los hoteles o no tienen, o se paga aparte. Algunos cuentan con cocina completa, una gran opción.


- Pubs: en muchos pueblos, el pub principal hace de tienda, pub y hostal. Es una opción barata, pero no suelen estar insonorizados y dormir sin pillarse antes una borrachera abajo se puede hacer imposible.


- Granjas: Con la tontería de estar en la granja, con todo lo que el olor conlleva, son carísimas. Algunas suelen dejar que les des de comer a los animales y organizan excursiones atractivas dirigidas por locales, como la visita nocturna para buscar ornitorrincos. La mayoría exige una estancia mínima de dos noches.


- Bed and Breakfast: con precios exagerados por una habitación en casa de una familia. Algunos cuentan con casitas independientes, aunque no muchos. El desayuno puede ser continental (cereales, tostadas, té y café) o continental consistente (se añade yogur, fruta, pan casero o bollería).


- Backpackers: hostales hay por todos lados, sobre todo en las grandes ciudades. Lo malo es que la mayoría tienen sólo dormitorios compartidos o, como mínimo, cuarto de baño compartido. Algunos merecen la pena, pero tenéis que tener claro que cumplen con las características de estos alojamientos: gente joven, a veces ruidosa, que se van de fiesta además de hacer turismo, con habitaciones muy sencillitas y sin mucho mantenimiento. Sus precios se igualan a los de un hotel normalito en España y sus condiciones varían mucho de unos a otros. Los YHA son los mejores, pero siempre compartiendo. Otros son supercutres, como el que nos encontramos en Cairns.


Campings – Holiday Parks:

Una opción genial para viajar por el país. Son bastante baratos y están muchísimo mejor equipados que en la mayoría de los europeos. La mayoría cuenta con una cocina comunitaria y, algunos, con un salón común para ver la tele. Sin embargo, raramente tienen restaurante. Los puedes encontrar en las afueras de las ciudades, en mitad del campo y, en sitios pequeños, en medio del pueblo.

La estancia puede ser en parcela con electricidad o sin ella, cabañas de distinta categoría y precio, y algunos tienen también habitaciones como si fueran un motel. 

Generalmente no tienen ropa de cama (linen), ni toallas, pero si no lleváis nada de esto las podéis alquilar en recepción.

- Ensuite cabins: cabañas o módulos con aseo privado. Algunas tienen cocina y porche.

- Cabins: cabañas o módulos con camas o literas. Algunas tienen cocina y porche.


- Ensuite site: para los que no soportáis compartir baño, pero os gusta mucho el camping, ésta es vuestra opción. Un sitio para acampar o para dejar tu caravana, pero con un módulo de aseo privado dentro.


- Unpower – Power site: parcela para acampar o dejar la caravana. Puede ser con electricidad o sin ella. Yo recomiendo pagar un poco más y tenerlo con electricidad, aunque no la necesitéis (como en nuestro caso), pero el suelo y la parcela suelen ser mejores y no estar embarrados.



Cadenas de camping en Australia

Las mejores cadenas en las que hemos estado han sido:

- BIG4: están considerados los mejores de Australia. Tienen multitud de servicios, actividades y están muy limpios. El más bonito de los que estuvimos fue el BIG4 de Airlie Beach. Contaba con piscinas, barbacoas, cocinas, aseos con secadores, quads, minigolf, camas elásticas, una minigranja, fiestas…


- ALIVIO: están también muy bien valorados. El que visitamos en Canberra tenía piscina climatizada, restaurante, baños con gel y champú, cocinas muy bien mantenidas…


Acampar en los parques nacionales:

Para acampar en las reservas y en los parques nacionales es necesario solicitar un permiso, que se puede obtener online o en la oficina de turismo más cercana, incluso en alguna gasolinera si es en una zona remota. Los permisos hay que solicitarlos con mucha antelación y suelen costar entre 7 y 10$ diarios.

Se tienen que dar nuestros datos y cumplir con las recomendaciones como, por ejemplo, llevar todos nuestros suministros (comida, agua, gasolina…). Algunos tienen una fosa séptica y otros nada.

En las Whitsundays y otras zonas naturales ofrecen un permiso especial que incluye ferry de ida y vuelta y el material de acampada por un módico precio.

Acampada libre y aparcamientos de caravanas:

Hay muchas zonas disponibles en Australia. Pero siempre hay que estar muy atento a las señales. Uno no se puede poner a dormir en la caravana sin más. Lo mejor es ir a algún centro de información turística para que nos digan los sitios que tenemos disponibles en la zona. Las multas son bastante altas y te despiertan los rangers a cualquier hora pegando golpes en el coche…


Recordad que en algunos aparcamientos no está permitido dormir en las caravanas (only self-contained).

Compártelo

Entradas relacionadas