Dando la vuelta a la Indochina Francesa - Itinerario de viaje Vietnam, Laos y Camboya


Este año intentaré explorar un poco más Asia y recorreré durante 21 días la antigua Indochina Francesa, aunque mi visita se centrará un poco más más en las tierras vietnamitas.

Para ello iré en vuelo con escalas en París y a la antigua Saigón. Desde allí cogeré varios vuelos cortos y un tren nocturno para completar mi recorrido.

Más de 5.000 km visitando:

  • Ho Chi Minh.
  • Túneles de Cu Chi.
  • Delta del Mekong.
  • Siem Reap.
  • Templos de Angkor.
  • Luang Prabang.
  • Centro Nacional de Conservación de Elefantes de Sayabouri.
  • Hanoi.
  • Bahía de Halong.
  • Hue.
  • Las Montañas de Mármol de Danang.
  • Hoi An.
  • Vuelta a Saigón.
A ver cómo se da la cosa y esperemos que no nos pille ningún tifón, ni nos pique ningún bicho...   :o


Las colas para llegar a las Piscinas Naturales de Riosequillo


¡Armaos de paciencia!

El domingo pasado me di una vuelta por este área recreativa de la que me habían hablado muy bien. Salí de Madrid muy temprano, pero aun así, cuando llegué a la salida de la autovía había una cola impresionante. Como 2 kilómetros de retención. Y eso que el recinto abre a las 11’00. Me tocó esperar allí durante más de media hora para poder moverme. Con un calor de la hostia.

Los coches empezaron a moverse lentamente a menos cuarto (se ve que el parking lo abren antes), y allí ya empezó el caos. Coches saltándose las medianas, adelantando por el arcén… incluso había listos que se metían por el desvío hacia Burgos para luego volver a nuestro carril… Una vergüenza, la verdad.

Y es que, en cuanto el parking se llena, se cierra y te quedas sin entrar. Tanto para eso.

Yo tuve suerte y llegué bien, al final. Pero dentro ya fue… eso parecía Benidorm, primera línea de playa. La gente corriendo con todos los cachivaches a cuestas para coger sitio. Y luego, pa ná. Porque a la que te descuidabas ya estabas rodeado con toallas por todas partes, incluso encima, toallas sobre toallas (como en mi caso que, cuando salí de bañarme, me había colocado una en lo alto de la mía). Vamos, que cuando la sombra cambiaba, te comías todo el sol, sí o sí, porque no había posibilidad de moverte. El aforo es de 2000 personas, así que imaginaos.

Como es lógico, con tanta gente, la cola de los baños (sucios), ni os cuento ya…Y a la hora de comer, la cola del bar… tres cuartas de lo mismo. Además, por una extraña razón, la mitad de la piscina estaba cerrada y no la abrieron hasta más tarde, con lo cual hasta el agua estaba abarrotada. No quiero pensar que fuera por la falta de otro socorrista que llegó después…

Celebrando el Bon-Odori de Madrid


Los bailes del Bon-Odori son una celebración que se viene realizando en Madrid desde 1994 emulando a los festivales veraniegos de danzas tradicionales que se organizan en las localidades japonesas. Durante el Bon la gente da la bienvenida a las almas de los antepasados.



La Leyenda del bon-Odori

El festival del Bon-Odori forma parte de una celebración más amplia de origen chino llamada Obon. Según la leyenda budista, un discípulo de Buddha utilizó su magia para contactar con su madre fallecida y descubrió que ésta estaba sufriendo ya que  estaba atrapada en el reino de los fantasmas hambrientos.

Nervioso, este discípulo se dirigió a Buddha para preguntarle cómo podía liberar a su madre de este sufrimiento. La respuesta fue sencilla: realizando ofrendas durante el día quince del séptimo mes. Y así fue, consiguió verla y loa dos bailaron juntos llenos felicidad.
De este baile lleno de entusiasmo deriva el Bon-Odori, que se tiene que celebrar por la noche porque se piensa que es entonces cuando las almas pueden regresar.

La celebración del Bon Odori en Madrid

La Asociación de la Comunidad Japonesa de Madrid lo celebra en el Colegio Japonés. La cola es enorme y hay que ir temprano porque, al igual que en el festival de Año Nuevo (Mochitsuki), las entradas y los productos vuelan.

Después de hacer la cola debajo del aplastante calor, conseguí comprar la entrada y pasé corriendo a hacer la segunda cola: para comprar los puntos. Cada punto cuesta 1 euro y con ellos podremos comprar en los puestos de comida y de juegos que hay repartidos por el patio del colegio.


Como marca la tradición, todo se organiza en torno a una torre (yagura) con tambores taiko. A su alrededor los alumnos del colegio van realizando algunos bailes que han preparado. 



A continuación hay varias actuaciones en las que los taiko son los protagonistas y, para finalizar, todo el que quiera puede bailar la canción “Madrid Ondo”, de Makoto Itoh, quien compuso esta pieza hace más de veinte años a petición de la Asociación. Su vida ha quedado inmortalizada en un documental de televisión llamado “Quiero ser una brisa para ti. La vida de Makoto Ito”. Los japoneses que conocen el baile enseñan a los visitantes que se quieran  animar a bailar con ellos.




Lo que me sorprendió fue la cantidad de gente (japoneses y no japoneses) que vestían yukata, con el calor que hacía.

Nada más entrar os recomiendo ir a los puestos de comida. Ya sé que las horas no invitan mucho (a las 7 de la tarde no apetece casi nada), pero es que al poco tiempo se van acabando las existencias de todo.

El primer puesto que vi fue el de la famosa Tokyo-ya. Y allí, directa a comprar Ramune. Que me encanta, aunque siempre me lío abriendo la botella. Los demás puestos vendían dorayakis (como el del restaurante Okashi Sanda), ramen, yakitoris, takoyakis, algodón de azúcar, mazorcas de maíz… y mi favorito: kakigoris con azuki y fresa (¡Cómo me recordaba a Japón!)




El resto de puestos estaban más dirigidos a los niños, que estaban adorables con sus yukatas. Una colchoneta hinchable, un puesto para pescar pececillos naranjas, otro para coger bolitas y juguetes y la tradicional rifa con productos de los patrocinadores.



Fue una experiencia agradable. Os animo a que el próximo año vayáis a echarle un vistazo. Y, si os gusta ir con vuestro yukata, no lo dudéis porque no vais a ser los únicos españoles que lo lleven.




Un visita al Parque Europa de Torrejón de Ardoz


Una de las escapadas que podemos hacer desde Madrid es visitar este parque de Torrejón de Ardoz, ideal para pasar una tarde agradable paseando por sus 233.000 m2 o para hacer algunas de las actividades que hay en él.

Lo más característico de este parque creado en el 2010 es hacer la ruta de sus monumentos. Cuenta con esculturas que reproducen famosos monumentos europeos:
  • La Torre Eiffel.
  • El David de Miguel Ángel.
  • La Fontana di Trevi.
  • Un barco vikingo.
  • La Sirenita.
  • La Plaza de España.
  • El teatro griego.
  • El Muro de Berlín (cuenta con un trozo original del muro).
  • El Manneken Pis.
  • La Plaza de Europa.
  • El Atomium.
  • Las Tres Gracias.
  • La Puerta de Alcalá.
  • La Torre de Belém.
  • El Puente de Londres.
  • El Puente de Van Gogh (reproducción del Puente de Arlés).
  • Los Molinos holandeses de Kinderdijk.
  • La Acrópolis griega.
  • La Victoria de Samotracia.
  • La Puerta de Brandeburgo.
  • La fuente cibernética: ofrece un espectáculo de luz durante el verano. Los horarios los podéis ver en su web, porque varían según el día y el mes.


También hay otros puntos importantes:
  • Varios miradores.
  • Un arroyo.
  • Varios lagos.
  • Una cascada.
  • Una zona de merendero.
  • Templetes.
  • La Plaza del olivo.
  • La Plaza de las Tinajas.
  • El Paseo de las Flores.

La oferta de ocio también es bastante grande, pero algo cara:
  • Gran tirolina: 4€
  • Barcas: 11€ para cuatro personas.
  • Tiro con Arco: 6€
  • Parque Multiaventura con rocódromo: depende de las actividades que elijas, varía desde 4’5€ hasta 19€.
  • Laberinto láser: 6€
  • Parque sobre ruedas:  cuadriciclos (11€), bicis (5€), karts a pedales (4€), duo karts (8€)
  • Diversión en la granja: 1€ por viaje y atracción.
  • Paseos en poni: 5€
  • Camas elásticas: 3€
  • Bolas acuáticas: 4’5€
  • Minigolf: 4€
  • Visitas guiadas: 3’5€
  • La Mujer Gigante: una exposición interactiva sobre el cuerpo humano  5€

Además, hay varios  restaurantes, kioskos y merenderos dentro. A mí me gustó bastante. No os vayáis a esperar fieles reproducciones de los monumentos, más parece una especie de versión naïf de ellos, pero a mí me parecieron originales. Es mucho más que un parque, en el que puedes pasar un rato agradable gratis, o puedes disfrutar de varias atracciones y gastarte un pastón.

Los perros también son bienvenidos. Incluso tiene un área canina gratuita, separada en perros grandes y pequeños (no vayamos a tener un susto) llena de obstáculos para que se diviertan. 


El único punto desagradable es el tema de los aparcamientos. Internet está lleno de comentarios que denuncian su abuso. Al parque no se puede llegar como no sea en coche (si no, tardas una barbaridad desde Madrid) y el aparcamiento de la entrada es pagando SIEMPRE. No tiene el mismo horario que las demás zonas de Madrid, que nos dan un respiro a ciertas horas. Aquí se paga sí o sí. Todos los días, desde las 8’00 hasta las 2’00 de la mañana. Esto es otra: en los carteles pone 2’00, tal cual. Y mucha gente se piensa que es hasta las 14’00, como pasa los fines de semana en muchas zonas. Pues aquí no, es interrumpido hasta las 2’00 de la madrugada.

Las zonas anexas al parque también se pagan. No seáis incautos. Las multas son muy altas. Y, si bien no vi a mucha gente de mantenimiento en el parque, sí que vi a los vigilantes del aparcamiento ojo avizor. Así que ya me puedo imaginar cómo se sufraga parte del coste del recinto.

Aun así, merece la pena hacerle una visitilla. En su página web ponen los acontecimientos relevantes que se van a llevar a cabo en el parque. Cuando yo fui había conciertos y actividades porque estaban celebrando el Aniversario del fin del Muro de Berlín.



Horario del Parque Europa

Precio
  • Entrada al parque gratuita.
Cómo llegar al Parque Europa
  • Autobuses:
    • Autobús urbano: línea 2 (deja cerca)
    • Autobús urbano Circular A: los fines de semana hace una parada en la puerta del parque.
    • Autobús interurbano: línea 224-A (Avenida de América (Madrid) – Mancha Amarilla (deja cerca).
  • Coche:
    • Desde Madrid, a través de la A2, salida 18. Una vez en Torrejón está muy bien señalizado.
    • El aparcamiento cuesta 3€ por 6 horas y el parquímetro sólo acepta monedas. SE PAGA TODOS LOS DÍAS de 8'00 a 2'00 de la mañana, aunque parezca zona azul, no lo es. 


   PARQUE EUROPA   

Paseo de los Cipreses, s/n.
Torrejón de Ardoz.
Teléfono: 605 836 970

Visitando el Castillo de Sabiote


De camino a la bonita Úbeda, el otro día aproveché para dar una vuelta por Sabiote porque tenía curiosidad por ver su castillo, que lleva poco tiempo abierto. Sabiote es un pueblo pequeñito, a sólo 10 kilómetros de Úbeda y que se encuentra también incluido dentro de La Ruta del Renacimiento.

Llegar al castillo es fácil porque está muy bien señalizado y no hay problemas de aparcamiento. Está construido frente al valle del Guadalimar y data del siglo XIII (aunque por su posición estratégica tuvo funciones defensivas desde, al menos, época romana). No obstante, lo que vemos ahora es la remodelación que realizó el genial Vandelvira en 1543 para convertirlo en palacio renacentista para Francisco de los Cobos, Secretario de Carlos XV.



Curiosidades:
  • Se considera la construcción del siglo XVI más importante con fines militares que se hiciera en Jaén.
  • Es el ejemplo más antiguo que se conserva del modelo castillo-baluarte renacentista.
  • Fue declarado Monumento Histórico en 1931.
  • En su interior se guardó durante muchos años el San Juanito de Úbeda, escultura de Miguel Ángel que acabaría en la Capilla del Salvador de dicha localidad.
  • También custodió el Pendón de la Orden de Calatrava.
  • En 1540 Francisco de los Cobos mandó fundir los cañones para el castillo que estaba reformando y fueron usados en 1569, en la rebelión de los moriscos en Granada, apoyando al Marqués de Camarasa.
  • En 1777 se fundieron de nuevo los cañones para aumentar las campanas del Savador de Úbeda.
  • Las tropas de Napoleón arrasaron el castillo quedando éste en ruinas hasta que el Ayuntamiento, a quien la Casa de Medinaceli – Camarasa se lo cedió gratuitamente durante 99 años en 1982, ha empezado a trabajar en su restauración.

La visita al castillo

Entré por su única puerta, que llegó a contar con un puente levadizo y todo, y llegué a un patio. Pero allí no había nadie. En la puerta vi a un chico que me saludó, pero no sabía si era visitante, encargado o qué. No había señales por ningún sitio, no sabía si subir, bajar, salir… Al final decidir ir a mi bola y limitarme a ver lo que se pudiera.



Dentro hay varias salas vacías, en una de ellas vemos dos maquetas del castillo iluminadas y con figuritas, que parecen un Portal de Belén. Salí al patio, anduve un poco más por pasillos casi a oscuras y volví por donde había venido porque no había salida… en fin, la sensación de no saber ni lo que estás haciendo.


Lo mejor de todo son las vistas que hay desde el castillo, ese mar de olivos que me gusta tanto cuando no están en flor (por la alergia que les tengo y que me pongo muriéndome...).



Me fui con la sensación de que todo aquello era muy bonito pero aún faltaba mucho por hacer, empezando por la cartelería y esperando que su restauración no acabe con miles de audiovisuales por todos lados que están convirtiendo mucho de nuestro patrimonio en salones de juegos y salas de cine improvisadas y que le quitan todo su encanto natural. Algo puede haber, pero es que ya se pasan…

Si lo visitáis no olvidéis dar una vuelta por el pueblo, pasear por sus callejuelas, en especial las del Barrio del Albaicín, que a mí me gustaron mucho, visitar la iglesia de San Pedro Apóstol (siglo XVI), ver sus casas palaciegas, subir las escaleras del Pasaje de los Torreones de los siglos XIV y XV, y sus puertas. Y aprovechad algunas de las visitas guiadas que hace el Ayuntamiento o empresas como Artificis




Espero de verdad que la restauración siga adelante y que se pueda incorporar a los recorridos turísticos de Úbeda y Baeza.

Horario del Castillo de Sabiote
  • Sábados y domingos de 11’00 a 14’00 y de 16’00 a 18’30.
  • Entrada gratuita.


   CASTILLO DE SABIOTE   

Plaza del Castillo, 23410 Sabiote (Jaén)
Teléfono: 953 773 002

Visitando la Imprenta Municipal de Madrid


Una visita rápida cuando vayamos por el centro de la capital es este museo en la calle Concepción Jerónima que nos habla sobre el origen y desarrollo de la Imprenta Municipal de Madrid. Sus orígenes se remontan a 1853, fecha en la que se creó la Imprenta del Asilo de San Bernardino. Allí se formaban los niños acogidos y se realizaban trabajos de impresión para el Ayuntamiento.

Tras varios cambios de sede, en 1934 se establece en el edificio actual, de corte racionalista y dividido en tres plantas, cuenta con una estructura de hormigón armado y una fachada realizada con ladrillo visto y varios detalles que responden al Art Decó.


En 1986 se creó la Imprenta Artesanal la cual se hizo cargo de su gran patrimonio histórico y que daría lugar en el año 2011 al actual museo.  Pero la imprenta sigue en actividad. Su cometido consiste en la impresión artesanal de la producción literaria municipal que aflora en colecciones de poesía, regalos institucionales…

La exposición

En la planta baja del edificio se realiza un paseo por la historia de las imprenta y de las artes gráficas. El recorrido se divide en tres secciones:

▪  La imprenta: desde sus orígenes hasta el siglo XX: en este apartado comenzamos viendo los metales donde se inscribían con punzó los caracteres que se querían plasmar, los moldes para poner el plomo, e incluso la reproducción de una imprenta manual: la primera de Madrid (1566) y que aún está en funcionamiento, igual que la que se usó para imprimir El Quijote en 1605.

▪  Las técnicas de reproducción de imágenes: esta sección se dedica a la litografía y a los grabados y cuenta como piezas principales con un tórculo gemelo usado por Goya para grabar en 1789 y una máquina tipográfica Planeta de 1913.

▪  La encuadernación: aquí podemos ver 134 encuadernaciones artísticas y una colección con originales de Palomino y Cogollar de papeles de guardas, forros acuosos que abren y cierran los volúmenes.

La visita a mí se me hizo muy rápida y el espacio bastante desaprovechado. De hecho, la exposición sólo está en la primera planta. En la otra, a veces, hay otras exposiciones temporales. En fin, para quienes les interese el tema, ahí podéis tener información de primera mano. Eso sí, recomiendo asistir a una de las visitas guiadas que realizan porque si no, y si no estás especialmente formado en el tema, el recorrido puede parecer algo frío, como me pasó a mí.

Horario
  • De martes a viernes: de 10’00 a 20’00.
  • Sábados, domingos y festivos: de 10’00 a 14’00.
  • Cerrado: 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre y todos los lunes.
  • Visitas guiadas:
    • De martes a viernes a las 11’00 y 18’00.
    • Sábado, Domingos y festivos a las 12’00.
Cómo llegar a la Imprenta Municipal
  • Metro: Sol, Tirso de Molina, La Latina.
  • Autobuses: 3, ,6 17, 18, 23, 26, 31, 32, 35, 50, 51, 65, Minibús M-1.
  • Cercanías: Sol

   IMPRENTA MUNICIPAL DE MADRID   

c/ Concepción Jerónima, 15
Teléfono: 914 294 881




Exposición de Origami en Madrid


Este verano podemos disfrutar de una exposición muy curiosa en la sede de la Imprenta Municipal de Madrid. Se trata de una exhibición de una muestra de la Escuela Museo Origami de Zaragoza (EMOZ), actual referente en España de este complejo arte.

En la segunda planta del edificio de la imprenta podemos seguir un recorrido circular en el que podemos ver un montón de figuras que nos dejarán boquiabiertos. Además, está llena de paneles informativos que nos hablan de la historia de la papiroflexia, de las diferentes modalidades que hay, de los dobleces más sencillos y los más complejos. En el último apartado también se exhiben obras extranjeras de artistas de renombre internacional.







Sin duda, un visita que no nos llevará excesivo tiempo, pero que nos dejará asombrados al ver todo lo que se puede hacer con papel.

Mi favorita fue la escuela. No le faltaba ni un detalle:






Horario
  • Del 29 de abril al 30 de agosto de 2015
  • De martes a viernes: de 10’00 a 20’00.
  • Sábados, domingos y festivos: de 10’00 a 14’00.
Precio: Gratuito.

Cómo llegar:
  • Metro: Sol, Tirso de Molina, La Latina.
  • Autobuses: 3, 6, 17, 18, 23, 26, 311, 32, 35, 50, 51, 60, 65, M1.
  • Cercanías Renfe: Sol

   MUSEO DE LA IMPRENTA MUNICIPAL   

c/ Concepción Jerónima, 15 – Madrid
Teléfono: 914 294 881