Guías de viaje para Camboya, Laos y Vietnam

Este año hemos utilizado las guías de Lonely Planet de estos tres países porque, de todas las que vimos, fueron las que más actualizadas nos parecieron.

GUÍA DE CAMBOYA LONELY PLANET: 24€

Puntos fuertes: 
  • Nosotros sólo visitamos Siem Reap por falta de tiempo, pero siempre viene bien una guía para tener información, no sólo de esa ciudad, sino de todo el país para tener una idea más amplia de lo que vamos a encontrar. En este sentido esta guía está bien porque la información de los anexos sobre sociedad, historia, cultura… son una buena lectura de avión.

Puntos débiles:
  • Los mapas están incompletos, poner rayas que indican las calles importantes y no ponerles ni nombre (cuando caben perfectamente) me parece mezquino y pasota.
  • Ausencia casi total de fotos.
  • Desactualizada totalmente en cuanto a horarios y precios. Y las diferencias no son desdeñables. Por ejemplo, el Pueblo Cultural Camboyano hace siglos que dejó de costar 9$, ahora cuesta 15$.
  • Es sorprendente que no haya mención alguna al Circo Camboyano Phare, auténtico éxito en Siem Reap, y que sí que está presente en la guía de Vietnam y los Templos de Angkor de la misma editorial.
  • Si sólo queréis visitar Angkor y Siem Reap, yo os aconsejaría que, de comprar una guía, os hagáis con la de Vietnam, que contiene un anexo dedicado a esto. Me pareció más útil y así no vais cargados de libros. 

GUÍA DE LAOS LONELY PLANET:  24€

Puntos fuertes: 

  • Lo único interesante que tiene es el apartado dedicado a cultura, historia y sociedad. En este aspecto pasa exactamente lo mismo que con la guía de Camboya.

Puntos débiles:
  • Quedamos totalmente decepcionados con esta guía. Vamos, que si la hubiéramos conocido de antemano bien, ni de coña la compramos. Yo no sé cuándo diablos hizo su viaje el autor de este libro, pero lo que vimos no se corresponde para nada con lo que pone aquí. Esa vida natural y “salvaje”, llena de paz y armonía, virgen y casi sin desarrollar, no tiene nada que ver con un pueblo pegado al móvil y al Facebook. La ceremonia del Tak Bat, tan meditativa, es una auténtica feria en la que los monjes aceptan todo tipo de chucherías, sobre todo chocolatinas, y las bolitas de arroz que afirma que es lo mejor que podemos dar de ofrenda, las tiran por ahí sin el menor pudor.
  • Los precios no sólo se doblan, sino que se triplican con respecto a lo que dice la guía. Y muchos sitios que afirma que son gratuitos ahora son de pago y bien pagados. Ni siquiera acertó con el precio de los tuk tuk, aparentemente fijos.
  • Los mapas están incompletos, igual que la camboyana.
  • Es increíble que dedique un apartado entero contando las maravillas del Centro Nacional de Conservación de Elefantes (página 129) y no sean capaces de explicar en condiciones cómo narices se llega a éste. En dos ocasiones la guía habla de una agencia llamada Sakura que organiza el transporte pero ¿dónde está? Ahí tenías a todos los turistas buscando la maldita agencia con sus guías de Lonely Planet debajo del brazo y todos con la cara de decepción. Si tenemos la suerte de tener un móvil que funcione en este país y no nos importa gastar un huevo llamando al único número que viene en la guía, o hacemos que un laosiano caritativo llame por nosotros… nadie coge el teléfono. Experiencia vivida por todos los que visitamos el centro esos dos días.
  • La guía afirma que el té verde al estilo chino tradicionalmente se sirve gratis en los restaurantes. Al menos en los de Luang Prabang, no se sirve gratis absolutamente nada.
  • Se supone que las tasas de cambio suelen ser las mismas en los bancos y en las oficinas de cambio. Una leche. Nos asustamos tanto de lo que nos querían sablar por cambiar que salimos huyendo de ellas.
  • Ausencia casi total de fotos.

GUÍA DE VIETNAM LONELY PLANET: 228€


Puntos fuertes:
  • Está un poco mejor elaborada que las anteriores y es algo más completa
  • Buen anexo dedicado a la comida típica vietnamita con especialidades regionales (con fotos incluidas).
  • Su anexo dedicado a Siem Reap y Angkor es lo suficientemente completo como para no tener que comprar la guía de Camboya si sólo vais a visitar esos lugares.

Puntos débiles:
  • Los mapas son pésimos.
  • Los precios han variado muchísimo y el nivel de vida también ha subido. Lo que antes era gratis, ahora ya tiene ticket de pago.
  • El horario de muchos monumentos no está actualizado. Ni siquiera los días de cierre son acertados. Tan difícil no es preguntar regularmente para actualizar la guía.
  • Casi no tiene fotos. 

GUÍAS DE CONVERSACIÓN

Aunque otras veces las hemos comprado, este año ya llevábamos demasiado equipaje. Hicimos bien. En todos los lugares que hemos visitado no hemos tenido problema con el idioma. Si manejáis un inglés básico, es suficiente para entenderos. Más quisiéramos en España que hubiera tanta gente trabajando en turismo y hostelería que tuviera un manejo del inglés tan amplio como el que se tiene en estas ciudades de países en vías de desarrollo. NO SON NECESARIAS.  





Compártelo

Entradas relacionadas