Viaje a Camboya, Laos y Vietnam: Cuidado con los Mosquitos

¿CÓMO EVITAR LAS PICADURAS DE MOSQUITOS?

  • Evitar las zonas donde haya agua estancada y las orillas de los ríos y lagos.
  • Tener más precaución durante el amanecer y el anochecer.
  • Los mosquitos se sienten muy atraídos por nuestro sudor, así que debemos utilizar desodorantes, pero que no contengan olores dulzones. Los mejores son los que no desprenden ningún olor.
  • Utilizar mosquiteras en nuestra cama. Si pensáis que vuestro alojamiento no va a tener sería conveniente llevar una en la mochila. Son baratas y no ocupan mucho espacio. Rociarlas con repelente.
  • Procurar que nuestro alojamiento disponga de aire acondicionado en la habitación. Lo mejor es que esté en lo alto de la cama, porque los mosquitos salen despedidos por la corriente y no se pueden posar en nosotros.
  • Sacudir la ropa antes de ponérnosla y la colcha antes de acostarnos.
  • Utilizar un buen spray repelente. Nosotros nos llevamos Goibi Xtreme, que está bien indicado para estas zonas y nos funcionó totalmente. Por si acaso perdían nuestra mochila en los aeropuertos o nos la robaban, también nos llevamos Goibi en toallitas y las guardábamos en el equipaje de mano. Así no nos quedábamos totalmente desprotegidos en el destino. Y, sí, mosquitos (sobre todo en Laos) hay a patadas y llega a ser obsesivo el estar continuamente pensando que te van a picar.
  • Si necesitamos usar crema solar, ésta se aplica 20 minutos antes en la piel. Pasado este intervalo, entonces nos podemos rociar con el repelente de mosquitos.

Ropa que repele los mosquitos:
  • Llevar prendas de manga larga, pantalones largos, calcetines y evitar las chanclas.
  • No utilizar prendas oscuras, ni brillantes. Los colores oscuros atrapan el dióxido de carbono de nuestro cuerpo y los mosquitos se sentirán más atraídos por nosotros. Parece ser que el negro y el rojo son los colores que les atraen más.
  • Colores que repelen los mosquitos:
    • Blancos y color crema.
    • Amarillo: al contrario de lo que se piensa, los mosquitos casi no pueden detectar este color y cuando lo logran ver, su luz les confunde.
    • Verde azulado – Verde agua.


ENFERMEDADES QUE NOS PUEDEN TRANSMITIR LOS MOSQUITOS:

Las principales enfermedades que nos pueden transmitir los mosquitos en estos países son tres:

  • Dengue: no hay vacuna posible. Se transmite cuando un mosquito infectado con este virus te pica. Se inicia con una fiebre alta y repentina, de 4 a 7 días después de la picadura. Poco después de comenzar la fiebre (de 2 a 5 días), aparecen erupciones planas y rojas por el cuerpo que son muy molestas. La enfermedad no es contagiosa.
    • No hay tratamiento. Se toma paracetamol para aliviar la fiebre y se pasa como una   gripe. Dura más o menos una semana y no es mortal. Evitar tomar aspirinas, ibuprofeno y naproxeno.

  • Paludismo – Malaria: lo transmite el mosquino Anopheles, pero también nos podemos infectar por transfusiones de sangre o jeringuillas no esterilizadas.
    • Transcurridos siete días desde la picadura aparece fiebre leve, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, vómitos. Aparentemente parece una gripe pero, si no se trata adecuadamente, puede ser mortal en poco tiempo. Incluso si se tienen estos síntomas en los tres meses posteriores a nuestro viaje, debemos informar al médico para que nos haga un análisis de sangre y así detectarlo.
    • Existen vacunas pero los mosquitos cada vez se están haciendo más resistentes a ellas, por lo que no hay ninguna autorizada por la OMS. La profilaxis se suelen iniciar dos semanas antes del viaje y se debe mantener durante todo el tiempo que estemos en esta zona. Asimismo, también hay que tomarla durante varias semanas más (dependiendo del fármaco) cuando ya volvamos a casa. Los efectos secundarios son muy usuales y molestos, por lo que mucha gente prefiere no tomársela.


  • Fiebre de Chikungunya: se transmite por el mosquito Aedes. Comienza con una fiebre alta que dura de dos a cinco días, y continúa con dolores articulares en las extremidades (parecidos a las agujetas, pero más dolorosas) que pueden durar semanas, meses e incluso años; y con eritemas (enrojecimientos con inflamaciones en la piel).
    • No hay vacuna. Sólo podemos padecer esta enfermedad una vez, después se pasa y desarrollamos anticuerpos de por vida. Un 10% de los que la han padecido de manera aguda han desarrollado secuelas articulares, como la artritis crónica. 

Compártelo

Entradas relacionadas