Viaje a Camboya, Laos y Vietnam: Recomendaciones sanitarias


Lo primero de todo
  • Visitar vuestro Centro de Vacunación Internacional más cercano para informarnos sobre las medicinas y vacunas más adecuadas para nuestro viaje en particular.
  • Visitar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para conocer los últimos avisos sobre los países que vamos a visitar.
  • Inscribirnos en el Registro de Viajeros del Ministerio, para que estemos totalmente localizables en caso de urgencia.
  • Contratar un buen seguro de viaje que incluya actividades de riesgo, y tenga amplia cobertura sanitaria, incluido el transporte al hospital.


El agua
  • No se puede beber el agua del grifo. Debéis comprar agua embotellada y aseguraos de que os las venden precintadas. En algunos restaurantes os la llevan a la mesa con el precinto quitado y, simplemente, la han llenado del grifo.
  • Aun así, el agua embotellada está bastante mala. Sobre todo la que está purificada. De las que probamos, la única que estaba medio pasable era la de Coca-Cola.
  • El precio de las botellas varía mucho en función de la zona en la que estemos. A veces es mejor esperarse un poco para alejarse tan sólo una calle de los centros de las ciudades. También se puede regatear: una botella por la que pide 30.000 dong, la podemos obtener por 15.000.
  • También hay que vigilar el tema del hielo y los granizados. En los puestecillos callejeros los hay de dudoso origen.
  • Si no podemos comprar agua también podemos usar las kettles-hervidoras que normalmente hay en las habitaciones de los hoteles y los albergues. Se deja hervir durante 1 minuto y se airea para mejorar el sabor.
  • ¡Cuidado con lavarse los dientes! Es mejor hacerlo con agua embotellada o hervida.

Los baños


▪  Bañarse en ríos y lagos de agua dulce puede ser origen de enfermedades parasitarias.


▪  Si camináis atravesando el cauce de un río o por su orilla, evitar andar descalzo o con chanclas.

▪  Tener cuidado con los mosquitos. Suelen estar cerca de las aguas estancadas y de los ríos y lagos.

▪  Existe igualmente riego de contraer esquistosomiasis: enfermedad causada por cierto tipo de gusanos con los que se entra en contacto al nadar o bañarse en agua dulce contaminada, particularmente en el Rio Mekong.

▪  Los baños en el mar, en principio, no presentan ningún problema.


Los alimentos


▪  Hay riesgo de contraer opisthorchiasis: enfermedad causada por ciertos gusanos en ocasiones presentes en peces de agua dulce: la enfermedad se contrae comiendo pescado contaminado crudo o escasamente cocinado.

▪  Fiebre avícola: se recomienda mantenerse alejado de los mercados deaves, reservas naturales con aves y granjas, y tener especial cuidado con la ingesta de carne de aves y huevos. La misma precaución debe aplicarse respecto a los cerdos y su carne.

▪  Comer verduras y frutas que estén peladas o hervidas, y carne muy hecha.

▪  Hay que tener cuidado con los helados y granizados de los puestos callejeros. Pueden haber sido descongelados y congelados varias veces, estar hechos con leche mala o haber utilizado agua no potable.

▪  Evitar la comida de los puestos callejeros. A veces es difícil, pues parece muy apetitosa, como la del mercado nocturno de Luang Prabang.   :)

▪  A pesar de todo esto, la diarrea del viajero es lo más común que vamos a pillar aquí. Paciencia, Fortasec y rehidratación.


Problemas con nuestra piel


▪  La principal molestia que podéis tener en la piel es la asquerosa miliaria. Es una erupción que pica mucho. Está causada por un exceso de transpiración concentrado bajo la piel. Ante ella sólo os queda echaos agua fresquita, usar polvos de talco y poneos debajo del ventilador. Yo la sufro en las piernas cada vez que viajo a Asia. Y no consigo quitármela hasta que vuelvo. Es un verdadero engorro. No he podido evitarla ni con pantalones largos, ni cortos, ni leggings… nada.


Los golpes de calor

▪  Con tantísimo calor y tan húmedo, la deshidratación aparece tarde o temprano. Hay que beber mucha agua, aunque no tengamos sed. Usar gorros, crema solar (incluso cuando aparentemente esté nublado) y comer barritas energéticas o comidas con un poco más de sal de lo que comemos normalmente. También es bueno rehidratarnos con una solución de agua y sal.


Las picaduras de insectos

▪  Cuidado con los hoteles u hostales baratos. Las chinches no transmiten ninguna enfermedad, pero son un engorro. El picor se puede tratar con antihistamínicos.

▪  Si vais a adentraros en la selva puede haber sanguijuelas. Preguntar a los guías y, si es necesario, comprad unos calcetines anti-leech.

▪  Para evitar las chinches y las garrapatas podéis usar el forro de los sacos de dormir. En los mercados venden unos sacos de dormir, aparentemente de seda (¡ja!) que miden como un monedero. Son ideales para viajar en tren.


▪  Con respecto a los mosquitos, verdadero problema de la zona, visitad este post:

Compártelo

Entradas relacionadas