Cómo comprar billetes de tren en Vietnam


El Reunification Express, que une Hanoi y Ho Chi Minh a lo largo de 1726km, es una línea anquilosada en el pasado. Inaugurada su reparación con motivo de la unificación de Vietnam en 1976, los trenes no se encuentran en mejores condiciones que entonces. Consiste en una vía única, de norte a sur, por la que circulan a 50 km/h.

La red de ferrocarril está gestionada por Vietnam Railways (www.vr.com.vn).


Tipos de billetes de tren en Vietnam

Los billetes son igual que en China, pero las literas son mucho más silenciosas:
  • Asiento duro: abarrotada de gente, se venden más billetes de la cuenta y los viajeros acaban tirados por el suelo porque no hay sitio donde sentarse. El asiento es duro, duro. Vamos, asientos de madera. Una delicia…
  • Asiento blando: tres cuartas de lo mismo pero, al menos, el asiento es un poquito mejor. Más ancho, parecido a los asientos españoles.
  • Litera dura: compartimentos similares a los trenes chinos. Con pasillos abiertos e hileras de tres literas incómodas. Las de arriba son las más baratas.
  • Litera blanda: sí, aquí sí existe (en China parecían sólo una ilusión). son compartimentos cerrados que cuentan con dos literas, una mesita junto a la ventana, sábanas, cojín y mantas (mejor ni usarlas).



Comprar billetes de tren en Vietnam 

Los billetes sólo se pueden comprar en la estación. Los viajeros tienen varias opciones para que nuestro vendedor se desplace por nosotros a la estación y lo compre por nosotros:
  • Agencias de viaje vietnamitas: cualquier agencia que encontremos por la calle nos va a poder dar este servicio. Las comisiones van a depender de la agencia en cuestión, pero no suelen cobrar mucho.
  • Agencias online: hay muchas agencias que también nos lo pueden comprar, pero sus tarifas son mucho más altas.

Mi experiencia

Como todo el mundo me decía que comprara el billete con antelación porque las literas blandas se llenan en seguida, yo lo compré más de un mes antes. Para ello utilicé la web de la empresa nacional ferroviaria: www.vietnam-railways.com

La verdad es que no me fiaba mucho, porque no sabía si al final iba a tener los billetes al no disponer de ellos físicamente en el momento de la reserva. Pero todo fue genial.

La web da tres opciones:
  • Si no tenemos aún alojamiento reservado en Vietnam, existe la posibilidad de recoger en mano los billetes en las estaciones de Hanoi y de Ho Chi Minh.
  • Si tenemos ya nuestro hotel reservado pueden comprar los billetes por ti y mandártelos a tu alojamiento: lo mandan gratis a cualquier dirección de Vietnam. Yo puse la dirección del hotel en el que iba a estar en esa fecha y cuando hice el check-in, la recepcionista del hotel me entregó una carta para mí que habían recibido unos días antes. Dentro del sobre iban mis billetes.
  • También los mandan al extranjero pagando una gran comisión. No sale rentable.

Los billetes se compran en su web. Se elige el ticket que queremos, según el horario que hay disponible.

Se puede pagar mediante tarjeta de crédito, transferencia bancaria y Western Union (para estas dos últimas opciones hay que ponerse en contacto con la compañía antes).

A continuación nos mandan un email con la confirmación de nuestra compra. Por sí sólo ese email no nos sirve para montarnos en el tren, pero hay que guardarlo por si tenemos cualquier problema a la hora de recibir nuestro billete.



Si no hemos recibido nuestros tickets en la fecha y sitios acordados, hay que llamarles por teléfono para que resuelvan la incidencia. Cualquier hotel nos puede resolver nuestro problema. +84 932 33 84 55 / +84 904 619 926

Las estaciones de tren no son responsables de este servicio, así que no nos van a resolver nada en caso de tener un problema. Sólo nos queda llamar por teléfono para aclararlo.


Es un servicio bastante fiable. 

Viajar a Vietnam: cómo contratar excursiones


Una de las maneras más fáciles de visitar los sitios alejados es contratando excursiones (a Halong Bay, a los túneles de Cu Chi, al Delta del Mekong..). Las ciudades turísticas de Vietnam tienen calles enteras llenas de agencias de viaje con carteles ofreciéndote excursiones de todo tipo. No hay que hacerse ilusiones, pues la mayoría realmente ofrecen lo mismo. Da igual con quién contratéis la visita, al final todos vais a ir en el mismo autobús y con el mismo guía. Lo único que va a variar es el precio que has pagado por ello y dónde lo has comprado. En este caso pasa igual que en China.

Como la oferta es tan variada, hay que darse una vuelta por la calle de las agencias y ver la más barata. Con todo, internet es lo mejor. Así que, cuando veáis algo interesante, buscad referencias.

Dónde contratar las excursiones en Vietnam

Online:
Hay miles de agencias donde podéis contratar estos servicios. El precio es increíblemente superior al que vais a encontraros en Vietnam. Y, posiblemente, el resultado sea el mismo.
La más famosa es The Sihn Tourist. Esto se ha convertido en una verdadera pesadilla. Se ha hecho tan famosa que le han salido imitaciones por todos sitios. Hasta en internet hay webs mucho mejores que la suya que dan el pego, pero la gente luego se lleva la sorpresa porque son una estafa, o el servicio que han recibido es una auténtica caca.

Lo que no puedo entender es como en la misma calle puede haber hasta 5 oficinas que dicen llamarse así. Sólo una es la auténtica. Adivina tú cuál. Y… ¿por qué no se queja la oficial?

En el hotel:
Aquí hay dos posibilidades:
  • Podemos contratarlas online: muchos hoteles ofrecen excursiones en sus páginas web. Normalmente a un precio bastante alto.
  • Contratarlas al llegar: curiosamente, cuando llegas al destino no hay información sobre esas excursiones que había en la web, pero sí que hay un abanico mucho más amplio y a precios muy asequibles. Aun así, muchas veces se puede negociar con ellos y decirles  que necesitas algo distinto de lo que tienen en los folletos. En ese caso, te apañan algo rápido.

En agencias a pie de calle:
Como ya he dicho, hay calles enteras llenas de estas agencias. La oferta es grandiosa pero, si nos paramos a mirar minuciosamente, al final resulta que todas ofrecen más o menos lo mismo. Por eso hay que mirar varias para decidir cuál nos sale más rentable. Abren hasta bastante tarde y suelen estar en los barrios mochileros. 

Yo contraté dos excursiones con la agencia Gnocc Mai, en el barrio mochilero de Phan Ngu Lao, Ho Chi Minh, en frente del Orient Hotel, número 169. Y no se portaron nada mal. 

Características de estas excursiones:
  • Se pagan en el momento en el que se contratan (muchas aceptan tarjetas de crédito, pero hay que pagar un 3% más).
  • No hay problema con que la contrates a las diez de la noche y la excursión sea para el día siguiente.
  • En las que tienen el precio marcado en sus folletos es tontería regatear.
  • Tienen una hora fija de salida, pero nunca se cumple.
  • Cuando llegas al punto desde donde sale tu excursión hay que esperar a que se organicen y empiecen a recoger gente que viene de otras agencias pero que también va a acabar haciendo la excursión con la tuya (aunque haya pagado bastante más por lo mismo).
  • Este es un tiempo de incertidumbre bastante incómodo. Los guías se reparten a los viajeros, se cambian varias veces, los nuevos guías te piden mil veces el recibo… y cada vez se va llenando el local de más gente.
  • Una vez montados en vuestro autobús o furgoneta, no os esperéis salir por fin hacia el destino. Noooo… el autobús va parando en hostales, hoteles y otras agencias para seguir reclutando gente. Con el consiguiente jaleo de cambio de guías, pedir otra vez los recibos… y todo de nuevo.
  • Cuando por fin logras salir ya el guía se presenta. Suele dar una botella de agua y empieza a hacer chistes malos y machistas. Da unas cuantas anotaciones a gritos sobre lo que vamos a ver, repite cien veces el itinerario y se calla hasta la primera parada.
  • De quedar a las 8 a salir al final a las 10.
  • La primera parada siempre es una REST ROOM. Vamos, una tienda. Allí venden jade, cuadros, porcelana… Si tenéis suerte también hay un restaurante limitado donde tomaros un polo o algo ligero. No son baratos, pero hacen el apaño. Los servicios suelen estar medio limpios, aunque no lo parezcan a simple vista.
  • Visitando los sitios de interés, por lo que realmente habíais pagado la excursión y os interesaba, vais a estar muy poco. Entre el tiempo que habéis perdido en salir y el invertido en tiendas y restaurantes… ya lo habéis visto tó.
  • Si en un folleto, o cuando os están explicando el itinerario, aparece la palabra WORKSHOP, desconfiad. Eso es una tienda encubierta. Fijo. “Podréis disfrutar de un auténtico y tradicional taller de cerámica vietnamita donde se os explicará el proceso de la arcilla…”. Nada, nada. Eso es una tienda.

Alternativas a este tipo de excursiones son las hechas a medida, o bien en agencia, o bien en el hotel. En ese caso pagaréis muchísimo más, pero tendréis la posibilidad de estar en un coche cómodo con un conductor particular, o con dos o tres parejas más. El itinerario puede ser medio fijo o lo puedes ir haciendo tú, porque lo que realmente contratas es el chófer. Así te paras donde te da la gana. Si quieres comer, comes. Si quieres comprar, compras. Y si no te apetece hacer nada, pues a dormir hasta tu destino.

Un ejemplo: yo contraté una excursión de Hue a Hoi An en el hotel de Hue. Me costó 50$ y me llevó a las Montañas de Mármol de Danang, e hizo varias paradas en el camino para que pudiera hacernos fotos. El chófer hacía de fotógrafo y buscaba los mejores sitios. Se esperaba para que terminara de ver las cosas bien, fui a gusto en su coche… Así que, como siempre, todo depende del bolsillo que tengamos disponible.

De todos modos, sea lo que sea que contratemos, da igual el sitio y el precio, hay algo muy importante que hay que tener en cuenta: HAY QUE DEJARLO TODO POR ESCRITO. Que si no, se hacen los longuis y se dejan algo del camino sin visitar, o te cobran más de la cuenta o te llevan a un restaurante o a una tienda sin tú haberlo pedido. Mi chófer tan amable curiosamente “se olvidó” de parar en una playa a la que me había dicho la dueña del hotel que íbamos a ir. Me pasé todo el trayecto preguntándome dónde coño estaba la playa y el tío se hacía el longui. Al final, me paró para que viera una bonita playa de lejos y le hiciera fotos. La hora que íbamos a echar en la playa fue la hora con la que llegamos de adelanto a Hoi An. Así que el tío se ahorró tiempo y camino. Un listo. Pero como no tenía el itinerario escrito, no pude reclamarle nada. 


Viajar a Vietnam: cambiar dinero, usar la tarjeta de crédito y sacar del cajero.

En Vietnam en casi todos los sitios aceptan euros o dólares. Con los dólares se manejan mucho mejor y el cambio a Dong lo suelen hacer bien, incluso mentalmente. Los euros los tienen menos trabajados y se piensan que tienen menor valor y piden más por el mismo artículo. De pedir 5$, a pedir 10€ por lo mismo.

Lo mejor es pagar siempre en Dong (VND)

Cambio de euro a Dong:  www.xe.com 

En España es casi imposible conseguir dongs. Su moneda no cotiza fuera de Vietnam y, por eso, los bancos no trabajan con ellos.

Sitios donde cambiar dinero en Vietnam

De mejor a peor opción:
  1. En los bancos: es la mejor opción. Te dan el cambio actualizado y, si cobran comisión, suele ser una tasa fija y pequeña. El Vietcombank es una buena opción. Su horario suele ser de 7’00 a 11’00 y de 13’00 a 17’00. Algunos no abren por la tarde.
  2. En los hoteles: las tasas varían mucho dependiendo del hotel. Cuanto más caro, más tasas. Preguntad antes por si os interesa.
  3. En las casas de cambio: las tasas también varían bastante de una a otra. Hay que salir de los centros turísticos para encontrar algo interesante.
  4. En las joyerías: curioso, pero sí. Frente a un mostrador lleno de figuritas de jade, pulseras, collares, relojes… hay ventanillas donde te cambian dinero. Las tasas suelen ser un poco menores que en el aeropuerto. Da un poco de cosa porque te encuentras a un montón de vietnamitas con sus máquinas de contar billetes, tú lleno de dinero para cambiar, eso cerrado… pfff. No todas son así. Lo mejor es mirar un poco la pinta que tienen antes y entrar en las que están más concurridas o las que se ven las ventanillas desde el escaparate de fuera. Yo no tengo ningún problema.
  5. En el aeropuerto: mucho peor que en cualquier otro sitio. El problema es si tenéis que pagar un taxi o un autobús para llegar al centro. En este sentido podéis contratar el taxi en el propio hotel avisándoles por internet o sacar dinero en un cajero en el aeropuerto.

En todos estos sitios, las condiciones para cambiar los dongs que me han sobrado a euros son las mismas.

Sacar dinero de un cajero en Vietnam 
  • Hay ATM por todos lados.
  • La mayoría de los cajeros sólo te permiten sacar 2.000.000 dongs: más o menos unos 76€.
  • Los billetes que dan suelen ser muy grandes y luego hay problemas para comprar con ellos.
  • Si no te cobran comisiones en tu banco, esta es la mejor opción.
  • Las comisiones por sacar dinero dependen de cada banco. Hay algunos, como ING o EVO que no cobran comisión, pero otros… lo flipas.
  • Dan el cambio exacto del día, y no uno imaginario puesto por la casa de cambio de turno.

Pagar con tarjeta de crédito en Vietnam 
  • La Visa está más extendida que la MasterCard.
  • La American Express no la aceptan en muchos sitios. Donde la aceptan las comisiones superan el 5%.
  • Cada vez las aceptan en más sitios.
  • No he tenido problemas para pagar en ningún hotel, ni en el barco de Halong Bay.
  • En todos los sitios donde he usado la tarjeta me han avisado previamente de que nos tenían que cobrar un 3% más.
  • Es útil pagar con ella en los sitios caros, como los hoteles, para no tener que llevar tanto dinero encima.

Dong (VND) La moneda de Vietnam 

Desgraciadamente no he tenido la suerte de obtener monedas en Vietnam. Todo lo que he encontrado han sido billetes. Y me volvía loca con tanto cero. Todos tienen por un lado la cara de Ho Chi Mihn y, por el otro, lugares representativos del país.

Tipos de billetes:










Se supone que también hay monedas, curiosamente acuñadas en Finlandia, pero no las hemos encontrado por ningún sitio. Son de 200, 500, 1.000, 2.000 y 5.000 dongs. Como la inflación es tan alta, no se usan.



Dónde conseguir el visado para Vietnam

¿El visado para Vietnam es necesario para los españoles?

Se supone que desde el 1 de julio de 2015 los ciudadanos españoles no necesitan un visado para entrar en Vietnam si nuestro viaje no dura más de 15 días y sólo si es para una sola entrada en este país, no para múltiples.

Por lo que sabemos, a día de hoy, esto se ve muy bonito en España pero allí no tienen ni idea de esta normativa, o no quieren tenerla. Conozco a viajeros que han sido retenidos en el aeropuerto hasta que se ha “normalizado” su situación, previo pago de más tasas. Amén del tiempo perdido y de la vergüenza que se pasa en el aeropuerto al parecer unos delincuentes.


Cómo conseguir el visado para Vietnam 

El visado de turista se puede conseguir de varias maneras:

1. En la Embajada de Vietnam en Madrid.
El visado turístico vale para 30 días, ampliables. Se puede obtener de dos modos:

a) Yendo directamente a la embajada y presentando la documentación. Nos pedirán:
  • Impreso de solicitud del visado, que se puede descargar en su página también.
  • Pasaporte original con validez de al menos seis meses después de nuestra estancia solicitada en Vietnam.
  • Una fotocopia de la página del pasaporte donde figuran los datos personales.
  • En cuestión de una semana, volver para recogerlo.
  • Dos fotos.

b) Enviando todos estos documentos por correo certificado a la propia embajada.
  • En este caso también tenemos que aportar un sobre certificado ya rellenado con nuestra dirección para que nos lo reenvíen.

Cuando fuia la Embajada de Vietnam en Madrid me pareció muy curioso que la única chica que atendía en ventanilla no tenía ni papa de español. Sólo sabía decir “paga”. Ni siquiera sabía decir los números. Toda nuestra conversación fue en un inglés básico.

Precio:
  • De una entrada: 80€
  • De múltiples entradas: 95€


2. On arrival. A la llegada a Vietnam.
En ese caso nos saldrá más barato, pero nos tendremos que hacer con una carta de aprobación expedida por el departamento de inmigración de Vietnam, pero que está gestionada por agencias vietnamitas. Se solicita online y nos saldrá por 10€ o así. El Ministerio de Asuntos Exteriores habla de: happydays (e-mail), myvietnamvisa, vietnam-visa o vietnam-immigration(e-mail)

Una vez en el aeropuerto de entrada a Vietnam nos pedirán:
  • La carta de la agencia.
  • Dos fotos.
  • Tasa: 45$

El principal inconveniente es aguantar las colas en el aeropuerto para hacer todos estos trámites. Yo ya me lo llevé desde Madrid.

Este visado sólo sirve para entrar a Vietnam vía aeropuertos. Si se hace por carretera o barco, nos pueden poner pegas. En estos casos, cualquier agencia de viajes o albergue de Laos, Camboya o Bangkok, puede tramitárnoslo. 

Cómo llegar a la Embajada de Vietnam en Madrid 

Horario: de lunes a viernes, de 9'00 a 13'00.
Metro: Línea 4 (Avenida de la Paz) y Línea 9 (Concha Espina)
Autobús: 40, 43, 120.

Avenida Alfonso XII, Nº 54
28016  Madrid
Teléfono: (0034) 915 102 867 
Fax: (0034) 914 157 067
Email: claudiomes@yahoo.com









Seguro de Viaje para el Sudeste Asiático

La verdad es que esto me trajo de cabeza desde que empecé a organizar el viaje. Miré Axa, Mapfre, Alliaz… y, después de mucho mirar y llamar por teléfono, al final me fié de Internet y de los cientos de comentarios que muchos viajeros había hecho alabando IATI y de las experiencias que habían tenido en caso de haberlo usado. Por suerte, no lo tuvimos que usar para nada. Pero… ¿quién se atrevía a irse sin nada?

Lo peor que tiene IATI es que tiene muy pocas oficinas y la mayoría que encontramos eran agencias de viaje donde te podían dar escasa información. Llamamos por teléfono varias veces y les mandamos email. La atención fue muy rápida, pero no aclararon mucho. Tan sólo insistían en que nos sacáramos un seguro de mochileros y ya está. Vamos, que contratáramos uno de los seguros tipificados que viene en su web y nos dejáramos ya de tanta pregunta. No nos dieron la opción de hacer uno a medida y es que lo que nos gustaba de uno, no lo tenía el otro... y así con todos. No nos convencía ninguno 100%

De todos modos, la verdad es que, para todo lo que cubre, es bastante barato. Para dos personas nos salió por 169’12€.

Puntos fuertes del seguro de IATI
  • Responden rápido, tanto por email, como por teléfono.
  • Es bastante barato y se adapta a las necesidades de los mochileros.
  • Si necesitas usarlo tan sólo tienes que llamarles por teléfono y ellos se encargan de todo. En principio no es necesario ni siquiera que pagues por adelantado el médico. Pero, en caso de que se pusieran farrucos, IATI te lo reembolsa ingresándolo en tu cuenta.
  • Tiene un teléfono de asistencia 24 horas a cobro revertido que funciona en todo el mundo y te hablan en español.
  • Como ya he dicho, hay un montón de comentarios en internet de viajeros que lo alaban.
  • Además, es fácil encontrar alguna oferta por internet. Yo usé uno que me daba un 5% de descuento.

Viaje a Camboya, Laos y Vietnam: Recomendaciones sanitarias


Lo primero de todo
  • Visitar vuestro Centro de Vacunación Internacional más cercano para informarnos sobre las medicinas y vacunas más adecuadas para nuestro viaje en particular.
  • Visitar la web del Ministerio de Asuntos Exteriores para conocer los últimos avisos sobre los países que vamos a visitar.
  • Inscribirnos en el Registro de Viajeros del Ministerio, para que estemos totalmente localizables en caso de urgencia.
  • Contratar un buen seguro de viaje que incluya actividades de riesgo, y tenga amplia cobertura sanitaria, incluido el transporte al hospital.


El agua
  • No se puede beber el agua del grifo. Debéis comprar agua embotellada y aseguraos de que os las venden precintadas. En algunos restaurantes os la llevan a la mesa con el precinto quitado y, simplemente, la han llenado del grifo.
  • Aun así, el agua embotellada está bastante mala. Sobre todo la que está purificada. De las que probamos, la única que estaba medio pasable era la de Coca-Cola.
  • El precio de las botellas varía mucho en función de la zona en la que estemos. A veces es mejor esperarse un poco para alejarse tan sólo una calle de los centros de las ciudades. También se puede regatear: una botella por la que pide 30.000 dong, la podemos obtener por 15.000.
  • También hay que vigilar el tema del hielo y los granizados. En los puestecillos callejeros los hay de dudoso origen.
  • Si no podemos comprar agua también podemos usar las kettles-hervidoras que normalmente hay en las habitaciones de los hoteles y los albergues. Se deja hervir durante 1 minuto y se airea para mejorar el sabor.
  • ¡Cuidado con lavarse los dientes! Es mejor hacerlo con agua embotellada o hervida.

Los baños


▪  Bañarse en ríos y lagos de agua dulce puede ser origen de enfermedades parasitarias.


▪  Si camináis atravesando el cauce de un río o por su orilla, evitar andar descalzo o con chanclas.

▪  Tener cuidado con los mosquitos. Suelen estar cerca de las aguas estancadas y de los ríos y lagos.

▪  Existe igualmente riego de contraer esquistosomiasis: enfermedad causada por cierto tipo de gusanos con los que se entra en contacto al nadar o bañarse en agua dulce contaminada, particularmente en el Rio Mekong.

▪  Los baños en el mar, en principio, no presentan ningún problema.


Los alimentos


▪  Hay riesgo de contraer opisthorchiasis: enfermedad causada por ciertos gusanos en ocasiones presentes en peces de agua dulce: la enfermedad se contrae comiendo pescado contaminado crudo o escasamente cocinado.

▪  Fiebre avícola: se recomienda mantenerse alejado de los mercados deaves, reservas naturales con aves y granjas, y tener especial cuidado con la ingesta de carne de aves y huevos. La misma precaución debe aplicarse respecto a los cerdos y su carne.

▪  Comer verduras y frutas que estén peladas o hervidas, y carne muy hecha.

▪  Hay que tener cuidado con los helados y granizados de los puestos callejeros. Pueden haber sido descongelados y congelados varias veces, estar hechos con leche mala o haber utilizado agua no potable.

▪  Evitar la comida de los puestos callejeros. A veces es difícil, pues parece muy apetitosa, como la del mercado nocturno de Luang Prabang.   :)

▪  A pesar de todo esto, la diarrea del viajero es lo más común que vamos a pillar aquí. Paciencia, Fortasec y rehidratación.


Problemas con nuestra piel


▪  La principal molestia que podéis tener en la piel es la asquerosa miliaria. Es una erupción que pica mucho. Está causada por un exceso de transpiración concentrado bajo la piel. Ante ella sólo os queda echaos agua fresquita, usar polvos de talco y poneos debajo del ventilador. Yo la sufro en las piernas cada vez que viajo a Asia. Y no consigo quitármela hasta que vuelvo. Es un verdadero engorro. No he podido evitarla ni con pantalones largos, ni cortos, ni leggings… nada.


Los golpes de calor

▪  Con tantísimo calor y tan húmedo, la deshidratación aparece tarde o temprano. Hay que beber mucha agua, aunque no tengamos sed. Usar gorros, crema solar (incluso cuando aparentemente esté nublado) y comer barritas energéticas o comidas con un poco más de sal de lo que comemos normalmente. También es bueno rehidratarnos con una solución de agua y sal.


Las picaduras de insectos

▪  Cuidado con los hoteles u hostales baratos. Las chinches no transmiten ninguna enfermedad, pero son un engorro. El picor se puede tratar con antihistamínicos.

▪  Si vais a adentraros en la selva puede haber sanguijuelas. Preguntar a los guías y, si es necesario, comprad unos calcetines anti-leech.

▪  Para evitar las chinches y las garrapatas podéis usar el forro de los sacos de dormir. En los mercados venden unos sacos de dormir, aparentemente de seda (¡ja!) que miden como un monedero. Son ideales para viajar en tren.


▪  Con respecto a los mosquitos, verdadero problema de la zona, visitad este post:

Viaje a Camboya, Laos y Vietnam: Cómo evitar las picaduras de mosquitos

Resultado de imagen de mosquitos

Cómo evitar las picaduras de mosquitos

▪  Evitar las zonas donde haya agua estancada y las orillas de los ríos y lagos.

▪  Tener más precaución durante el amanecer y el anochecer.

▪  Los mosquitos se sienten muy atraídos por nuestro sudor, así que debemos utilizar desodorantes, pero que no contengan olores dulzones. Los mejores son los que no desprenden ningún olor.

▪  Utilizar mosquiteras en nuestra cama. Si pensáis que vuestro alojamiento no va a tener sería conveniente llevar una en la mochila. Son baratas y no ocupan mucho espacio. Rociarlas con repelente.

▪  Procurar que nuestro alojamiento disponga de aire acondicionado en la habitación. Lo mejor es que esté en lo alto de la cama, porque los mosquitos salen despedidos por la corriente y no se pueden posar en nosotros.

▪  Sacudir la ropa antes de ponérnosla y la colcha antes de acostarnos.

▪  Utilizar un buen spray repelente. Nosotros nos llevamos Goibi Xtreme, que está bien indicado para estas zonas y nos funcionó totalmente. Por si acaso perdían nuestra mochila en los aeropuertos o nos la robaban, también nos llevamos Goibi en toallitas y las guardábamos en el equipaje de mano. Así no nos quedábamos totalmente desprotegidos en el destino. Y, sí, mosquitos (sobre todo en Laos) hay a patadas y llega a ser obsesivo el estar continuamente pensando que te van a picar.

▪  Si necesitamos usar crema solar, ésta se aplica 20 minutos antes en la piel. Pasado este intervalo, entonces nos podemos rociar con el repelente de mosquitos.

Ropa que repele los mosquitos:


▪  Llevar prendas de manga larga, pantalones largos, calcetines y evitar las chanclas.

▪  No utilizar prendas oscuras, ni brillantes. Los colores oscuros atrapan el dióxido de carbono de nuestro cuerpo y los mosquitos se sentirán más atraídos por nosotros. Parece ser que el negro y el rojo son los colores que les atraen más.

▪  Colores que repelen los mosquitos:
  • Blancos y color crema.
  • Amarillo: al contrario de lo que se piensa, los mosquitos casi no pueden detectar este color y cuando lo logran ver, su luz les confunde.
  • Verde azulado – Verde agua.


Enfermedades que nos pueden transmitir los mosquitos 

Las principales enfermedades que nos pueden transmitir los mosquitos en estos países son tres:

  • Dengue: no hay vacuna posible. Se transmite cuando un mosquito infectado con este virus te pica. Se inicia con una fiebre alta y repentina, de 4 a 7 días después de la picadura. Poco después de comenzar la fiebre (de 2 a 5 días), aparecen erupciones planas y rojas por el cuerpo que son muy molestas. La enfermedad no es contagiosa.
    • No hay tratamiento. Se toma paracetamol para aliviar la fiebre y se pasa como una   gripe. Dura más o menos una semana y no es mortal. Evitar tomar aspirinas, ibuprofeno y naproxeno.

  • Paludismo – Malaria: lo transmite el mosquino Anopheles, pero también nos podemos infectar por transfusiones de sangre o jeringuillas no esterilizadas.


    • Transcurridos siete días desde la picadura aparece fiebre leve, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, vómitos. Aparentemente parece una gripe pero, si no se trata adecuadamente, puede ser mortal en poco tiempo. Incluso si se tienen estos síntomas en los tres meses posteriores a nuestro viaje, debemos informar al médico para que nos haga un análisis de sangre y así detectarlo.
    • Existen vacunas pero los mosquitos cada vez se están haciendo más resistentes a ellas, por lo que no hay ninguna autorizada por la OMS. La profilaxis se suelen iniciar dos semanas antes del viaje y se debe mantener durante todo el tiempo que estemos en esta zona. Asimismo, también hay que tomarla durante varias semanas más (dependiendo del fármaco) cuando ya volvamos a casa. Los efectos secundarios son muy usuales y molestos, por lo que mucha gente prefiere no tomársela.


  • Fiebre de Chikungunya: se transmite por el mosquito Aedes. Comienza con una fiebre alta que dura de dos a cinco días, y continúa con dolores articulares en las extremidades (parecidos a las agujetas, pero más dolorosas) que pueden durar semanas, meses e incluso años; y con eritemas (enrojecimientos con inflamaciones en la piel).
    • No hay vacuna. Sólo podemos padecer esta enfermedad una vez, después se pasa y desarrollamos anticuerpos de por vida. Un 10% de los que la han padecido de manera aguda han desarrollado secuelas articulares, como la artritis crónica.