Qué ver en Ribadesella en una mañana


Famosa por el descenso del Sella cada mes de agosto, Ribadesella cuenta con un gran patrimonio cultural y natural. Hermosas playas a orillas de Cantábrico, huellas de dinosaurios, cuevas prehistóricas… todo ello la hacen una importante ciudad a visitar.



¿Dónde aparcar en Ribadesella?

Yo dejé el coche al lado de la estación de autobuses. Allí hay un amplio parking gratuito.

¿Qué ver en Ribadesella?

Ribadesella se encuentra dividida en dos partes por río Sella. La zona este es la de más bullicio, donde está el casco antiguo, todo peatonal,  y las calles comerciales. Al otro lado de la ría, se extiende la moderna Playa de Santa Marina y las Cuevas Patrimonio de la Humanidad de Tito Bustillo.





Zona este de la Ría: paseo a pie desde la estación de autobuses.

1. Plaza de la Reina Mª Cristina: en ella podemos encontrar el Ayuntamiento, ubicado en el Palacio de los Prieto Cutre. Siguiendo todo el recorrido peatonal también hay otros puntos de interés, como la casona del Escudo (donde nació el pintor Darío de Regoyos), o la casa de los Ardines. Los miércoles tiene lugar desde el siglo XIII, el mercado semanal en el que podemos encontrar los mejores productos de la tierra.



2. Iglesia de Santa María Magdalena: erigida en 1936 y  en la que destacan los frescos de la cúpula, de los hermanos riosellanos Uría-Aza, y el altar de piedra tallada.



3. Calle Gran Vía de Agustín Argüelles: con muchos ejemplos de arquitectura modernista, en ella hay multitud de tiendas, restaurantes y cafeterías para entretenerse después de un buen día de playa. El paralelo Paseo de la Princesa Letizia, desde el paseo marítimo desde el final del puente del Sella hasta la Lonja del Pescado, también cuenta con montón de sidrerías y restaurantes.



4. Torre de la Atalaya: construcción del siglo XIX sobre una antigua torre medieval. Su fachada está hoy toda llena de vegetación. Su interior no es visitable. Muy cerca de ésta se encuentra la Playa de la Atalaya.



5. Paseo de la Grúa: un paseo muy agradable desde el que contemplar el puerto y que está decorado con paneles de Mingote, unos trabajos que representan la historia local desde el punto de vista de este famoso dibujante.



6. Ermita de la Virgen de la Guía: al final del Paseo de la Grúa, sobre el Monte Corberu, se alza esta capilla del siglo XVII en honor a la patrona de los marineros y que está defendida por unos cuantos cañones antiguos. Desde allí las vistas son maravillosas.



Zona oeste de la ría   

Yo decidí volver mis nuestros pasos y coger el coche para visitar esta área. Sus lugares más representativos son:

7. Playa de Santa Marina: cuenta con un gran paseo lleno de palacetes y antiguas casas de indianos. La Marquesa de Argüelles mandó construir una gran urbanización en 1907 para que las clases altas disfrutaran del mar y hoy, en fechas clave,  está abarrotada de turistas. Al final de esta playa, en la zona de los acantilados, en el extremo occidental, hay huellas de dinosaurio. Yo no distinguí nada en las piedras y mira que estuve un rato intentándolo. Aunque los lugareños me insistieron en que estaba allí.





8. Huellas de dinosaurio: otros enclaves cercanos para verlas están en la Playa de Vega y en los Acantilados de Tereñes.

▪  La Playa de Vega está a unos 6 km del pueblo. En la zona este de la playa aparecen huellas de dinosaurios bípedos y abundantes fósiles marinos.

▪  Los Acantilados de Tereñes están algo más cerca. Recorriendo los acantilados hacia el oeste aparecen huellas de dinosaurios cuadrúpedos y bípedos a través de un recorrido de 400 metros que cuenta con un panel informativo.

9. Cueva y Centro de Interpretación de Tito Bustillo y Cuevona de Ardines: es uno de los conjuntos rupestre mundiales del arte paleolítico. En julio de 2008 fue declarada, junto a otras cuatro cuevas asturianas y nueve más de Cantabria y el País Vasco, Patrimonio de la Humanidad por sus extraordinarias manifestaciones de arte rupestre paleolítico.



Sin embargo, tened en cuenta que de los doce conjuntos que la forman, únicamente se puede visitar unos meses al año el Panel Principal para contribuir a la preservación y conservación de la cueva. En su página web os informarán de cuándo está disponible la visita a la cueva. Si está cerrada, os tendréis que conformar con la visita a l Centro de Interpretación, cuya entrada es de 5.30€

La entrada conjunta a ambos lugares es de 7,34€ y se puede comprar desde su página web. http://www.centrotitobustillo.com/es/3/visitas/26/visitas/29/tarifas.html

Con la entrada comprada a cualquiera de estos lugares se puede realizar también la visita a la Cuevona de Ardines, para lo que hay que subir 300 escalones. La visita dura 45 minutos, pero no siempre está disponible. Está limitada a 20 participantes por pase y la frecuencia sólo os la dirán en el centro. Puede que una vez comprada la entrada, no podáis visitar esta parte por exceso de cupo.

10. Cuevona de Cuevas del Agua: merece mucho la pena atravesar con el coche este gran túnel natural de cerca de 300 metros que discurre entre Ribadesella y la vecina aldea de Cuevas del Agua, a 8 km. Para llegar aquí partimos del casco urbano, cruzamos el puente dirección a la playa y giramos a mano izquierda, hacia las Cuevas de Tito Bustillo. Unos 900 metros después, pasamos los pueblos de La Huertona y Sardalla; unos 700 metros más allá al coronar un tramo ascendente encontramos la señalización a Cuevas del Agua. Desde esta bifurcación seguimos la carretera hasta el final.


Y todo acaba con un buen cachopo. Yo lo disfruté en la Sidrería del Texu y salí encantada. Al final, siempre que voy a Asturias, acabo aquí.

Qué ver en Llanes en una mañana


El concejo de Llanes lo conforman 28 entidades parroquiales y está lleno de joyas naturales y arquitectónicas. Sin embargo, en este post sólo recojo lo que ha sido para mí lo más representativo del núcleo y capital de Llanes, mientras disfrutamos de dar un bonito paseo.

El centro es una locura recorrerlo en coche en temporada alta, por lo que os recomiendo dejar en coche en las afueras y visitar la ciudad andando. Yo lo dejé en la Avenida de la Paz, muy cerca del centro y gratis.


A) Llanes Medieval – Casco Antiguo



▪  Muralla y Torreón Medieval: Llanes conserva el segundo tramo de muralla medival más largo del norte de España. Se construyó en el siglo XIII y los mejores puntos para verla son la Playa del Sablón y la Plaza de Santa Ana. En el muelle, una casa reposa sobre los restos de uno de sus antiguos torreones.

▪  Palacio de Posada Herrera: edificio del siglo XVII que alberga la Casa de la Cultura, la Biblioteca y el Archivo Municipal.


llanes.es

▪  Palacio de los Duques de Estrada: a la izquierda de la Biblioteca se alzan las ruinas de un palacio barroco destruido durante la invasión de las tropas de Napoleón en 1809.


listarojapatrimonio.org

▪ Basílica María del Conceyu: iglesia gótica construida entre 1240 y 1480 por los habitantes de Llanes y, por ello, no pertenece al clero. Su titularidad es de la Villa.




▪  Casa de Juan Pariente: hoy día es la casa más antigua de Llanes. Está en la Calle Mayor y en ella durmió Carlos V en 1517.


asturias.es

▪  Casa del Cercau: estructura renacentista mandada construir en el siglo XVI por Pedro Junco Posada, consejero real de La Inquisición.


guiarepsol.com

▪  Plaza de Santa Ana: en ella se encuentra una capilla del siglo XV desde la que cada 26 de julio sale la procesión de los marineros en honor a su patrona.



▪ Palacio de Gastañaga: construido en el siglo XIV, ha contado con numerosas remodelaciones en los siglos posteriores. Hoy es uno de los pocos ejemplos de palacios medievales con los que cuenta el concejo.



▪  Fuerte: restos de una construcción defensiva del que se conservan dos cañones. Desde allí hay unas impresionantes vistas.


upandtravel.com

▪  Playa de El Sablón: una pequeña playa urbana de 100 metros para que podamos disfrutar de un bañito sin tener que salir de la ciudad. Cuenta con duchas, aseos y socorristas. Su nombre procede de Sable, término asturiano para referirse a la arena. Esta temporada de 2017 tiene bandera azul.


turismodeasturias.es

B) Llanes – Parte Indiana y Modernista

▪  Ayuntamiento: situado en un edificio de finales del XVIII de estilo neoclásico.

▪  Casino de Llanes: erigido a principios del XX en estilo modernista.



▪ Numerosas casas modernistas situadas en el antiguo extrarradio este de la villa (antigua calle de La Concepción, hoy calle Pidal).




C) El Puerto




▪  Los Cubos de la Memoria: obra del artista vasco Ibarrola que ha transformado unos grises cubos de hormigón en coloridas obras que muestran la vida en Llanes. Está compuesta por cubos de 60 toneladas cada uno y son visibles desde el puerto, el paseo y el mar.

▪  Faro: situado en la Punta de San Antón, lleva en funcionamiento desde 1860. Desde allí también hay unas buenas vistas de la Playa de Puerto Chico y de los acantilados.

D) Otros sitios que merecen una visita

▪  Ermita Virgen de la Guía: capilla del siglo XVI situada sobre una pequeña cuesta. El día 7 de septiembre hay una procesión nocturna de mujeres en mantilla. Al día siguiente, la procesión retorna la Virgen a la ermita en el Campo de la Guía.


llanes.es

▪  Paseo de San Pedro: construido en 1847, es uno de los paseos sobre acantilados más bonitos de la región. Tiene una longitud de casi 2 km. Su punto más famoso es un banco donde poder sentarse a relajarse y disfrutar de las vistas.


llanes.es

▪ Playa Puerto Chico: la segunda playa urbana de Llanes. Muy accesible, aunque desaparece al subir la marea.

turismodeasturias.es

Estos son mis lugares elegidos. Si conocéis alguno más, no dudéis en comentarlo y lo añado a la lista. 😉



Senderismo: Haciendo la Ruta del Cares desde Poncebos


La Ruta del Cares se sitúa entre León y Asturias y discurre por la Garganta Divina del río Cares, un impresionante desfiladero donde nos esperan cuestas, cabras, cuevas y puro paisaje.

Yo empecé la ruta en Poncebos. Me dijeron que hacerla en este sentido era mucho más espectacular. Para llegar allí, tuve que atravesar Arenas de Cabrales (donde está la famosa cueva del queso), continuando carretera arriba unos kilómetros en dirección a Puente Poncebos. A lo largo de la carretera hay dos aparcamientos, uno de ellos es el del funicular. Si hay mucha gente, tenéis que dejar el coche ahí. Si no, podéis continuar más hacia arriba, ya por una pista de gravilla, para acercaros hasta el mismo inicio de la ruta. Todo está muy bien señalizado. Y hay mucho personal informando en los aparcamientos. Yo llegué muy temprano y tuvela suerte de aparcar justo a la entrada.


La primera subida me llevó a los Collaos, con paneles informativos sobre la construcción de este increíble camino. A partir de allí, la ruta baja un poco hasta llegar a una senda llana.


Después de la cuesta, comienza un trayecto llano espectacular. Llegamos al prado de Culiembro, en el que aparecen el Caserío de la Viña y  desde donde parte un canal que llega hasta el puerto de Ostón.  Continuamos por Las Párvulas y Las Armaduras.











Casi al finalizar la ruta, atravesamos los puentes del Bolín y el de Los Rebecos,  y unos impresionantes túneles hasta ya llegar a Caín.






Nada más acabar la ruta hay un kiosco, algo más caro que lo que vais a encontrar en Caín. Caín es pequeñísimo, pero también tiene encanto. Allí hay varios restaurantes y dos supermercados para reponer fuerzas junto a la iglesia e iniciar el camino de vuelta.



La verdad es que, quitando los primeros 2 km, y los últimos al volver, el resto de la ruta me pareció muy accesible para alguien que esté acostumbrado a andar.

Sin duda, una de las mejores sendas paisajísticas que he hecho hasta ahora.  

Datos de la Ruta del Cares y consejos: 

▪  Historia: el camino se comenzó a delimitar en 1916 para que los operarios de Electra de Viesgo pudieran vigilar el canal de agua que se usaba en la Central de Camarmeña. A mediados del siglo XX se construyó la senda actual, mejor habilitada.


▪  Accesos: es una ruta linear. Se puede empezar por Poncebos e ir hacia Cain o al revés.


asturiassensaciones.blogspot.com.es

▪  Kilómetros de la ruta: 12 km en un sentido. Completa (ida y vuelta) 24 km.

 Dificultad: prácticamente ninguna. Eso sí, hay mucha cuesta y tenéis que tener en cuenta que si padecéis vértigo hay tramos dificilillos. Lo más “pesado” del camino son los dos últimos kilómetros de subida.


Tiempo total: tardé en hacerla completa unas 8 horas, parando para comer y descansar un poco en Caín, antes de iniciar la vuelta.

▪ Precio: gratis. El aparcamiento también es gratuito.No se puede hacer la ruta en bici.


▪  No hay fuentes, ni nada para comprar a lo largo de toda la ruta.

▪  Llevad buen calzado (con suela gorda, por la gravilla), agua en abundancia, comida y protección solar.

▪  Los perros están permitidos, pero siempre atados.

▪  Id temprano para coger aparcamiento y para que no esté muy saturado, porque lo está. 

▪  Se puede contratar con antelación el transporte desde Caín, para no tener que hacer la vuelta andando. También veréis unos tentadores taxis esperando a la salida. Aquí tenéis los precios: http://www.fronteraverde.com/es/actividades/ruta-del-cares/