Visitando el Santuario de Covadonga


Después de intentar subir a los Lagos de Covadonga y no poder porque estaba la carretera cortada (aquí tenéis información sobre los horarios), decidimos cambiar nuestra visita y ver el Santuario.

Aparcamiento en Covadonga

Nosotros lo dejamos en un parking cerca del Jardín del Príncipe. Hay multitud de aparcamientos en la zona, hasta en la misma zona del Santuario, pero… también hay mucha gente, por lo que aparcar se hace bastante difícil (a pesar de que sus habitantes son menos de 60).

Mapa de Covadonga

asturias.axtur.com

La Santa Cueva

Dejando el parque atrás, nos fuimos a lo más visitado del complejo, la famosa Santa Cueva. Allí había una gran cola para poder subir los escalones y, arriba, no cabía ni un alma.

A los pies de la cueva está la Fuente de los siete caños. Popularmente se la conoce como Fuente del matrimonio. porque una copla antigua asturiana dice: "La Virgen de Covadonga tiene una fuente muy clara la niña que de ella beba dentro del año se casa".



Las crónicas musulmanas sobre la Batalla de Covadonga cuentan cómo Don Pelayo y sus tropas se refugiaron en ella y sobrevivieron comiendo miel. Las crónicas cristianas hablan de que sobrevivieron gracias la imagen de la Virgen que llevaban con ellos.

Alfonso I, en el siglo VIII, mandó construir allí una capilla para conmemorar la victoria de Don Pelayo y se la cedió a los monjes benedictinos.

Se supone que en su panteón están enterrados Don Pelayo, su mujer, Gaudiosa; su yerno, Alfonso I el Católico; y su esposa, Ermesindra, hija de los anteriores.

Monasterio de San Pedro

Al lado de la cueva aparece este monasterio, todavía en uso y que cuenta con una casa de ejercicios espirituales.

Explanada

Saliendo de la gruta y caminando un poquito llegamos a la explanada. En ella se encuentra un museo (al que no entramos), la estatua de don Pelayo (delante de la que había que hacer una enorme cola para echar una foto), la Campanona (una gran campana construida en 1900 y que ganó el primer premio de la Expo de París) y un obelisco (réplica de la Cruz de la Victoria de 1857, levantada en el lugar donde Don Pelayo fue coronado rey).  

Allí también hay una tienda de recuerdos y un punto de información turística.


Basílica de Covadonga

Nuestra visita finalizó en la famosa Basílica, levantada a finales del siglo XIX en estilo neorrománico, sobre un antiguo templo que se quemó en 1777. No sé cómo cabíamos tanta gente allí dentro. Y eso que no era un día especialmente señalado…

  • El santuario está abierto todo el día y la entrada es gratuita.
  • El museo abre todos los días de 10:30 h. a 14:00 h. y de 16:00 h. a 19:30 h.
  • Si no queréis coger el coche, hay autobuses desde Cangas de Onís por 1’45€ el trayecto.






Compártelo

Entradas relacionadas