Qué ver en Cangas de Onís. Por tierras de Don Pelayo


Capital del Renio de Asturias hasta el 774, desde aquí Don Pelayo inició La Reconquista contra los musulmanes. Hoy en su concejo habitan unas 6300 personas.

Su entorno es de gran belleza. Más de 2000 hectáreas del concejo forman parte de Los Picos de Europa, a 12 kilómetros está Covadonga, a 25 kilómetros está la costa y por su núcleo pasan los ríos Sella y Güeña. ¿Qué más se puede pedir?

La población de Cangas de Onís es pequeñita y está llena de negocios orientados al turismo. En fines de semana y vacaciones, está atestada de turistas, sobre todo por la mañana y al mediodía. Restaurantes y tiendas de recuerdos inundan sus calles principales. Allí compramos la mayoría de los productos típicos que nos trajimos de la zona, pues no estaban mal de precio: fabes, sidra, dulces, miel… Todo tenía una pinta…

Cangas fue nuestro centro de operaciones durante nuestra visita a Asturias, ya que cerca se encontraba nuestro hotel. Desde allí visitamos Covadonga, los lagos, Ribadesella e hicimos la Ruta del Cares, siempre volviendo a Cangas de Onís por la tarde noche para pasear tranquilamente y cenar.

Sus restaurantes tienen, en general, precios adecuados para la cantidad que ponen. Por primera vez probé los famosos tortos y me encantaron.


¿Qué ver en Cangas de Onís?

Iglesia Parroquial: una iglesia relativamente joven, de los años sesenta, que se encuentra a la entrada del pueblo. Su construcción y su ubicación se deben a que la otra iglesia estaba demasiado lejos y era demasiado pequeña. En la web de la parroquia cuentan la historia de su construcción. 


Delante de la iglesia se halla la estatua de Don Pelayo, obra de Félix de Alonso. En esta misma plaza también está el Palacio Pintu, sede de la Delegación de Hacienda.


El Puente Romano de Cangas de Onís: es la postal más conocida de la localidad. Una calle peatonal nos lleva hasta él. Su origen es del siglo XIII y sobre él pende la Cruz de la Victoria.


Capilla de Santa Cruz: levantada por el Rey Favila, hijo de Don Pelayo, en el año 737 sobre un antiguo dolmen de más de 3000 años. En ella quería dar culto a la Cruz de la Victoria, símbolo del milagro de Covadonga.


Aula Reino de Asturias: se encuentra en la antigua Iglesia de Santa María (s. XVI). Allí se explica la historia de Don Pelayo y la Batalla de Covadonga.


A lo largo de sus calles existen multitud de casonas-palacios. Algunas parece que están totalmente rehabilitadas. 






Compártelo

Entradas relacionadas