Qué ver en Ribadesella - Itinerario


Famosa por el descenso del Sella cada mes de agosto, Ribadesella cuenta con un gran patrimonio cultural y natural. Hermosas playas a orillas de Cantábrico, huellas de dinosaurios, cuevas prehistóricas… todo ello la hacen una importante ciudad a visitar.



¿Dónde aparcar en Ribadesella?

Nosotros dejamos el coche al lado de la estación de autobuses. Allí hay un amplio parking gratuito.

¿Qué ver en Ribadesella?

Ribadesella se encuentra dividida en dos partes por río Sella. La zona este es la de más bullicio, donde está el casco antiguo, todo peatonal,  y las calles comerciales. Al otro lado de la ría, se extiende la moderna Playa de Santa Marina y las Cuevas Patrimonio de la Humanidad de Tito Bustillo.





Zona este de la Ría: paseo a pie desde la estación de autobuses.

1. Plaza de la Reina Mª Cristina: en ella podemos encontrar el Ayuntamiento, ubicado en el Palacio de los Prieto Cutre. Siguiendo todo el recorrido peatonal también hay otros puntos de interés, como la casona del Escudo (donde nació el pintor Darío de Regoyos), o la casa de los Ardines. Los miércoles tiene lugar desde el siglo XIII, el mercado semanal en el que podemos encontrar los mejores productos de la tierra.



2. Iglesia de Santa María Magdalena: erigida en 1936 y  en la que destacan los frescos de la cúpula, de los hermanos riosellanos Uría-Aza, y el altar de piedra tallada.



3. Calle Gran Vía de Agustín Argüelles: con muchos ejemplos de arquitectura modernista, en ella hay multitud de tiendas, restaurantes y cafeterías para entretenerse después de un buen día de playa. El paralelo Paseo de la Princesa Letizia, desde el paseo marítimo desde el final del puente del Sella hasta la Lonja del Pescado, también cuenta con montón de sidrerías y restaurantes.



4. Torre de la Atalaya: construcción del siglo XIX sobre una antigua torre medieval. Su fachada está hoy toda llena de vegetación. Su interior no es visitable. Muy cerca de ésta se encuentra la Playa de la Atalaya.



5. Paseo de la Grúa: un paseo muy agradable desde el que contemplar el puerto y que está decorado con paneles de Mingote, unos trabajos que representan la historia local desde el punto de vista de este famoso dibujante.



6. Ermita de la Virgen de la Guía: al final del Paseo de la Grúa, sobre el Monte Corberu, se alza esta capilla del siglo XVII en honor a la patrona de los marineros y que está defendida por unos cuantos cañones antiguos. Desde allí las vistas son maravillosas.



Zona oeste de la ría:                       

Nosotros decidimos volver sobre nuestros pasos y coger el coche para visitar esta área. Sus lugares más representativos son:

7. Playa de Santa Marina: cuenta con un gran paseo lleno de palacetes y antiguas casas de indianos. La Marquesa de Argüelles mandó construir una gran urbanización en 1907 para que las clases altas disfrutaran del mar y hoy, en fechas clave,  está abarrotada de turistas. Al final de esta playa, en la zona de los acantilados, en el extremo occidental, hay huellas de dinosaurio. Nosotros no distinguimos nada en las piedras y mira que miramos. Aunque los lugareños nos insistieron en que estaba allí.





8. Huellas de dinosaurio: otros enclaves cercanos para verlas están en la Playa de Vega y en los Acantilados de Tereñes.
La Playa de Vega está a unos 6 km del pueblo. En la zona este de la playa aparecen huellas de dinosaurios bípedos y abundantes fósiles marinos.
Los Acantilados de Tereñes están algo más cerca. Recorriendo los acantilados hacia el oeste aparecen huellas de dinosaurios cuadrúpedos y bípedos a través de un recorrido de 400 metros que cuenta con un panel informativo.

9. Cueva y Centro de Interpretación de Tito Bustillo y Cuevona de Ardines: es uno de los conjuntos rupestre mundiales del arte paleolítico. En julio de 2008 fue declarada, junto a otras cuatro cuevas asturianas y nueve más de Cantabria y el País Vasco, Patrimonio de la Humanidad por sus extraordinarias manifestaciones de arte rupestre paleolítico.



Sin embargo, tened en cuenta que de los doce conjuntos que la forman, únicamente se puede visitar unos meses al año el Panel Principal para contribuir a la preservación y conservación de la cueva. En su página web os informarán de cuándo está disponible la visita a la cueva. Si está cerrada, os tendréis que conformar con la visita a l Centro de Interpretación, cuya entrada es de 5.30€

La entrada conjunta a ambos lugares es de 7,34€ y se puede comprar desde su página web. http://www.centrotitobustillo.com/es/3/visitas/26/visitas/29/tarifas.html

Con la entrada comprada a cualquiera de estos lugares se puede realizar también la visita a la Cuevona de Ardines, para lo que hay que subir 300 escalones. La visita dura 45 minutos, pero no siempre está disponible. Está limitada a 20 participantes por pase y la frecuencia sólo os la dirán en el centro. Puede que una vez comprada la entrada, no podáis visitar esta parte por exceso de cupo.

10. Cuevona de Cuevas del Agua: merece mucho la pena atravesar con el coche este gran túnel natural de cerca de 300 metros que discurre entre Ribadesella y la vecina aldea de Cuevas del Agua, a 8 km. Para llegar aquí partimos del casco urbano, cruzamos el puente dirección a la playa y giramos a mano izquierda, hacia las Cuevas de Tito Bustillo. Unos 900 metros después, pasamos los pueblos de La Huertona y Sardalla; unos 700 metros más allá al coronar un tramo ascendente encontramos la señalización a Cuevas del Agua. Desde esta bifurcación seguimos la carretera hasta el final.


Y todo acaba con un buen cachopo. Nosotros lo disfrutamos en la Sidrería del Texu y salimos encantados. 

Compártelo

Entradas relacionadas