Qué ver en Melbourne - 10 sitios imprescindibles


Si no disponemos de mucho tiempo en la ciudad, con un día o dos nos basta para hacernos una idea de Melbourne y seguir con nuestro viaje. Aquí os dejo lo más representativo:


1. Pasear por Federation Square

La Fed es el lugar de referencia para quedar de los habitantes de Melbourne. Justo debajo se encuentra el Centro de Visitantes. Allí, gente mayor se dedica a ofrecer información gratuita sobre todo lo que podemos ver y hacer en la ciudad. De lunes a sábado ofrecen tours gratis para ver el centro de Melbourne, pero hay que apuntarse antes.

La plaza tiene wifi gratis. En ella se ubican el Museo de la Imagen y el Ian Potter Center, donde se exhibe arte aborigen. Al otro lado de la plaza está la Catedral de San Paul, de finales del XIX y la Flinders Street Station, la primera estación de ferrocarril de Melbourne.




2. Recorrer el centro en un antiguo tranvía


Melbourne ofrece un servicio de tranvía turístico gratuito, el City Circle Line. Es una manera muy cómoda de ver el centro de la ciudad. Te puedes subir y bajar todas las veces que quieras y pasa cada 12 minutos.


3. Disfrutar del Royal Exhibition Building – Patrimonio de la Humanidad

Construido para la Exposición Universal de 1880 este bello edificio victoriano simboliza los gloriosos días de la Revolución Industrial, del Imperio Británico y de la supremacía económica de Melbourne a finales del XIX. Las entradas cuestan 10$, pero también podemos disfrutar gratis viéndolo por fuera y paseando por sus jardines.


4. Aprender sobre el pasado australiano en la Old Melbourne Gaol

Uno de los museos más populares de la ciudad, este complejo alberga una antigua prisión construida en 1841. Más de 130 personas murieron aquí en la horca. La entrada cuesta 25$.



5. Subir al edificio de oficinas más del hemisferio sur

La Torre Eureka mide 297 metros. En tan sólo 40 segundos, su ascensor recorre los 88 pisos para subir a The Edge, un observatorio con forma de cubo desde el que se ve toda la ciudad. Los tickets cuestan 12$.
wikipedia
6. Comer en Chinatown

Los mineros chinos llegaron en 1850 atraídos por la fiebre del oro australiana y se establecieron en este lado de la ciudad. Hoy está lleno de restaurantes y centros culturales, como el Chinese Museum. Lo mejor: el Food Court, un edificio con dos plantas llenas de restaurantes asiáticos a precios baratísimos (pagas un precio fijo y puedes echarte todo lo que te quepa en el plato).



7. Recorrer los decorados Arcade y Lanes

Melbourne está llena de arte callejero. El callejón más visitado es Hosier Lane, todo lleno de graffitis que cambian casi a diario (todo el mundo puede pintar en sus paredes). Allí se encuentra un restaurante de comida española cara. Otros callejones famosos son Rutledge Lane, el ACDC (para quien le guste el rock) y el lujoso Royal Lane.  


8. Ir de compras por el Queen Victoria Market

El mercado más antiguo de la ciudad data de 1878. Funciona los martes (de 6’00 a 14’00), jueves (de 6’00 a 14’00), viernes (de 6’00 a 17’00), sábados (de 6’00 a 15’00) y domingos (de 9’00 a 16’00). En sus más de 600 puestos se venden multitud de productos y hay un montón de posibilidades para comer comida extranjera (tailandesa, española, italiana…).

Heraldsun

9. Visitar la zona nueva del puerto, muy chic – Los Docklands

Una de las partes más tranquilas de Melbourne, los Docklands ofrecen paseos muy bonitos a orillas del río Yarra. Los restaurantes en esta zona son elegantes y muy caros, sobre todo en el South Wharf (lo más moderno). Desde allí se puede ver la famosa Melbourne Star, una enorme noria que cuesta 32$ por un recorrido de 30 minutos.


10. Disfrutar de sus parques

Melbourne está llena de zonas verdes. Las más famosas son los Royal Botanic Gardens y Albert Park. Ambos son gratuitos.



Y si aún os queda tiempo… ver los pingüinos de St Kilda







Compártelo

Entradas relacionadas