Opinión de volar con Etihad Airways


Mi viaje comenzó a las 10’00 en Barajas. A través de Expedia había contratado el vuelo ida y vuelta hacia Melbourne y hotel en St Kilda para 3 noches. Comprándolo con mucha antelación, me salió por 1372,17€ , viajando con Etihad Airways.

De Madrid a Abu Dhabi 7’45h + 2 horas de escala + De Abu Dhabi a Melbourne 13’45h.
Total: 23’20 horas en llegar.


Viajando con Etihad Airways

La verdad es que me esperaba mucho más de esta compañía. Nunca había volado con ellos, pero tenía la impresión de que iba a ser buena. Error. Los asientos muy, muy estrechos, viejos e incómodos. Lo lujoso, de Business p’arriba, sí que parece bueno; pero para el resto de los mortales, pasar tantísimas horas de vuelo ahí metida fue un horror. 

Encima, el vuelo de Abu Dhabi a Melbourne salió con una hora de retraso porque “alguien importante” aún no había llegado. No sé quién sería ese alguien que llevaron directamente a los lujosos apartamentos de la planta alta del avión, pero nos hizo estar esperando dentro del avión, ya sentados y sin poder hacer nada, ni siquiera ver la tele, durante una hora. Bueno sí, la tele se conectó para la dar la oración musulmana antes de volar. 

Para la vuelta lo tuve peor aún. En el primer vuelo, de 13’45 horas, las azafatas estaban cabreadas entre ellas. No se hablaban, o se hablaban gritando, se echaban malas miradas… había un mal rollo tremendo. ¿En qué repercutió esto? Pues en que ni Dios hacía nada. La gente llamaba dándole a las lucecitas y no aparecía nadie, había basura y nadie la limpiaba… Para que os hagáis una idea: el baño no se limpió en 13’45 horas. Un horror, porque estaba todo lleno de pis porque las turbulencias fueron muy grandes a lo largo de buena parte del trayecto. Unos olores…

Para colmo, en mi último vuelo, ya hacía Madrid, el asiento que me dieron estaba roto. El reposabrazos no funcionaba y no se podía echar para atrás. Pero el de delante sí y no tuvo ningún reparo en tumbarse como si fuera una cama. Yo estaba como en un sándwich, no podía casi respirar. El personal me dijo que no había solución, que no había más asientos libres.  Pues nada que hacer. El peor viaje que he hecho hasta ahora. No creo que repita con ellos. Obviamente puse una reclamación por internet (no se puede hacer de otra forma). Que no sirvió de nada. 

Compártelo

Entradas relacionadas