Mostrando las entradas para la consulta aso ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta aso ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

8 cosas imprescindibles que ver y hacer en Aso City - Kyushu



La ciudad de Aso tradicionalmente sirve de centro de operaciones para los que quieren visitar la zona del cráter del Monte Aso. Es un núcleo muy joven, creado en 2005 al unirse los pueblos de Aso, Ichinomiya y Namino. Su población es de unas 27.000 personas, al pasear por Aso te darás cuenta de que parece que estás solo. Donde más gente encontrarás será en el mercado, en el centro comercial y en el conbini. Es difícil hasta ubicar dónde se encuentran los restaurantes y si una casa es comercial o particular, por la casi ausencia de carteles en muchas áreas. Y menos aún, si no sabes japonés.

El núcleo está muy diseminado y para ir a ciertos lugares, como el templo y el centro comercial, hay que hacerlo andando junto a la carretera o por caminos entre arrozales. Aso es un buen lugar para alquilarse un coche en la terminal Toyota que hay allí y recorrer los alrededores, como el cráter, la Cascada Nabegataki o la espectacular Garganta de Takachiho. De todos modos, entre escapada y escapada, aquí te dejo algunas ideas de cómo puedes pasar el tiempo en Aso.

Qué hacer en Aso City

1. Probar un plato de Basashi: es uno de los platos más gourmet de la prefectura de Kumamoto y uno de sus símbolos culinarios. Se trata de carne de caballo cruda. Si no te apetece mucho lo crudo, puedes probar a comprar carne de caballo hecha de diversas maneras, como en bollos de pan rellenos, que venden en el mercado de Aso.


2. Comer Akaushi: la carne de ternera de la zona está considerada una de las mejores del país.

insidelocaljapan.jp

3. Visitar su mercado: justo al lado de la estación de tren, está Michi no Eki, una gran tienda en la que puedes comprar productos de la prefectura de Kumamoto. Por eso, casi todos tienen el logotipo de Kumamon, su mascota, que confirma su origen regional. Se venden, especialmente, carne de caballo, de ternera y leche. Dentro de la tienda también está la oficina de turismo, donde te atenderán en inglés.


4. Comprar recuerdos en su templo: Su puerta de dos pisos se construyó al final del periodo Edo y tiene una altura de 18 metros. Está dedicado a los dioses de la agricultura y su origen se remonta a la época del primer emperador Jinmu. Esto lo hace ser uno de los templos más antiguos de Japón. Durante el terremoto de 2016, este templo, con más de 2.300 años de historia, fue duramente dañado. Hoy siguen llevándose a cabo tareas de reconstrucción, aunque se estima que tarden en completarse unos diez años. Aun así, es una bonita visita que puedes hacer desde el centro de Aso, paseando entre arrozales.


5. Andar entre arrozales: Aso está rodeado de naturaleza y es fácil caminar entre los arrozales que aparecen a ambos lados de la carretera. El camino que lleva desde la estación de tren hasta el templo de Aso, te proporcionará un bonito paseo mientras disfrutar del paisaje, de la arquitectura local y de pequeños dioses escondidos por todas partes.


6. Comer deliciosos dulces en Nakamura: esta pastelería es una joya que lleva abierta desde 1951. Dentro de una pequeña casita, que parece sacada de un cuento, hay postres extremadamente buenos elaborados con productos locales. http://www.aso.ne.jp/~nakamura/


7. Pasear por el parque del Templo Saigandenji: el área que se puede ver en el pueblo de Aso, forma parte del Templo Enryakuji  del Monte Hiei. La leyenda cuenta que lo fundó Saiei, quien elaboró una estatua enorme de la Diosa de la Misericordia y la colocó dentro de una cueva, al oeste del cráter del volcán. Hoy el paseo alrededor de su estanque y las escaleras que llevan a unas ruinas en su cima, llenarán tu espíritu de paz y tranquilidad.


8. Comer barato en el Coffee Plaza East: justo en frente de un conbini Lawson, este restaurante ofrece posiblemente los menús más baratos de la zona (650 yenes). Puedes elegir sentarte en el suelo de tatami o en la zona occidental. El trato es exquisito y saben hablar inglés perfectamente.


9. Irse de la ciudad en el Aso Boy: un tren de edición especial, no sólo para niños. Los adultos también disfrutan de este original tren en el que la mascota Kuro es la estrella. Cuenta con biblioteca, piscinas de bolas, cafetería, productos especiales de Kuro… Es precioso y su llegada es todo un acontecimiento entre los niños japoneses y sus padres. Su ticket viene incluido en el JR Pass, aunque hay que reservarlo antes.





Códigos GPS de Aso, Takachiho y Kumamoto



Códigos GPS de Aso

1. Aso Bounosato Kugino: Tienda de souvenirs de Aso  

0967-67-3010

2. Aso Denen Kukan: Oficina de información 

0967-35-5077

3. Aso Farm Land 

0967-67-0001

4. Aso Milk Pasture 

096-292-2100

5. Aso Osaru-no-sato: Parque de monos  

0967-35-1341

6. Asoji: Restaurante de comida tradicional local en Aso

0967-35-0924

7. Base del teleférico del Volcán Aso: Aso-San Ropeway  

0967-34-0411

8. Cuddly Dominion: Zoológico 

0967-34-2020

9. Daikanbo Look Out: Mirador 

0967-32-3856

10. Hana Asobi: Rose Garden & Restaurant  

0967-23-6262

11. Museo del Volcán Aso: Volcano Museum Kusasenri 

0967-34-2111

12. Santuario de Aso: Aso Shrine 
0967-22-0064

13. Sanzoku Tabiji: Restaurante de comida tradicional local en Aso 

0967-34-2011

14. Shirakawa Spring: Aguas termales 

0967-62-0856

15. Takamori Yusui Tunnel Park: Water Art 

0967-62-3331




Códigos GPS de Takachiho 

1. Roadside Station Takachiho: Tienda de souvenirs de Takachiho 

0982-72-9123

2. Takachiho Gorge: Garganta de Takachiho 

0982-72-2269

3. Takachiho Shrine: Templo de Takachiho 

0982-72-2413



Códigos GPS de Kumamoto 

1. Castillo de Kumamoto 

096-352-5900

2. Katou Shrine: Templo de Katou  

096-352-7316

3. Suizanji Park: Jardín japonés 

096-383-0074

4. Kurokawa Onsen: Oficina de Información Turística de Kurokawa Onsen 

0967-44-0076


Día 4: Kyushu – Visitando el pueblecito japonés de Aso (Kumamoto)



Después de despedirme del maravilloso pueblo tradicional Kurokawa Onsen dándome un último paseo en yukata por sus calles, el chófer del ryokan en el que me alojaba me llevó en furgoneta a la parada de autobús en la que se cogen los autobuses que llevan a Aso City.

En unos 50 minutos llegué a Aso. El autobús paró justo delante de la estación de tren, donde está la taquilla de la terminal de autobuses. Allí hay unos aseos gratuitos y muchos folletos de información turística. Al otro lado están las taquillas en las que dejar el equipaje. Y, depende del tamaño, así cuestan.


Me dirigí con la mochila a mi hostal y la dejé allí. Después de la buena experiencia que había tenido en el ryokan, el trato recibido en este lugar me impactó aún más. 😢

Tras dejar la mochila allí, volví de nuevo a la estación para visitar el mercado de productores que hay al lado: Michi no Eki. Nada más entrar, me di de bruces con el mostrador de la oficina de turismo, que está justo dentro de la tienda. Allí pedí mapas, información sobre el estado de la carretera para ir al cráter de Aso y del acceso a la Garganta de Takachiho. La chica que me atendió sabía hablar perfectamente inglés.

Después me di una vuelta por el mercado. Todos los productos que hay allí son de proximidad y es normal encontrarte la pegatina de Kumamon por todos lados. Kumamon es la mascota oficial de la prefectura de Kumamoto. Es una de las mascotas más queridas de Japón. Tanto, que en 2011 ganó el concurso de mascotas regionales Yuru-Chara. Buena parte de su éxito se debe a que la prefectura de Kumamoto no cobra derechos de autor por utilizar su imagen, pues entienden que cualquier presencia del personaje es una promoción indirecta. Las empresas deben rellenar una solicitud para obtener el permiso, y si el producto tiene una mínima relación con la región se les concede de forma automática. Hoy puedes encontrar cualquier tipo de merchandising con la forma de Kumamon.


Lo más famoso que tiene la zona de Aso son los productos lácteos, y los relacionados con la ternera roja y el caballo. Así que acabé comprando algo de leche (mucha de la que vendían estaba sin pasteurizar) y bollos rellenos de carne de caballo. Los precios eran bastante más altos que en los supermercados, pero los productos eran de economía local y pequeños productores, y merecían la pena.

Comí sentada en un banco frente a la estación. Las vistas del volcán impresionan a cualquiera. Y es que el pueblo no tiene mucho que ver, pero el paisaje es increíble.



Después de comer, seguí recto andando por la calle del hostal. Allí no había nada, ni nadie. Estaba sola en mitad de la acera. Siempre estuve así en los dos días que pasé en Aso. No vi a nadie por la calle. Las casas… no se sabía si estaban habitadas o no, si eran comerciales o no. Intrigante todo. 


A la derecha me encontré con el pequeño Templo Saigandenji. El área que se puede ver en el pueblo de Aso, forma parte del Templo Enryakuji del Monte Hiei. La leyenda cuenta que lo fundó Saiei, quien elaboró una estatua enorme de la Diosa de la Misericordia y la colocó dentro de una cueva, al oeste del cráter del volcán. Hoy el paseo alrededor de su estanque y las escaleras que llevan a unas ruinas en su cima, llenarán tu espíritu de paz y tranquilidad.



Volví para comerme un dulce en la pastelería Nakamura, una joyita que me encontré y que hace sus pasteles con productos locales. Acabé comprándome una bolsa con varios para el día siguiente. Y emprendí mi camino hacia el Templo Aso. Salí de la ciudad cruzando el puente, caminé al lado de la carretera viendo un enorme centro comercial, un karaoke con un cementerio justo al lado y mucho tráfico.

Pronto llegué a una zona más calmada, llena de casas y mansiones espectaculares y con jardines japoneses tradicionales preciosos. Seguía sin haber nadie por la calle. Llegó un momento en el que sólo veía máquinas expendedoras de bebida en mitad de la nada y ya está.





Se acabaron las casas y seguí caminando entre arrozales hasta que llegué al Templo de Aso. Su puerta de dos pisos se construyó al final del periodo Edo y tiene una altura de 18 metros. Está dedicado a los dioses de la agricultura y su origen se remonta a la época del primer emperador Jinmu. Esto lo hace ser uno de los templos más antiguos de Japón. Durante el terremoto de 2016, este templo, con más de 2.300 años de historia, fue duramente dañado. 



Hoy siguen llevándose a cabo tareas de reconstrucción, aunque se estima que tardarán en completarse unos diez años. Para contribuir a su restauración es bueno comprar algún amuleto o souvenir allí. Yo acabé comprando omamoris, omikujis y recuerdos como éste:


El camino de vuelta lo hice por calles con casas. En el camino me encontré un supermercado lleno de ofertas y llené mi mochililla con chucherías que me acabaría trayendo a España. Al llegar al centro comercial, visité una enorme librería y volví caminando al hostal.

Por la noche cené en el Coffee Plaza East, un restaurante muy barato que estaba en frente del Lawson . Sus precios eran increíblemente bajos, si los comparaba con los de la zona. Además, me fue muy difícil encontrar otro tipo de restaurantes en Aso (accesibles para ir a pie).




Día 6: Kyushu – Viajando de Aso a Beppu en el original Aso Boy Train



Cuando canjeé mi JR Pass en Fukuoka, reservé asientos en dos trenes de edición especial: el Aso Boy y el  Yufuin no Mori. Nunca me había montado en unos trenes así y mereció mucho la pena. Sólo se puede acceder a ellos reservando con antelación. 


El Aso Boy no opera todos los días, por lo que organicé mi itinerario de modo que mi viaje coincidiera con uno de ellos. Mientras cogía mi equipaje de las taquillas de la estación de Aso, pude ver cómo cada vez entraban más niños curiosos y emocinados, acompañados de sus padres. Todos hablaban de Kuro.


Los japoneses adoran las mascotas y tienen mascotas para todo. Kuro es la del tren Aso Boy. Se trata de un perrito negro que está por todas partes pintado.

En el andén, Kuro ya nos da la bienvenida desde su casita. Y pronto vemos aparecer el famoso tren, todo decorado con su figura. Y es que el tren cuenta con más de 100 ilustraciones de Kuro en su exterior y muchas más en el interior.



El tren tiene cuatro vagones y en sus extremos hay asientos panorámicos para disfrutar de las vistas, atravesando montañas y valles. 



Existen asientos normales y asientos más caros, en los que uno de ellos es para un adulto y otro es un asiento pequeño, especial para niños. Este asiento siempre está en la ventanilla, para que el pequeño también disfrute de la naturaleza que se observa durante el viaje.



Lo más original que tiene Aso Boy, es el vagón en el que se encuentra una biblioteca infantil, una piscina de bolas de madera y un espacio reservado para los talleres que las azafatas se encargan de organizar con los pequeños.



Al final de este vagón, hay una pequeña cafetería-tienda, en la que venden productos de Kuro. Desde dulces, hasta chapas.



Durante el trayecto, el personal del tren va pasándose por todos los asientos ofreciéndose a hacerte fotos con tu cámara para que tengas un buen recuerdo del viaje. Para los niños, además, les dejan un uniforme de maquinista para que posen.


Antes de bajar del tren, las azafatas dan a cada pasajero un bombón, y una postal de recuerdo, que se puede sellar en la cafetería de manera gratuita. Los japoneses tienen pasión por los sellos. Llévate siempre una libretita tamaño cuartilla para ir estampando en ella todos los que te encuentres. 




No puedo decir nada más de este tren. Tan sólo que me encantó y estaba tan ilusionada como cualquier niño fan de Kuro (o cualquiera de sus padres, que estaban igual de emocionados haciéndole fotos a todo lo que veían).

Dos horas más tarde llegué a la estación de Beppu , donde me recibió otra bonita mascota.



Cómo ir desde Aso a Beppu en tren o en autobús



Cómo ir desde Aso a Beppu en tren

Es la mejor manera de conectar estas dos ciudades en tu viaje. Desde la estación de Aso hay tan sólo un tren diario que lleva a Beppu. Sale a las 15’11 y llega a Beppu a las 17’11. Realiza paradas en Miyaji, Bungo-Ogi, Ogata y Oita. Precio: 2130 - 3500 yenes.

Dependiendo del día, existen dos modelos de trenes que realizan este trayecto:

🚅 Kyushu Odan Tokkyu: Trans-Kyushu Limited Express es el tren que conecta Kumamoto con Beppu a través de Aso.

🚅 Aso Boy!: es toda una institución en Kyushu. Se trata de un tren de edición especial y que cuenta con una esmerada decoración que gira en torno a su mascota Kuro. Siempre que puedas, te aconsejo que viajes en estos trenes especiales para disfrutar más del viaje. En cualquier caso, la reserva es necesaria, pues se llena de momento ante tanta expectación. El trayecto también viene incluido en el JR Pass.

Enlaces útiles:




Cómo ir desde Aso a Beppu en autobús

Desde la estación de autobuses de Aso, al lado de la estación de tren, sale un autobús a las 14’12, con destino Beppu Station Honmachi vía Kurokawa Onsen. Es el número 7 del Kyushu Odan Bus, de la compañía Kyushu Sanko Bus.

🚌  Duración del trayecto: 3’20 horas.

🚌  Precio: 3000 yenes.

Enlaces útiles: 




Cómo llegar al cráter del Volcán Aso - Kumamoto



a) Llegar al cráter de Aso en autobús (Nakadake Crater):

Desde la estación de tren de Aso (JR Asoi Station) salen autobuses cada una o dos horas. el viaje cuesta 650 yenes (ida) y acaba en Asosan Nishi Station. El número de autobús es el 8. Horarios: https://www.kyusanko.co.jp/sankobus/aso_sen/table/all_tt.pdf

Desde allí, se puede llegar andando al cráter en una media hora. 

www.kyusanko.co.jp

➤ Mt Aso Loop Shuttle Bus

También puedes coger otro autobús que te lleve a la cima por 1200 yenes. Antes este trayecto se hacía en teleférico, pero aún sigue cerrado por los últimos terremotos que hubo en la zona. 

Se coge en Aso-san Nishi (Sanroku Station) y te lleva hasta Kako Nishi Station (Kako Sancho). Todo el autobús está decorado con la mascota Kumamon.


Ida y vuelta: 1.200 yenes
Ida sólo: 750 yenes. 
Funciona de 9'00 a 16'00



Para volver a Aso desde el cráter:


b) Llegar al cráter de Aso en coche (Nakadake Crater):

En coche puedes subir hasta el mismo cráter, pero tendrás que pagar 800 yenes de peaje.