8 lugares imprescindibles que ver en Badajoz en un día



Habitada desde tiempos remotos, la fundación oficial de Badajoz se la debemos a Ibn Marwa, el Gallego, quien en el año 875 eligió este lugar sobre el Cerro de la Muela para instalarse y la nombró Batalyaus. Poco después se convertiría en el mayor reino independiente de nuestra península durante la época taifa y en un importante centro cultural, llegando a albergar una de las mayores bibliotecas del mundo árabe. Alfonso IX la reconquistó y le concedió los fueros.


Su posición estratégica ha hecho que siempre haya estado ligada a la función defensiva. Ha sufrido los conflictos entre musulmanes y cristianos y entre españoles y portugueses. Ha sobrevivido a la Guerra de Sucesión Española y a la Guerra de la Independencia. Todo ello ha hecho que buena parte del patrimonio que veas sea de naturaleza militar.


La separan de Portugal las aguas del Río Caya, que sirven de frontera natural entre los dos países. Por eso es común ver a portugueses yendo a comprar al Centro Comercial El Faro, a las afueras de la ciudad. Las ciudades portuguesas más próximas son Elvas y Campomayor, con las que existe un proyecto de cooperación transfronterizo llamado Eurociudad Badajoz-Elvas-Campomayor. El concepto de eurociudades se basa en compartir recursos y sinergias para la promoción conjunta, pero con vocación, a largo plazo, de convertirse en una sola ciudad con un solo gobierno.


Poco visitada por los turistas, aprovecha tu visita para disfrutar de sus tranquilas calles y disfrutar de la gastronomía extremeña. Irse de raciones es lo más típico de Badajoz, pero no te pierdas sus desayunos. Desayunar aquí es un arte. Churros, bocadillos, tostadas de caldillo, o incluso migas. Pásate por El Venero, por ejemplo, para descubrirlos.



Qué ver en Badajoz

1. Alcazaba de Badajoz: en la parte alta de la ciudad los musulmanes construyeron esta fortificación en el siglo IX, que se convertiría en castillo bajomedieval cristiano después de la Reconquista. Es la más grande de Europa construida en época musulmana. El recinto acoge el Museo Arqueológico Provincial en el Palacio de los Duques de la Roca, también declarado Monumento Histórico-Artístico en 1962. El antiguo Hospital Militar alberga ahora la Biblioteca de Extremadura y la Facultad de Ciencias de la Documentación y la Comunicación, perteneciente a la Universidad de Extremadura. La torre más importante de la alcazaba es la Torre de Espantaperros, precedente de la Torre del Oro sevillana.



2. Murallas: el recinto amurallado de Badajoz es el más largo de España, con una longitud de 6541 metros de muralla. Hoy se pueden recorrer por su adarve a excepción de un trozo comprendido entre la Torre de Espantaperros y la Torre del Juego de la Condesa o del Alpéndiz. Las vistas desde allí son estupendas.


3. Iglesia de San José: desde la muralla puedes ver debajo un gran templo reconstruido. Se trata de la antigua Iglesia de San José, que tiene su origen en una ermita de la Edad Media. San José fue el antiguo patrón de la ciudad, conmemorando el día de la conquista de Badajoz por el rey Alfonso IX de León, el 19 de marzo de 1230. El edificio quedó muy dañado durante la Guerra de la Independencia y se reconstruyó en 1915 albergando hoy el Convento de las Madres Adoratrices Esclavas del Santísimo, dedicadas a la enseñanza.


4. Plaza Alta: durante muchos siglos fue el centro de la ciudad cuando ésta rebasó los límites de la alcazaba musulmana. Durante la Edad Media fue lugar de celebración de festejos y el emplazamiento de un mercado.



5. Catedral: se encuentra en la Plaza de España y se construyó en el siglo XIII sobre los cimientos de una antigua mezquita. Por fuera se asemeja a una fortaleza, con un exterior muy sobrio y una torre coronada por pináculos y almenas. En su interior destaca un espléndido retablo barro, la sillería del siglo XVI, tres órganos barrocos y una colección de tapices flamencos. Justo detrás de ella se halla el Ayuntamiento.



6. La Giraldilla: en la Plaza de la Soledad verás una réplica a escala de la Giralda de Sevilla. Se realizó en 1935 en estilo regionalista andaluz coronada por el dios Mercurio, símbolo del comercio. Su función fue la de albergar los Almacenes La Giralda. Tras morir su dueño, sus hijos vendieron el edificio a Telefónica.


7. Puerta de las Palmas: es una puerta de acceso monumental de la muralla que rodeaba la ciudad. El arco exterior de medio punto está con un escudo de Carlos V. En la fachada interior hay una capilla dedicada a Nuestra Señora de los Ángeles. Los torreones sirvieron de prisión real hasta finales del siglo XIX. Hoy es el símbolo de la ciudad y uno de sus monumentos más fotografiados.


8. Puente de Palmas: es el puente más antiguo de Badajoz. Fue construido en el siglo XVI para sortear las aguas del Guadiana. Hubo un tiempo en el que se le conoció como Puente Bobo, porque no se cobraba derecho de pontazgo por atravesarlo. Tiene 32 arcos y une el barrio de San Fernando y el de Santa Isabel a través de la avenida Carolina Coronado con el Casco Antiguo de la ciudad.







Compártelo

Entradas relacionadas