Japón - Día 6: Hakone - Owakudani


La primera parada del teleférico es Owakudani – El Valle del Infierno. Un cráter creado por la última erupción del Monte Hakone hace más de 3000 años. Se pueden ver aún las actividades volcánicas, chimeneas sulfurosas, manantiales de agua caliente y ríos calientes se pueden encontrar al caminar por el área. El paisaje es mágico. El olor no.









Han montado todo un  complejo turístico alrededor de este sitio. Lo tradicional es comprar huevos hervidos en agua caliente natural, son huevos negros que los han cocido en las aguas sulfurosas, muy buena pinta no tienen, y tampoco parecen muy saludables. Aun así la gente los compra como rosquillas y hay cascaras negras por todo el camino. La leyenda dice que cada huevo prolonga la vida durante siete años más, pero no es aconsejable comer muchos. Normal, están malísimos. Me comí uno por hacer la gracia, pero… puaj.



La visita dura poco, subir las escaleritas mientras observas las erupciones y el agua hasta que ya no puedes soportar más el olor. No obstante, hay que reconocer que es precioso. En la parte cercana a la estación hay tiendas de recuerdos y puestos de comida que no son nada caros.



Desde allí, volvemos a armarnos de paciencia en la cola para coger de nuevo el teleférico. Hacia Togendai, en la segunda parada. En la cabina nos encontramos con un japonés mayor muy simpático que sólo sabía decir en español gracias, buenos días, jamón y Barcelona. Me reí mucho.


Compártelo

Entradas relacionadas