Japón - Día 9: Fushimi Inari Taisha


Los trenes JR comunican Kyoto con Nara con trenes que salen dos veces a la hora, por lo que es muy fácil llegar. Desde Tokyo paré de nuevo en Kyoto, busqué el tren para Nara y en 45  minutos llegué.

Pero antes, hice una parada en el Fushimi Inari Taisha, que está a cinco minutos de Kioto siguiendo la vía de Nara, estación Sakuramon. 

Este  santuario, dedicado al espíritu de Inari: la diosa de la fertilidad, el arroz, la agricultura, los zorros y el éxito en general, está en la falda de una montaña. Y se hizo famoso en occidente por la película Memorias de una Geisha (aun cuando la película no representara nada de las Geishas y se viera como una ofensa en Japón).

Nada más salir de la estación, nos encontramos con la entrada: la puerta de Sakura. Y… a subir escalones.

Integrado totalmente en la naturaleza, el santuario consiste en miles de escalones que atraviesan unos senderos bordeados con toriis. Desde hace cientos de años, los empresarios donan toriis al templo para obtener buena suerte en sus negocios, por eso tiene miles. El precio ronda los 400.000¥ por uno de los más pequeños. En ellos aparece el nombre de quien lo donó y la fecha. ¡Los más grandes cuestan más de un millón de yenes!



Entre tantos escalones hay varios puestos de comida con el Kitsune udon en honor a los zorros (kitsune), cuyas estatuas completan el paisaje de los toriis.



Hacer el recorrido entero hasta la cima de la montaña puede llevaros entre 2 y 3 horas. Yo estuve más o menos una hora y me di media vuelta porque quería llegar a Nara. Pero sí que me pude hacer una idea  de esta preciosidad.





Es uno de los paisajes más bellos de Japón y… totalmente gratuito.


Compártelo

Entradas relacionadas