Japón - Día 6: Hakone - Odawara

Cuando respiré, ya tranquila, en la estación de Odawara tuve algo de mejor tiempo. Este pueblo es más grande. Su calle peatonal comercial merece mucho la pena, sobre todo viéndola al atardecer. Y está llena de restaurantes de comida internacional. Allí visité la Tumba de Hojo, Ujimasa y Ujiteru y su castillo.



El castillo tiene cuatro pisos. Lo más extraño es que en la puerta del castillo hay una jaula con monos. No pega mucho, ni entendí su significado, pero allí estaba. Como ya estaba anocheciendo no pude entrar. Cerca está la tienda Uirou que lleva más de 800 años abierta y es famosa por sus dulces.





Siguiendo toda la calle del castillo hasta el final, se encuentra la playa. Y, me sorprendió bastante porque estaba muy sucia. No se podía andar descalzo porque estaba llena de basura. Aun así había alguna gente bañándose y con bengalas.

Desde la playa volví a la estación y cogí el tren directo hacia Tokyo. Aún me quedaba un buen trecho hasta el hotel. 



Compártelo

Entradas relacionadas