Nueva Zelanda: Día 9 – Visitando el Glaciar Franz Josef y Franz Josef pueblo


El pueblo de Franz Josef es una pequeñísima localidad orientada al turismo que va a visitar los glaciares. Se compone principalmente de hostales mochileros y algunos hoteles, restaurantes, cafeterías y tiendas. En el i-site os darán toda la información que necesitéis sobre las actividades de la zona y la reserva de excursiones.


A la entrada del pueblo hay dos iglesias muy pintorescas. Merece la pena echarles un vistazo. Desde la iglesia de Nuestra Señora de los Alpes sale un camino de media hora por el bosque que lleva directamente al aparcamiento del glaciar Franz Josef.

La gasolina aquí es prohibitiva. Id bien preparados.

WEST COAST WILDLIFE CENTRE

Éste es otro punto interesante del pueblo. En este centro se crían rowis, los kiwis más raros del mundo. Dentro hay una tienda de recuerdos y una cafetería con precios altísimos.



Tiene varios tipos de entrada. La más atractiva es la que os permite ver cómo los alimentan, pero hay que ir a unas horas concretas. Nosotros no tuvimos esa oportunidad. Llegamos cuando estaban casi cerrando y nos hicieron el favor de verlo todo muy rápido mientras recogían. Fueron muy amables, pues nos dijeron que si queríamos volver al día siguiente para disfrutarlo mejor, podíamos hacerlo gratis.



El centro tiene una zona explicativa del rowi. A continuación, se pasa a un sitio oscuro donde podéis ver una pareja de kiwis desde muy muy cerca. Y, lo mejor, sin cristal. Tan sólo un cristal pequeñito delante, pero ninguno por arriba. La experiencia es única. Un animal tan raro, y el más raro dentro de los raros. Un pico tan tan largo. Sólo existen 350 rowis en la actualidad. Estuvo bastante bien. Allí no se puede hacer ruido, ni fotos.


Después se pasa al área de explicación de los glaciares. Con videos, fotos, actividades interactivas.



Precio:
35$ pase normal
55$ pase VIP

Horario:
Todos los días del año desde las 10’00.
West Coast Wildlife Centre
Cnr Crowan & Cron Streets
Franz Josef Village



GLACIAR FRANZ JOSEF

Un glaciar es una masa de hielo de origen atmosférico que se forma por encima del nivel de las nieves perpetuas. Los que existen en Westcoast National Park  son glaciares de montaña o alpinos. Tienen una zona de acumulación (circo), y una zona móvil (lengua glaciar). Son los únicos del mundo que pueden ser explorados por los viajeros. No hay otro lugar a esta latitud en el que existan glaciares tan próximos al océano.

El glaciar Franz Josef mide 12 km de largo, un descenso de 2.286 km y termina en una catarata de hielo de 305 metros sobre el nivel del mar. Los maoríes creen que se formó por las lágrimas de una chica al morir su amante. Lloró tanto, que sus lágrimas se deslizaron desde la montaña hasta congelarse formando el glaciar.


Su velocidad de descenso es cada vez mayor: un metro o más al día. Diez veces más rápido que los de Los Alpes Suizos. Los restos de un avión que chocó contra él en 1943, a 3’5km de su lengua terminal, llegaron abajo seis años y medio después, a 1’5m al día. 

Desde el aparcamiento al glaciar hay unos 40 minutos andando. El camino es casi todo llano, pero con muchas piedras. Se  debe pasar primero por una zona de bosque.


Luego se sale a un impresionante claro rodeado por las montañas, cruzado por el río, y con cascadas por todos lados. 






Finalmente, se asciende hasta la zona donde empieza el glaciar. Allí hay una valla con las indicaciones diarias de por qué no se puede avanzar más. 



Si se contrata una empresa multiaventura, que valen una pasta, os dan todo el equipo que necesitéis y un guía os llevará mucho más allá de la valla. No se aconseja que os adentréis solos. 




Compártelo

Entradas relacionadas