Nueva Zelanda: Día 8 – Qué hacer si se te avería de caravana de alquiler


Cuando salí del puente colgante de Buller Gorge vi que salía un líquido verde de mi furgoneta. Me dio un susto impresionante. Eso me rompía todos los planes, pues tenía que llegar al camping de Westport, estaba  perdida en mitad de las montañas y no sabía si la avería la iba a tener que pagar yo (teniendo en cuenta que no había contratado un seguro para el coche, imaginaos cómo estaba).

Volví corriendo a la cabaña de Buller Gorge y le expliqué mi situación al dueño. El señor fue muy amable y me lo gestionó todo. Incluso llamó él a Asistencia en carretera y a Jucy Rentals para decirle nuestro problema.

Estuve esperando fuera con los nervios tres cuartos de hora hasta que vino uno del taller de Murchinson, que era lo más cercano. Lo vio y dijo que no sabía cómo había hecho tantos kilómetros con esa avería. Se volvió a Murchinson para coger la grúa y dijo que volvería en 15 minutos.


Después de una hora esperando, volvió el señor con la grúa. Me contó que de camino al pueblo se había encontrado con un accidente de un remolque que había volcado y por eso no había podido venir antes. Nos montamos en la grúa y nos fuimos al taller.

Allí me atendieron con mucha calma. Me dijeron que no me preocupara y que me diera diera una vuelta por el pueblo y volviera dentro de hora y media. A las 5 de la tarde, ya anocheciendo. Pero no me explicaron ni qué le pasaba, ni si tenía que pagar yo, ni nada. Sólo que no me preocupara.

Pasos a seguir si la caravana de alquiler  se avería 

Al final no tuve que pagar nada de la avería porque el taller puso que no había tenido la culpa de que se rompiera el tubo del líquido anticongelante. Ni me dieron la factura, ni nada. Tan sólo me dijeron que estaba todo arreglado y que ellos ya habían llamado a Jucy. Pero tenéis que tener en cuenta varias cosas cuando os veáis en una situación así:
  • Lo primero es llamar a la compañía para informar de vuestro accidente o avería. Ellos os dirán dónde tenéis que llevar el coche para que lo arreglen o si os pueden mandar un coche de sustitución.
  • Después debéis llamar a Asistencia en Carretera. Todos los números los tenéis en los papeles del coche. Ellos se encargarán de mandar a alguien para que os ayuden.
  • Si no habéis tenido la culpa, haced todo lo posible para que el taller especifique no la habéis tenido. De lo contrario, tendréis que pagar un montón.
  • Nunca pagar nada al taller. En caso de que os pidan dinero, llamad a la compañía para decírselo y os lo autoricen. Si no, será dinero perdido.
  • Si os saltáis cualquiera de estos pasos, tendréis que pagar una burrada. 

-  Nueva Zelanda: Día 8 – Qué ver en Murchinson


Compártelo

Entradas relacionadas