Visitando el Templo de Debod


Este sitio es uno de mis favoritos de todo Madrid, cada vez que puedo me escapo para disfrutar de las vistas, sobre todo de noche, cuando está iluminado y el ambiente es mágico.

Justo al oeste de la Plaza de España se encuentra esta maravilla que nos regaló Egipto a España en 1968 a cambio de nuestra ayuda. Y es que los templos de Nubia estaban en peligro porque la construcción de la Presa de Asuán los iba a destruir. De ser así, nos hubiéramos quedado sin el Templo de Abu Simbel, por ejemplo. Así que la UNESCO hizo un llamamiento internacional en su contra y Egipto regalo cuatro de los templos salvados a EEUU, Italia, Holanda y España.

Esta maravilla tiene más de 2200 años y se encontraba a la orilla del Nilo, a sur de Egipto. Era un templo dedicado al dios Amón. Aunque se desconoce realmente a quién rendía culto, se encontraron en una necrópolis cercana una estela que menciona a Amón de Debod.



Aunque se encuentra en un estado bastante bueno, cuando en 1907 se hizo la primera presa de Asuán, el templo se vio muy afectado ya que pasaba nueve meses al año bajo el agua. Su imagen por fuera al atardecer es única, pero también podemos visitar su interior:
  • Capilla de Adijalamani: es la parte más antigua y sus relieves representan al rey adorando a los dioses y ofreciéndoles sacrificios.
  • Vestíbulo: contiene decoraciones que datan de la época de Augusto y Tiberio, fruto de las aportaciones que el Imperio Romano hizo al templo tras su conquista.
  • Capilla de Osiris: es una capilla-reliquiario donde se veneraba al gran dios.
  • Sala de los naos: esta sala contiene el único naos que hoy conservamos, aunque se sabe que hubo uno más.
  • Mammisi: era la sala donde la diosa a la que rezaban en el templo daba a luz; era el momento del “misterio del nacimiento divino”. En el muro hay un hueco, como una hornacina, donde se supone que estaría la estatua de la divinidad.
  • Corredor: aquí podemos ver un reloj solar en uno de sus muros. Antiguamente el muro estaba en el exterior del templo.
  • Terraza: en ella se celebraban ceremonias relacionadas con el sol y con el año nuevo.
  • Criptas: se sabe que el templo tuvo criptas que estaban abiertas a las capillas de la cabecera. 
  • Capillas de la cabecera: dos capillas que no contienen leyenda alguna, por lo que no se sabe con certeza a quién estaban dedicadas.
  • Uabet: abriendo la puerta al vestíbulo, es el lugar donde se realizaban las purificaciones.




Si dejamos atrás las piscinas del templo y vamos hacia la zona posterior, disfrutaremos de una de las mejores vistas de la ciudad: desde la Casa de Campo hasta las cumbres del Guadarrama.



Hay que hacer cola, pues sólo se permite la entrada a grupos de 60 personas como máximo. Se visita rápido, por lo que la cola corre mucho.

La entrada es GRATUITA.

Cómo llegar al Templo de Debod

Metro:
  • Línea 3: Ventura Rodríguez.
  • Línea 10: Plaza de España
Autobús:
  • Línea 74 (paradas en la calle Ferraz, frente al Templo, y en la calle Pintor Rosales)
  • Líneas 25, 39, 46, 75, 138 y C1 (parada en Cuesta de San Vicente-Cadarso)
  • Líneas 3, 44, 133, 148 y C2 (parada en Plaza de España)
  • Líneas 1, 2, 74 (parada en Princesa-Ventura Rodríguez)

Tren:
  • Cercanías RENFE – Príncipe Pío.

Horarios del Templo de Debod

De 1 de octubre a 31 de marzo: 
  • Martes a viernes de 9:45 a 13:45 y de 16.15 a 18.15 horas
  • Sábados, domingos y festivos de 9:30 a 20:00 horas.

De 1 de abril a 30 de septiembre (excepto agosto):
  • Martes a viernes de 10 a 14 horas y de 18 a 20 horas. 
  • Sábados, domingos y festivos de 9:30 a 20:00 horas.

Agosto: días 6, 7, 8, 9, 13, 14, 16, 20, 21, 22 y 23 de 10 a 14 horas. Los demás días de agosto se abre en horario habitual.

El templo permanece cerrado:
  • Todos los lunes. 
  • Los festivos 1 y 6 de enero, 1 de mayo, 25 de diciembre

TEMPLO DE DEBOD
Jardines del Templo de Debod.
Calle Ferraz, 1 
28008 Madrid

Compártelo

Entradas relacionadas