China: Día 22 – Datong: Henshan 恒山, la montaña sagrada

Después de ver el Monasterio Colgante, nos subieron en el autobús para continuar nuestro viaje por una carretera de montaña y disfrutar de todo el paisaje de Henshan.

Henshan es una de las 5 montañas sagradas del Taoísmo (Wu Yue) en China. Se encuentra a 62km de Datong.


La entrada a la montaña cuesta 20 yuanes, que incluye la subida en minibús hasta donde empieza el camino para subir andando hacia la zona de los templos. Pero, los templos cuestan también, unos 55 yuanes. También hay un teleférico por 30 yuanes la ida, 25 yuanes la vuelta y 45 la ida y vuelta. 


Como nosotros llegamos tan tarde allí, la cola para el teleférico era enorme, así que los chinos que iban con nosotros se quejaron y decidieron subir andando hasta donde pudieran y que les devolvieran la parte del dinero que costaba el ticket. Nosotros fuimos con ellos, pero no entramos en ninguno de los templos, era una estafa.




La subida es muy dura. Nosotros llegamos hasta la mitad porque teníamos miedo de perder a nuestros chinos y que nos dejaran tirados allí y no saber volver (ya íbamos aprendidos desde Kunming). Así que llegamos hasta donde ellos. Eso sí, las vistas eran maravillosas.



Cuando bajamos, nos volvieron a subir a la furgoneta y nos fuimos a uno de los restaurantes más cutres en los que hemos estado con visitas organizadas (hombre, no tanto como la chabola de Guilin). La comida estaba fría, los platos sucios, hasta los palillos estaban sucios. Menos mal que yo seguía llevando los cubiertos de plástico del avión. Aun así, ni los chinos comieron. Tan sólo comimos un poquito de arroz, no nos fiábamos, porque si los chinos estaban poniendo mala cara ante los platos… y encima veíamos cómo sobraba muchísima comida de las mesas… algo nos decía que la comida estaba fría porque se lo que se sobraba se lo encasquetaban al siguiente como si nada, sin recalentarlo ni ná.


Compártelo

Entradas relacionadas