China: Día 23 – Volvemos a Pekín, vuelta completada: Vision Hotel Beijing

Desde la estación de tren de Pekín, cogimos el metro para llegar a nuestro último hotel del viaje. Elegimos darnos unos lujos en nuestros últimos días en el país y reservamos con booking.es una habitación doble ejecutiva superior con desayuno en el Vision Hotel por 1012 yuanes para dos noches.


El hotel es de 5 estrellas y está situado en una zona de negocios, alejada del centro, pero ideal para descansar. Nada más llegar nos saltamos las colas de la recepción para hacer el check in VIP que teníamos con la reserva. Da igual, tardan en atendernos un huevo, ni VIP ni ná. Tras ver nuestra cara de molestia, al final una chica se digna a atendernos en un inglés pasable. Tras darle nuestros datos nos dice que la habitación tiene incluido el desayuno sólo para un adulto y un niño. Que no hay desayuno para mí.
Le digo que hemos reservado una habitación doble ejecutiva superior y le enseño nuestra reserva. Pone desayuno incluido, no desayuno incluido para un adulto y un niño, sólo pone: desayuno incluido.

La tía se pone farruca. No está por la labor. Cojo un papel y le escribo todo lo que pone en mi reserva:

Esta habitación ofrece las ventajas del salón executive, que incluyen:
  • Café, té o fruta gratuitos
  • Periódico y revista gratuitos
  • Servicio de planchado gratuito de un traje o vestido
  • Uso gratuito de la sala de reuniones durante 2 horas (se requiere reserva)
  • Acceso gratuito al gimnasio y a la piscina
  • Servicio de té o café ilimitados en el salón executive vip.
  • Check in y check out vip
  • Régimen de comidas: El desayuno está incluido en el precio de la habitación.
El problema era que mi reserva estaba escrita en español, y la tía decía que no entendía nada. Además, en un muy mal  inglés, nos dijeron que la tarifa de la habitación era más cara que lo que ponía en mi reserva. Nos quejamos y nos hicieron esperar 40 minutos en el mostrador de recepción.

Ninguno miembro del personal nos prestaba nada de atención y seguía a lo suyo. ¡Pues vaya servicio VIP de mierda! Y eso que estábamos en el ala de las habitaciones más caras, hasta con un ascensor privado para ese ala… vaya manera de tratarnos. Nos arrepentimos mucho de no seguir con nuestra rutina de albergues…



Después de 40 minutos ya estábamos cabreados del tó. Llamamos a la chica otra vez para ver qué pasaba con lo nuestro. Pensábamos que durante ese tiempo estaban revisando el problema con nuestras reserva, pero, qué va, había pasado un huevo de nosotros. Nos miró con cara molesta y nos dijo “Only 1 breakfast!!!”  Con tono amenazador.


Por ahí ya sí que no pasaba. Me enfadé como nunca en mi vida y empecé a despotricar en inglés. La tía se quedó pasmada. De repente, ya no sabía hablar inglés, sólo chino.


A mí me dio igual, seguí despotricando y le dije que me pusiera con el boss, y le señalé la foto del encargado que había en la pared. También le dije que Tripadvisor y sitios como ese los conocían en china y en to el mundo y que no esperara una buena valoración. La tía se puso blanca, repitió: only 1 breakfast casi llorando y me dio las llaves.

Enfurecidos, cogimos las llaves, le repetí que quería hablar con el boss y nos fuimos.

Al rato de estar en la habitación, llamaron por teléfono. Era la chica de recepción (de repente sabía hablar otra vez inglés, ¡oh! ¡Sorpresa!). Me dijo que no hacía falta que hablara yo personalmente con el jefe, que ya lo había hecho ella y que no nos preocupáramos, que nos regalaban el desayuno y todo lo demás que ponía en mi reserva. ¡Hasta la tarifa volvió a ser la original! Y no el precio hinchado que me quería clavar…

Nos trajeron una cesta de fruta por las molestias ocasionadas y unos imanes de recuerdo.


Si obviamos este incidente, el hotel estaba increíble. El desayuno estuvo genial, con una amplia variedad de comida: china, occidental, taiwanesa. Y muchos pasteles, había hasta churros.


La piscina y la sauna también estuvieron bien y la sala de juegos estaba en obras porque la estaban ampliando.

La habitación era superamplia y limpia, con un baño con ducha y bañera con todo tipo de detalles, hasta sales de baño. Y las vistas, inmejorables. Pues estábamos en la última planta del hotel.


CÓMO LLEGAR AL VISION HOTEL BEIJING

Desde la estación de tren se tarda una hora en metro:

  • Hay que coger la línea 2 en dirección a Jishuitan y bajarse en la primera parada: Chongwenmen.
  • Cambiar a la línea 5, la rosa, en dirección a Tiantongyuan North y hacer 9 paradas. Bajarse en Huixinxijienankou.
  • Cambiar a la línea 10, la azul clarito, en dirección a Chedaogou y bajarse en Xitucheng, 5 paradas.
  • Está saliendo del metro a la derecha, veréis un Yoshinoya y un McDonalds. Esa calle no, la de la izquierda. Hay que cruzar por un paso elevado (si os vais hacia la derecha veréis un montón de árboles y parques, por ahí no). Está justo encima de un edificio del Banco de China y en frente de un hospital.

Vision Hotel

(北京唯实酒店唯实国际文化交流中心)

No.39 Xueyuan Road, Hai Dian

Beijing, 100191

China

海淀区学院路39 , 海淀区
(北京, 100191)

Compártelo

Entradas relacionadas