China: Día 22 – Datong: Xuankong (El Monasterio colgante)


Quedamos en el hotel de Datong a las 8 con el guía. Con él íbamos a visitar Xuankong, Henshan y las Grutas de Yungang. Éste nos montó en una furgoneta y salimos a recoger a los demás viajeros a sus hoteles. Había 10 plazas y cada vez que iba a un hotel se ponía discutir sobre los precios. No se ponían de acuerdo porque en China se timan hasta a ellos mismos y no hay precios pactados de casi nada.

En la furgoneta íbamos nosotros y tres franceses, todos los demás eran chinos. Y a los pobres franceses les habían clavado el triple que a nosotros!!! Además, vino con nosotros una china gorda con su hijo. Las únicas plazas que quedaban eran sentadas al lado de los franceses. Se enfarrucó, y no hubo manera. Le chilló al guía y armó la de Dios, porque no quería sentarse con occidentales. Al final, decidió ir sentada en el asiento del copiloto con el niño, de unos diez años, en sus piernas, para que no se tuviera que mezclar con nosotros. Increíble el racismo que nos encontramos a veces. La copiloto, que hacía de guía, tuvo que aguantarse y sentarse a nuestro lado.



Entre todos estos líos y los manejos de dinero pallá y pacá, salimos a las tantas, nos tiramos 3 horas de acuerdos.

Xuankong 悬空寺- The Hanging Monastery 

Nuestra primera parada fue el Templo Colgante. Esta maravilla está a los pies del monte de Henshan y a 65km de Datong.


Construido en el 491, se ha mantenido colgando de la montaña más de 1400 años. Es una maravilla arquitectónica que junta el budismo, el taoísmo y el confucianismo. Dentro, hay esculturas de Sakyamuni, Confucio y Laotzu juntos, algo muy poco usual. Hay 40 habitaciones y 80 esculturas, pero no se pueden visitar.



La razón de construir un monasterio colgando de la montaña estaba en salvarlo de las inundaciones. La montaña lo cobijaba, y aún lo hace, de la nieve y de la lluvia, además de protegerlo del sol. Un lugar tan remoto también cumplía con los preceptos del taoísmo: no habría ruidos, estando a tanta altura.



Las vistas son espectaculares pero la visita es un poco decepcionante. Es un monasterio pequeño, y las colas son inmensas. Además, estas colas no tienen control alguno, por lo que yo no sé cómo ha resistido tantos años en pie. La gente se agolpa por los pasillo, asomándose a los balcones (que son muy bajos) y te empuja. Hay que tener mucho cuidado y llega  a ser agobiante. Como el monasterio está sostenido por pilares de madera, en muchos casos, al haber tanta gente agolpada, sientes cómo se mueve el edificio e incluso ves los balcones moverse.



Es todo un milagro que aún siga allí.

Cómo llegar a Xuankong (The Hanging Monastery)
  • Autobús: Desde la estación de autobuses de Yantong Road (Datong Coach Station), sale un autobús a Hunyuan County. Desde allí se puede coger el autobús 8 o un taxi hasta el monasterio.
  • Taxi: un viaje Datong-Monasterio-Datong puede salir por 150 yuanes si se negocia bien.
Horario: de 9’00 a 17’00
Tickets: 130 yuanes
  • CITS: Hay una oficina de CITS dentro de la salida principal de la estación de tren. La estación la lleva un tal William Gao y ofrecen una visita diaria que incluye Yungang Caves, The Hanging Monastery y Ying Xian Wooden Pagoda. El precio suele ser de 225 yuanes incluidas las entradas y la comida, o 100 si no las incluye. También hay otros CITS fuera del Datong Binguan.
  • HOTEL: Los hoteles también suelen tener estas visitas organizadas pero su precio se dispara. A nosotros nos cobraron más de 600 yuanes. 


Compártelo

Entradas relacionadas