Día 12 – Visitando el Templo de la Literatura de Hanoi

Después de visitar la Prisión de Hoa Lo, donde prácticamente estábamos solos y la pudimos ver con tranquilidad (que da más miedo aún), seguimos caminando unos 20 minutos hasta llegar al Templo de la Literatura. Aquí la tranquilidad ya se había acabado y había cientos de turistas. Se supone que es un remanso en mitad de la ciudad, pero el mismo barullo que hay en sus calles lo encontramos en su interior.

Si  nos olvidamos un poco del gentío, el templo es muy bonito y se ve rápido.

El complejo se construyó en el siglo IX y es conocido como Van Mieu, una de las universidades más antiguas del mundo. Su propósito original fue la de honrar a los dioses y santos del Confucianismo, pero seis años más tarde, se convirtió en la Universidad Nacional. Al principio sólo admitía a los príncipes, pero luego también incluyó a todo tipo de estudiantes brillantes.

Tras duros años de estudios, los alumnos debían realizar un examen que era convocado una vez cada tres años. Aquellos que obtuvieran las mejores notas conseguían ser bachilleres y, un año más tarde, podían viajar a la capital para continuar realizando exámenes. Al final de todo el sistema, se conseguía el doctorado y, entonces, podía ser elegido para formar parte de los mandarines.

El templo está rodeado por una pared de ladrillo, se paga la entrada y se accede a sus cinco áreas:

1. El acceso principal, con la puerta en la que hay escrito “Van Mieu Mon” (Discípulos del Templo de la Literatura) y dos dragones de piedra a modo de guardianes.


2. El primer camino nos lleva a otra puerta donde hay dos entradas más pequeñas a los lados. Este camino nos lleva al Pabellón de la literatura.


3. Subiendo los escalones llegamos  a la Puerta de la Gran Síntesis, con su gran lago cuadrado, Thien Quang Tinh. A ambos lados aparecen porches llenos de estelas en las que están escritos los nombres de los estudiantes que llegaron a obtener el grado de doctorado. En total hay 82 estelas.



4. El cuarto apartado contiene un gran patio flanqueado por dos pabellones que eran usados como altares. En ellos oraban los 72 discípulos de Confucio que originalmente vivieron en el templo. Al final podemos ver la Dai Bai, la Gran Casa de las Ceremonias, con una gran campana de 1768 y otros objetos antiguos. Es la parte más bonita de todas. 




5. La quinta y última sección está al final del Dai Bai y estaba dedicada a la universidad propiamente dicha. Cuando se cambió la capital a Hue co la Dinastía Nguyen, esta área se convirtió en un templo dedicado a los padres de Confucio.


La vieja universidad se destruyó durante la guerra, pero se pudo reconstruir en el 2000 usando materiales y técnicas de la época.

En el templo hay varias tiendas de recuerdos en los laterales, unos servicios de pago (que no están muy sucios) y muuuuchos turistas. También es interesante ver cómo rezar los fieles utilizando las varitas de incienso.



HORARIO:
- De 8’30 a 11’30 y de 13’30 a 16’30.
- Cerrado los lunes.

PRECIO: 30.000 VND.

DIRECCIÓN: Quoc Tu Giam St. | Dong Da District, Hanói,Vietnam



Compártelo

Entradas relacionadas