Día 9 – Opinión sobre el Golden Sun Moment de Hanoi


Este hotel lo contraté directamente a través de su página web, tenía buenas recomendaciones en general y no me defraudó. Su precio fue de 133€ por una habitación superior para tres noches, con desayuno incluido. Además, pagué a través de la web un servicio de recogida del aeropuerto.

Servicio de recogida del aeropuerto

Cuando llegué al aeropuerto había un jaleo enorme en el hall de llegadas. Yo no encontraba ningún cartel con mi nombre por ningún sitio. Y venga a dar vueltas delante de un montón de vietnamitas insistentes convenciéndote de que ellos te llevaban a tu hotel.

Media hora más tarde apareció un hombre con un cartel del Golden Sun Moment Hotel. Le pregunté que si era para mí. Dudó y me dijo que sí. Ahí ya dudé yo. Empiezó a dar vueltas por el aeropuerto y a hablar por el móvil. Al rato vino otro hombre con otro cartel. Se cambiaron los carteles y me dijo que me fuera con él. A medio camino se puso a hablar también por el móvil y me pidió que me esperar. Me quedé allí apavá. Después de 40 minutos volvió y me puso al teléfono con una mujer que decía que era del hotel. Esta chica confirmó mis datos y me insistió mucho en que sólo me montara en el coche de un hombre que tenía bien apuntado mi nombre… Le dije que el chico que me ha dado el móvil y que me ha puesto en contacto con ella no tenía ningún papel. Me repitió que no me fiara y que esperara a uno que tuviera mis datos.

Pasó más de una hora y, por fin, volvió… ¡el mismo chico del móvil! Pero ya con un papel en el que había escrito mi nombre. Me dio otra vez el móvil. Hablé de nuevo con la recepcionista y me preguntó que si ese chico, el que me había dado el móvil, tenía ya un papel con mi nombre. Le dije que sí. Si es que se lo había dictado ella y él mientras estaba copiándolo, que lo había visto yo en el mostrador… No entendí la jugada. Me monté recelosa en el coche y llegué al hotel otra hora después. En total eché más de dos horas perdiendo el tiempo.

La habitación

Cuando llegué todos eran halagos por parte de la recepcionista, que era la misma con la que había hablado. Todos los empleados del hotel hablaban un perfecto inglés. Me recibieron con un vaso de zumo gratis y con un plato con fruta.


La habitación estaba cuidada al detalle. Todo parecía muy nuevo. La cama muy grande y cómoda (llena de pétalos de rosa naturales), el wifi funcionaba muy bien (pese a estar en una 5ª planta), y había una kettle con sobres de café y té gratuitos. El minibar no era muy caro.


Lo que más me gustó fue la decoración del cuarto de baño.

El desayuno

El desayuno fue inmejorable. Se hace en la planta baja del hotel, hay que salir y bajar unas escaleras. Lo único malo es que es muy pequeño y se llena pronto y hay que esperar a que se vacíe. Pero la comida estaba buenísima.


Nada más llegar me dieron una carta con el menú del desayuno. En la mesa había un yogurt vietnamita, pan y mantequilla. Aparte podías pedir de todo lo que hubiera en el menú tantas veces como quisieras. Había de todo: sándwiches, ensaladas, distintos platos de arroz, pho, distintos platos de fideos, pancakes, cereales… y todo recién hecho. La cocina no daba abasto. Lo más curioso era que en el menú había un asterisco: lo único que había que pagar era el vino, a tres dólares la copa. Para desayunar… no sé yo. Pero es que la gente se estaba poniendo tibia. Eran auténticos menús de medio día, no de desayuno.

Excursiones

El hotel ofrece varios tipos de excursiones que puedes contratar con ellos, o te ponen en contacto con otras agencias. En general, son bastante caros. Y más todavía si lo reservamos en su web. Allí mismo, en la recepción, tienen mejores ofertas. Aun así, salen muchos más caros que si reservamos estas excursiones por otros medios, incluida la de Halong Bay.

Lavandería

La cobran al peso y se pueden lavar hasta los zapatos. Yo quise que me lavaran mis deportivas, que estaban para tirarlas después de haber estado con los elefantes en Sayaboury, y me las dejaron relucientes. Me cobraron 8’7$ por 2’9 kg.

La mala suerte fue que, con tanta pérdida de tiempo en el aeropuerto, tan sólo me dio tiempo a darme una vuelta pequeña por el Old Quarter y las inmediaciones del lago. Menos mal que el hotel estaba bien situado en mitad del Barrio antiguo.



GOLDEN SUN MOMENT HOTEL
15 Hang Can, Hoan Kiem, Hanoi
Teléfono: +844 39231508

Compártelo

Entradas relacionadas