Mostrando entradas con la etiqueta Calles y plazas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Calles y plazas. Mostrar todas las entradas

9 lugares imprescindibles que ver en San Cristóbal de La Laguna


Patrimonio de la Humanidad desde 1999, la antigua capital de la isla de Tenerife, guarda un maravilloso patrimonio que encanta a quien la visita. Sede universitaria y episcopal, sus calles empedradas, palacetes, templos y casas señoriales muestran la esencia de los trazados urbanísticos que se llevaron a cabo en los siglos XVI y XVII, con la isla ya perteneciendo a la Corona de Castilla.


La ciudad donde más llueve de Canarias es muy manejable a pie. Su centro histórico es todo peatonal y se puede recorrer en poco tiempo. El coche lo puedes aparcar en los alrededores de la Plaza del Adelantado, donde hay habilitado un aparcamiento gratuito (aunque a veces está lleno de “gorrillas”).


Qué ver en San Cristóbal de La Laguna

1. Plaza del Adelantado: su nombre se debe a Alonso Fernández de Lugo, quien recibió el título del primer Adelantado de la isla, otorgado por la Corona de Castilla por haber participado en su conquista. Alrededor de la plaza se concentran algunos de los edificios más emblemáticos de a ciudad, como la Casa del Padre Anchieta, fundador de Sâo Paulo o la ermita de San Miguel, la más antigua de La Laguna. Allí se celebran espectáculos y festivales.



2. Casa de Nava y Grimón: en este edificio barroco, realizado con piedra volcánicas, se organizaban las tertulias a las que acudían los intelectuales del siglo XVII que habitaban en la isla.


3. Iglesia Convento de Santa Catalina de Siena: fundado en 1606, en su interior se conserva el cuerpo incorrupto de María de León Bello y Delgado (La Siervita), cuya historia está llena de leyendas milagrosas. Actualmente el convento está custodiado por monjas de clausura de la Orden de Predicadores (Dominicas). En su fachada destaca su balcón ajimez con celosía, que permite a las religiosas mirar a la calle sin que nadie las vea.

4. Antigua Calle La Carrera: hoy conocida como calle Obispo Redondo, es famosa por la curva que hace justo en su tramo final. El noble Alonso Fernández de Lugo, enfrentado con los curas de la localidad, encargó realizar así el trazado de la calle de modo que no tuviera que ver desde su casa la torre de la iglesia de Concepción. Tal era el asco que les tenía… 

➥ Casa del Corregidor: edificación hecha con cantería roja, en ella residía el gobernador civil.

➥ La Alhóndiga: esta casa de color azul ha tenido diversas funciones a lo largo de su historia. Almacén de trigo, cárcel para los prisioneros franceses, cuartel de la Guardia Civil… Hoy alberga las dependencias municipales.

➥ Casa Alvarado Bracamonte: también conocida como Casa de los Capitanes (de color amarillo), en ella se encuentra la Oficina de Turismo. En su interior se puede visitar un gran patio con un nogal de más de 200 años.


5. Catedral de San Cristóbal de La Laguna: catedral neogótica, con fachada neoclásica inspirada en la catedral de Pamplona, que alberga la sede de la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios, patrona de La Laguna. Sus orígenes se encuentran en una antiguo ermita, construida por Alonso Fernández de Lugo (cuyos restos descansan en la Catedral) sobre los restos de una necrópolis guanche. Ampliada posteriormente para convertirse en iglesia, no fue hasta 1819, cuando se convertiría en Catedral. Horarios y precios: http://lalagunacatedral.com/visita-cultural/


6. Iglesia de la Concepción: se encuentra emplazada en lo que antaño fue la Villa de Arriba (donde vivían los gremios artesanos, entre otros), mientras que la Villa de Abajo (lugar donde se emplazan la Catedral de La Laguna y la Plaza del Adelantado) contaba con el poder político y religioso. Su elemento más representativo es su torre de 28 metros de altura, que data del siglo XVII. Hoy se puede subir a su campanario, que cuenta con la campana más grande de Canarias. Precio: 2€.  Visita conjunta a la Iglesia del Convento de los Catalinos, Torre de la Iglesia de la Concepción y Patio del Obispado: 5,00€

7. Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores: antiguamente utilizada como iglesia y como hospital, hoy alberga una biblioteca.

8. Calle de San Agustín: calle peatonal llena de tiendas, restaurantes y casas señoriales. En ella destacan cuatro grandes palacetes:

➥ Casa Salazar: antiguo palacete barroco del siglo XVII, en el que reside la sede del Obispado de Tenerife. De sus orígenes sólo queda la fachada, con el escudo de la familia Salazar. El resto fue devorado por las llamas durante el incendio del 2006.

➥ Museo de Antropología e Historia de la Laguna: está ubicado en la Casa Lercano, un antiguo palacete que perteneció a una familia de banqueros genoveses. Además de por el museo, el lugar es famoso por el fantasma de Catalina, la hija de Antonio Lercano, a quien obligaron casarse con un anciano. El mismo día de su boda, ésta acabó tirándose al pozo de la mansión. Al no poder darle Santa Sepultura por tratarse de un suicidio, la leyenda cuenta que su cuerpo fue enterrado en una de las estancias de la casa y que su fantasma vaga por ella desconsolado. Precio: 5€

➥ Casa Montañés: sede del Consejo Consultivo de Agua de Canarias, antiguamente perteneció al sargento mayor Francisco Montañés Machado, y tampoco está exenta de leyendas. 36 empleados de seguridad se dieron de baja en menos de dos años, acosados por el espectro de dos ancianos que los instaban a irse del lugar.

➥ Instituto de Canarias Cabrera Pinto: ubicado en las antiguas dependencias del Convento de San Agustín, del que conserva el antigua claustro y el patio interior. Al lado del edificio se encuentra la antigua iglesia del convento.



9. Santuario del Santísimo Cristo de La Laguna: el primer convento franciscano de la isla de Tenerife (s. XVI) cuenta en su interior con la venerada imagen del Santísimo Cristo de La Laguna, realizada por el escultor belga Louis Van der Vule. Desde la Semana Santa de 2014 el Santuario también custodia una réplica exacta de la Sábana Santa de Turín.

Mapa - Itinerario por San Cristóal de la Laguna




Dulces típicos de San Cristóbal de La Laguna

Dulces Laguneros: rosquetes de milhojas rellenos de cabello de ángel.

www.mykitchenbyme.com

Dulces elaborados de manera artesanal por las monjas Claras y Catalinas.


Otra entrada que te puede interesar

 Mapas y planos de San Cristóbal de La Laguna


12 lugares imprescindibles que ver en Soria en un día



Soria es una ciudad perfectamente abarcable en un día. A pesar de tener muchos rincones maravillosos en los que deleitarse, si sólo dispones de ese tiempo, es posible visitar los lugares imprescindibles en una jornada accediendo a todos ellos de manera fácil y caminando. El coche lo puedes dejar en los alrededores de la Avenida de Valladolid y de la estación de autobuses. Está bastante cerca del centro y me lo recomendaron porque es fácil encontrar sitio allí, aun en fechas señaladas.

Qué ver en la ciudad de Soria en un día

1. Parque de la Alameda de Cervantes: uno de los jardines públicos más antiguos de España, este enorme parque se sitúa en el corazón de la ciudad, dando su puerta principal a la Plaza de Mariano Granados. Una de sus últimas incorporaciones es una escultura de un mastín que homenajea a los pastores trashumantes sorianos. Está siempre lleno de ardillas.


2. Iglesia de San Juan de Rabanera: su nombre procede de los habitantes de Rabanera del Campo, que repoblaron Soria en el siglo XII. De origen románico, tiene también alguna reminiscencia gótica, como la portada de la cara norte. En el interior se han conservado el crucero y la cabecera originales, así como un retablo plateresco y otro barroco. Horario: de 11’00 a 18’30. Precio: 1€.

3. Plaza Mayor: presidida por la Fuente de los Leones, en ella se encuentra el Ayuntamiento (Casa de los Doce Linajes) y varios palacios importantes: la Casa del Común (Archivo Municipal), el Palacio de la Audiencia y el Palacio de Doña Urraca. Hasta 1853 era donde se celebraban las corridas de toros de la localidad.

4. Palacio de los Condes de Gómara: la familia Río y Salcedo construyeron el palacio más majestuoso de Soria en el siglo XVI para demostrar su riqueza (el postureo de la época). Su obra iba a ser incluso más impresionante aún. Sin embargo, Felipe II vetó el proyecto original para que no eclipsase a El Escorial. Hoy alberga el Palacio de Justicia de Soria.


5. Convento del Carmen: las Carmelitas Descalzas llevan en Soria desde 1581 y han estado allí hasta la actualidad, a excepción de 30 días coincidiendo con la ocupación francesa de la ciudad. Entrada gratuita.


6. Concatedral de San Pedro: sus inicios están en la repoblación que llevó a cabo Alfonso I en el siglo XII. Estos orígenes románicos se fundieron con los góticos cuando en el siglo XVI reformaron el templo tomando como modelo la Colegiata de Berlanga de Duero. En 1959 se convirtió en Concatedral, manteniéndose la capital eclesiástica en el Burgo de Osma. Horario: de lunes a viernes, de 18’30 a 19’30. Sábados, de 11’00 a 13’30 y de 18’30 a 19’30. Domingos, de 10’00 a 13’30. Precio: la visita al claustro románico cuesta 2€.


7. Claustro de San Juan de Duero: cruzando el Duero por el puente medieval se llega a este imponente paraje en el que vivió la Orden de los Hospitalarios de San Juan de Duero, que venían de Tierra Santa. Su claustro mezcla el románico con otros estilos bizantinos y árabes. Originalmente estaba techado y servía para dar sepultura a los mojes. Horario: de martes a sábado, de 10’30 a 14’00 y de 16’00 a 19’00. Domingos, de 10’00 a 14’00. Precio: 1€


8. Ermita de San Saturio: caminando junto al río y dejando atrás lo poco que queda del Monasterio de San Polo (s. XIII), se llega a la ermita más fotografiada de Soria. La tradición cuenta que Saturio era un noble del siglo VI que cuando murieron sus padres vino a este lugar a vivir en unas cuevas convirtiéndose así en eremita. En los últimos años del siglo XVI se encontraron sus restos, que hoy descansan en el altar mayor de la ermita. 

En el siglo XVII, la ciudad acordó edificar una iglesia en el sitio en el que había un oratorio del XII. Hoy se puede visitar este complejo formado por una serie de grutas naturales en las que hay distribuidas varias salas-museo, la sacristía y la capilla en la que descansa San Saturio. Precio: gratis.


9. Iglesia de Santo Domingo: parece que su origen se remonta al siglo XII cuando se construyó sobre una antigua iglesia románica de la que sólo se conserva la torre. Su gran fachada monumental es una de las mejores del románico español y su portada era conocida como La Biblia de Piedra, que servía para ilustrar a las gentes medievales sobre las enseñanzas sagradas. Horario: de 8’00 a 21’00. Precio: gratis.

10. Calle Aduana Vieja: en esta calle peatonal podrás ver algunos de los palacios renacentistas más importantes de la ciudad, como el de los Castejones, el Instituto Antonio Machado y la Iglesia de Santo Domingo.

11. Museo Numantino: de vuelta ya buscando el coche te recomiendo que te pases por el Museo de Historia y Arqueológico de Soria. Fue inaugurado en 1919 y en su interior hay piezas sorianas desde el Paleolítico Inferior. Las más famosas son las que proceden del yacimiento de Numancia, como el caballo símbolo de la ciudad. Horario: de martes a sábado, de 10'00 a 14'00 y de 17'00 a 20'00. Domingos, de 10'00 a 14'00. Precio: 1€ Sábado y domingos: gratis. 


12. Numancia: a sólo 7 km de Soria se encuentra este yacimiento en el que vivió un pueblo celtíbero que resistió a Roma hasta la muerte, resistiendo hasta el final el duro Cerco de Escipión. Entrada online. 


Durante tu recorrido, párate para disfrutar de las tapas de la ciudad, de un buen plato de migas del pastor o de torrenillos, acabando con un postre, como los caballitos de chocolate o el pan con mantequilla dulce de Soria. La confitería-cafetería más famosa para hacerlo es la de York, sin embargo, debido a su trato no me pareció uno de los mejores sitios para ir (al menos yo, tuve muy mala experiencia). De todos modos, seguro que encuentras otros lugares maravillosos en los que probar estas delicias.

10 lugares imprescindibles que ver en Bilbao en un día



La ciudad más poblada del País Vasco ha destacado siempre por su rápida adaptación a los avances tecnológicos y al desarrollo. Desde el siglo XIII, cuando ganó importancia a través de sus exportaciones de lana y de hierro a través de su puerto; pasando por el XIX, cuando sufrió una gran transformación siendo la segunda ciudad más industrializada de España; hasta la actualidad, contando en el siglo XXI con numerosos premios internacionales que alaban su urbanismo.


Aparcar en ella resulta realmente difícil. Pero, gracias a su valorada y amplia red de transporte público (que apuesta por el respeto al medio ambiente), puedes visitar lo más representativo de esta ciudad en un día.



Qué ver en Bilbao en un día

1. Guggenheim: el edificio más conocido de Bilbao destaca por su arquitectura extravagante. Las formas curvilíneas se suceden recubiertas con piedra caliza, cortinas de cristal y planchas de titanio. En su interior puedes disfrutar de una amplia colección de arte moderno. Su exterior también cuenta con obras tan famosas como la gran araña Mamá o el gran perro Puppy y con las vistas a la magnífica Ría de Bilbao. Precio: 17€  www.guggenheim-bilbao.eus


2. Palacio de la Diputación: en la Gran Vía de Bilbao, llena de tiendas y restaurantes, destaca este edificio considerado una de las obras cumbres del eclecticismo en Vizcaya. Dejando los tecnicismos a un lado, bien merece una visita para descubrir su notable arquitectura. Puedes ver su interior apuntándote a una de las visitas guiadas que se organizan desde el área de turismo.  bisitak@bizkaia.eus


3. Teatro Arriaga: dedicado al niño prodigio Juan Crisóstomo Arriaga, conocido como el Mozart español, este teatro fue construido a finales del siglo XIX en estilo neobarroco. Hoy ofrece una gran programación de música y espectáculos. www.teatroarriaga.eus


4. Plaza Nueva: construida en 1851, después de un largo proceso de diseño que duró más de sesenta años, hoy es uno de los referentes de la capital para recorrer los numerosos bares de pintxos que la rodean y visitar su mercado de antigüedades cada domingo.


5. Museo Vasco: no te puedes ir de Bilbao sin conocer más sobre la historia de una de las culturas más antiguas del mundo. Su patrimonio cuenta con más de 20.000 objetos, entre los que destaca el Idolo de Mikeldi, originario de la II Edad del Hierro (s. V-I a. C). Precio: 3€  www.euskal-museoa.eus


6. Catedral de Santiago: el edificio más antiguo de Bilbao, pertenece al siglo XIV y fue construido en estilo gótico. Es una visita obligada para los peregrinos que realizan el Camino de Santiago por la costa, por ello su puerta más conocida, a Puerta del Ángel, es también llamada la Puerta de los Peregrinos. Fuera del horario de misa, puedes visitar sus distintas capillas, la sacristía y el claustro. Precio: 5€ (Entrada combinada Catedral + Iglesia San Antón). catedralbilbao.com


7. Mercado de la Ribera: junto a la Ría de Bilbao, el Mercado de la Ribera fue reconocido en 1990 como el Mercado Municipal de Abastos más completo por el Guinness, siendo el mayor mercado cubierto de Europa. Cuenta con más de 10.000 m² llenos de puestos de venta y bares. mercadodelaribera.biz


8. Iglesia de San Antón: el edificio se construyó sobre las ruinas del antiguo Álcazar, a finales del siglo XIV. De estilo gótico, su interior se divide en tres naves, careciendo de ábside. Su importancia para la ciudad es tal, que su figura aparece reflejada en el escudo de la villa. Su interior ofrece grandes misterios, como puertas que no llevan a ningún sitio o terrazas a las que sólo se puede acceder saltando desde el tejado.  Precio: 3€  Entrada combinada Catedral + Iglesia San Antón: 5€.


9. Basílica de Begoña: dedicada a Amatxu (la Virgen de Begoña), fue levantada en el siglo XVI gracias a las limosnas de los fieles. Se ubica en la parte alta de la ciudad, por lo que se puede ver desde muchas partes de Bilbao. Es tradición que cuando gana el Athletic de Bilbao o el Bilbao Basket, los aficionados vayan allí a celebrarlo.

10. Fosteritos: una foto muy querida por los turistas que visitan Bilbao es la de los Fosteritos, las marquesinas de acero y vidrio que el arquitecto Norman Foster (de ahí su nombre) diseñó en 1988 para dar entrada a varias estaciones del Metro de Bilbao. El logotipo del metro y el interior de la mayoría de las estaciones también son obra de Foster, quien fue contratado de nuevo en el 2009 para diseñar las paradas subterráneas de la línea 3. Los Fosteritos los puedes ver en las principales estaciones del Ensanche, como la Plaza Moyúa y Sarriko.







17 sitios imprescindibles de Malmö - Qué ver y qué hacer en Malmö en una mañana


Con cerca de 300.000 habitantes, Malmö es la tercera ciudad más grande de Suecia y la sexta de los países nórdicos. Su fundación se remonta al siglo XII, cuando toda esta área pertenecía a los daneses. En el siglo XVIII se convirtió en una de las ciudades más industrializadas de Escandinavia debido a las exportaciones que se hacían a través de su puerto y al negocio floreciente de sus astilleros navales.

Durante la crisis económica de 1973, muchos de estos negocios cerraron y Malmö tuvo que reinventarse para adaptarse a los nuevos tiempos. Su apuesta se mantiene en la investigación y el desarrollo, gracias a la creación de la Universidad de Malmö, una de las más punteras de Escandinavia.



Todo este desarrollo y vanguardismo se puede ver en cuanto empieces a alejarte del centro urbano. Sobre todo, si te diriges a la zona del puerto (Västra Hamnen), donde se encuentra el rascacielos futurista Turning Torso y el European Village.



Lo más turístico de Malmö se recorre en una mañana, por lo que es una de las visitas que más realizan los turistas que se alojan en Copenhague. Se puede llegar en tren o en autobús atravesando el largo Puente de Puente de Öresund. Aquí te explico cómo.


Qué hacer en Malmö en una mañana

1. Llegar a la Estación Central de Malmö: si vienes de Copenhague en autobús o en tren, acabarás en esta estación. Está a escasos minutos del casco histórico y tiene algunas tiendas y cajeros para sacar coronas suecas. Ten en cuenta que, si vienes desde Copenhague, no te servirán aquí las monedas danesas. De todos modos, probablemente no te hagan falta, pues todo se puede pagar con tarjeta de crédito.


2. Pasear por Gamla Staden: el centro histórico de Malmö está formado por calles empedradas tranquilas, edificios coloniales, tiendas y restaurantes.


3. Hacerte una foto con The Knotted Gun: saliendo de la Estación Central y cruzando el puente sobre el canal, te encontrarás esta famosa escultura de una pistola anudada. Actualmente hay muchas esculturas como ésta repartidas por todo el mundo para concienciar sobre la paz.


4. Tomarte un café en Stortorget: la plaza más antigua de Malmö se construyó en el siglo XVI. La preside el Ayuntamiento y la estatua de Carlos X Gustavo de Suecia, quien consiguió arrebatar este territorio a los daneses. Es uno de los lugares más bonitos de la ciudad.


5. Atravesar Lejonpassagen: una bonita galería que sale desde la plaza de Stortorget y que llega hasta la calle Kalendegatan.



6. Entrar a la Iglesia de San Pedro: este templo gótico luterano del siglo XIV es la construcción más antigua de Malmö. En su interior destacan los murales de la Capilla de los Mercaderes y su altar de madera, de 1611. Su torre de 105 metros es visible desde casi toda la ciudad. Lae entrada es gratuita y tiene un rinconcito para los niños:



7. Posar al lado de los Músicos de Malmö: los Músicos Optimistas es una bonita escultura situada en una calle peatonal del centro realizada por Yngve Lundell, el ganador de un concurso de decoración pública.


8. Relajarte por Gamla Kyrkogården: muy cerca del Ayuntamiento, se encuentra este cementerio convertido en parque público. Tanto en Dinamarca, como es Suecia, es algo común que los cementerios estén cerca de los centros de las ciudades constituyendo grandes parques.


9. Visitar la Placita de Lilla Torg: esta pequeña plaza cuenta con numerosos cafés rodeados de pintorescas casas de antiguos mercaderes de los siglos XVI, XVII y XVIII. En ella también se puede visitar la antigua granja Hedmanska (1590). En su interior hay una tienda y un bonito jardín.


10. Deleitarte en Jakob Nilsgatan: sus preciosas fachadas hacen que no puedas evitar fotografiarlas.


11. Entrar a los museos del Castillo de Malmö: esta ciudadela del siglo XVI actualmente alberga el Museo de la Ciudad, el de Historia Natural, el de Arte y un Tropicarium.


12. Pasear por Kungsparken / Slottsparken: conocido como el Parque del Castillo, está separado de éste por un canal de agua. Con sus 21 hectáreas es un verdadero pulmón, que tiene en su interior un gran molino y multutud de aves.



13. Admirar la Turning Torso: el primer rascacielos retorcido del mundo, es el edificio más alto de Escandinavia (190 metros de altura). Su diseño se debe al arquitecto español Santiago Calatrava y funciona totalmente con energías renovables.


14. Pasear junto al mar en Ribersborgsstranden: senderos, algo de playa y césped es lo que te puedes encontrar en este parque pegado al mar. En él también te encontrarás con la Ribersborgs Kallbadhus, un balneario sueco, donde te tienes que bañar desnudo, siguiendo las tradiciones suecas.


15. Vislumbrar el Puente de Öresund: esta espectacular obra de ingeniería (en parte construida en Puerto Real – Cádiz), junta Dinamarca y Suecia. Tiene dos líneas de tren y cuatro carriles de carretera, siendo el puente combinado tren-carretera más largo de Europa. Desde el puerto, un poco más delante de la Turning Torso, tienes unas vistas increíbles.


16. Curiosear en los Grandes Almacenes Ahlens: una de las tiendas suecas más importantes la puedes encontrar en Södergatan, la principal arteria comercial de la ciudad.


17. Comprar algo en una tienda sin dependientes: al lado de la Estación Central entré en un supermercado en el que cogías tú los productos y te dirigías a un minipuesto para cobrarte y embolsarte todo tú solo. Sólo vi allí a un trabajador que entró, repuso una estantería y se fue. Compré todo un descubrimiento: Caffeine Water, que me encantó.




¿Es Malmö una ciudad segura?

Yo no vi ningún problema cuando fui. Es más, me pareció una ciudad totalmente tranquila y segura. Sin embargo, algunos datos que he leído a posteriori, me han dejado un poco desconcertada.

Si bien es cierto que Malmö se erige en todos lados como una exitosa comunidad intercultural, porque en su padrón están representadas más de 170 nacionalidades, la realidad parece ser un poco distinta en cuanto al índice de criminalidad y de violaciones que sufre la ciudad, uno de los más altos de Suecia. La policía hace tiempo que puso el distrito de Lindängen dentro de su lista de lugares conflictivos. Aquí pongo algunos enlaces relativos a este tema: 






Mapa de Malmö