Cómo es la Visita Turística a la Catedral de Toledo


Una de las mejores catedrales góticas de España, la Catedral Primada tal y como la vemos hoy comenzó a construirse en 1226, con Fernando III el Santo. Parece ser que previamente había sido un edificio obispal visigodo y, más tarde, la mezquita mayor de Toledo, transformada en catedral primada en 1088 por Urbano II.

Conocida también por la "dives toletana", la rica de Toledo, también se la conoce por "La Giganta", que fue el nombre que le dio Blasco Ibáñez en una de sus obras. 

Fachada y puertas

La fachada de la Catedral, restaurada en el siglo XVIII, cuenta con tres enormes puertas:
  • Puerta del Juicio Final: A la derecha, es la más antigua. En ella se representa al Cristo rodeado de ángeles, con la Virgen y San Juan. Debajo aparecen los salvados saliendo de sus tumbas mientras los condenados son llevados por los diablos.  
  • Puerta del Infierno: A la izquierda. Está llena de decoraciones vegetales.
  • Puerta del Perdón: En el centro de la Catedral, esta puerta recibe su nombre de las indulgencias que se concedían en ella a los penitentes que entraban. Hoy sólo se abre en ocasiones importantes. 
En la fachada norte está la Puerta del Reloj, la más antigua de las tres, realizada en el año 1300 e inspirada en una de las de Nôtre Dome de París. Si nos acercamos a ella, por una callejuela pequeñita, sólo podremos acceder, de manera gratuita, a una capilla de la Catedral para rezar.


La última es la Puerta de los Leones, de la segunda mitad del siglo XV. Con uno de los mejores conjuntos hispano-flamencos de la época. En su construcción participaron algunos de los artistas más famosos del momento, como Juan Guas o Francisco de las Cuevas. La reja exterior de esta puerta la hizo un paisano de Úbeda, Juan Álvarez de Molina, en 1647.


Actualmente, los visitantes acceden al tempo por la Puerta Llana, realizada por Ignacio Haan en el año 1800. 


La torre

Fue construida por Alvar Martínez y Hanequin  de Bruselas, en el 1442. Tiene un cuerpo octogonal flamígero y una flecha a modo de tiara. en su interior guarda "La Gorda", la campana de San Eugenio, de más de 18 toneladas.

Tiene 92 metros y se accede a ella a través del claustro. Cuando yo fui estaba cerrado el acceso y por eso la entrada me costó más barata. 




Capilla Mayor

La actual planta se debe al Cardenal Cisneros, que ordenó su reforma. El retablo que la preside es obra de Petit Jean, quien tardó seis años en realizarlo. En el centro se encuentra el Tabernáculo, en madera dorada. El atrio está rematado por un calvario rodeado de un cielo estrellado.


A la izquierda está el sepulcro del Cardenal Mendoza, una de las primeras obras del Renacimiento español. En el lado del Evangelio se encuentran los sepulcros con las estatuas yacentes de Alfonso VII de León y Pedro de Aguilar. En el lado de la Epístola están los de Sancho IV y Sancho III. La Capilla se cierra con una espectacular rejería realizada por Francisco de Villalpado, quien tardó diez años en terminarla y en un rincón firmó “Labor ubicumque” (Trabajo en todas partes).



Debajo del altar mayor podemos ver la Capilla del Sepulcro, una cripta, a la que está prohibido el acceso. 



En la parte correspondiente a la Epístola, vemos una reja tallada en piedra, que algunos críticos aseguran que es lo más bello de la Catedral.


El coro


Frente al altar mayor, el coro está compuesto de una sillería alta de 72 piezas realizada en parte por Alonso Berruguete. Delante, una columnata de pórfido sostiene una arquería diseñada por Alonso de Covarrubias. 

Su sillería  baja consta de 54 asientos de madera de nogal cuyos respaldos narran la guerra y la conquista de Granada. 

Preside el coro la silla arzobispal cuyos relieves representan el Juicio Final, el Diluvio y la Serpiente. En su parte superior, Berruguete realizó en alabastro el grupo escultórico de la Transfiguración en el Monte Tabor. 



Los órganos, "El Arzobispo" y "El Deán", son del siglo XVIII. Hoy incluso se realizan Batallas de órganos en la catedral: 
En el Altar de Prima encontramos en mármol La Virgen Blanca, de origen francés. Desde este altar se celebraba la primera misa, a las 6 de la mañana. 

Las capillas del lado sur

- Capilla Mozárabe: originalmente se le llamó la Capilla del Corpus Christi. En ella se realizaba el culto siguiendo el rito hispano-mozárabe. Actualmente, añun se sigue realizando todos los domingos.

Al incendiarse la linterna tuvo que ser reconstruida por el hijo de El Greco, Jorge Manuel.  En su interior, las pinturas murales conmemoran la Toma de Orán por el cardenal Cisneros, fueron pintadas por Juan de Borgoña en 1514.

El altar, en bronce y mármol, es del siglo XVIII. En el centro hay un mosaico de la Virgen con el Niño y, encima, un crucifijo traído desde América. 

- Capilla de San Eugenio: Fundada en el siglo XIII, fue consagrada a San Eugenio, el primer obispo de Toledo. Alberga un sepulcro mozárabe en el que está enterrado el Alguacil Mayor de Toledo, Fernán Gudiel (muerto en 1278), y otro, realizado por Alonso de Covarrubias, en el que descansa el obispo Fernando del Castillo.

Al salir de la capilla nos encontramos con una gran pintura de Gabriel Rueda. En ella aparece San Cristóbal. Según la leyenda, quien vea esta imagen tiene aseguradas las próximas 24 horas de vida. Tras el muro en el que se encuentra la pintura está el archivo musical de la Catedral. 



- Capilla de la Epifanía: restaurada por el capellán mayor de Enrique IV, Luis Daza. Su nombre proviene su gran retablo. Éste trata de la adoración de los Reyes Magos. En su interior están encerrados Enrique Luis Daza y los dos fundadores de la capilla: Pedro Fernández de Burgos y María Fernández. 

- Capilla de la Concepción: Conserva un retablo de Francisco de Amberes, una tabla de La Piedad del siglo XVI y el sepulcro de su fundador, Juan de Salcedo.

Capilla de San Martín: Fue diseñada como lugar de sepultura de los canónigos. Su retablo plateresco fue realizado por Andrés Florentín y representa una escena de San Martín. Su reja está realizada por Juan francés, como lo asegura su firma. 

Las Capillas de la girola


La impresionante girola combina bóvedas triangulares con rectangulares.

- Capilla de Santa Lucía: Destinada a albergar el enterramiento de Alfonso VI, aunque finalmente éste fue enterrado en Sahagún. Es una de las más antiguas, ya que sus muros exteriores y el arco de la entrada son del siglo III.

- Capilla de los Reyes Viejos: Fundada por Sancho IV, el Cardenal Cisneros la desmontó y la ubicó en el lugar donde la vemos hoy. Tiene tres establos platerescos y una reliquia del Santo Rostro que  el Papa Inocencio X regaló a Felipe IV.

- Capilla de Santa Ana: Cerrada por una reja plateresca con relieves. Alberga un retablo de Gil de Siloé. El sepulcro de su restaurador, Juan de Mariana, es del siglo XVI.

- Capilla de San Juan Bautista: Cuenta con un retablo neoclásico de 1780 y con una parte del sepulcro de su fundador, Hernando Díaz. El resto del sepulcro fue  destruido. En el interior hay una sacristía que se corresponde con la antigua Capilla de San Brito. 

- Capilla de San Gil: Restaurada en el siglo XVI en estilo pompeyano. En el interior hay un retablo de Berruguete.

- Sala Capitular: A ella se accede a través de un vestíbulo y de la antesala Capitular, con artesonado mudéjar. Dentro, podemos ver los frescos de Juan de Borgoña y los retratos de todos los prelados toledanos, desde San Eugenio en el siglo I hasta la actualidad. Destaca el realizado por Goya: el retrato del arzobispo Fernández de Córdoba.







- Capilla de La Trinidad: de estilo renacentista. La estatua es obra de Alonso Covarrubias y el retablo plateresco se atribuye a su escuela.

- Capilla de San Ildefonso: Está realizada en estilo gótico, plateresco y neoclásico. Su retablo es el del siglo XVIII, diseñado por Ventura Rodríguez. Alberga el sepulcro de Carrillo de Albornoz, su fundador, y varios familiares.

- Capilla de Santiago: La capilla más grande de la Catedral. Fue fundada por Álvaro de Luna como panteón familiar. En el centro está su sepulcro y el de su mujer, Juana de Pimentel. En los laterales están los enterramientos góticos de su hijo, Juan de Luna, su padre y varios personajes más.



- Capilla de los Reyes Nuevos: Construida como capilla funeraria de los Trastámara, fue diseñada por Covarrubias. en los muros laterales están los sepulcros de Enrique II y su mujer Juana, Enrique III el Doliente y su mujer Catalina de Lancaster,  Juan I y su esposa Leonor de Aragón. Los retablos neóclasicos de mármol y bronce son obra de Ventura Rodríguez. 



- Capilla de Santa Leocadia: En ella están los restos del Ruiz Ribera, en una urna cineraria. El retablo está dedicado a Santa Leocadia.

- Capilla del Cristo de la Columna: Es bastante pequeña. Su retablo muestra a Cristo atado a la columna entre San Pedro y San Juan. 

Las capillas del lado norte


- Capilla de San Pedro: al lado de la Puerta del Reloj, es la vista que tenemos si accedemos desde ésta a la Catedral de manera gratuita. Su fundador, Sancho de Rojas, está enterrado en ella. Parece una pequeña iglesia. Contiene diversas pinturas de Berruguete.


- Capilla de La Piedad: El altar está dedicado a Santa Teresa cuya imagen se atribuye a Pedro de Mena o a su taller.

- Capilla de la pila bautismal: realizada en bronce en estilo plateresco, su pila está decorada con motivos góticos y renacentistas.



- Capilla de Nuestra Señora de la Antigua: Parece ser que pertenecía a la antigua iglesia visigoda sobre la que se erigió posteriormente la Catedral.  Delante de la imagen de la Virgen se bendecían las banderas de los ejércitos antes de irse a combatir.

- Capilla de Doña Teresa de Haro: También conocida como del Cristo de las Cucharas en referencia a los cucharones del blasón de la familia López de Padilla. Fundada por Teresa de Haro, mujer del mariscal Diego López de Padilla

Sacristía - Sagrario - Ochavo 

- Sacristía: De finales del siglo XVI y realizada en estilo herreriano, hoy alberga una galería de pintura. En ella encontraremos obras de Carducho (Monasterio de El Paular), Luis de Morales, Anton van Dick, y las dos grandes atracciones: El Expolio de El Greco y El prendimiento de Cristo de Goya. Además, hay otras 14 obras más de El Greco en este museo. Además, podemos ver otros objetos, como la Biblia Rica de San Luis, de 1250.



En el vestuario de la Sacristía vemos un techo pintado por Coello y Donoso varias réplicas de Tiziano, Velázquez y Bellini. Si seguimos andando podremos observar una buena colección de pinturas y objetos, como  la banda de la capa que llevó Carlos I a su coronación en Aquisgrán, más de 70 tapices, varios cartones de Rubens o el pendón de la batalla de Lepanto.


- Capilla del Sagrario: En su construcción participé El Greco. Sus pareces están revestidas de mármol. En una de ellas encontramos el sepulcro del cardenal Bernardo de Sandoval y Rojas.
Por dos puertas situadas a ambos lados del altar de la Virgen del Sagrario se entra a la capilla del ochavo.

- Capilla del Ochavo: Ésta es una capilla relicario, llena de objetos de devoción popular. En su construcción participó el hijo de El Greco. Encontraremos los restos de Santa Leocadia y San Eugenio, el relicario de San Mauricio, de Santa Lucía… 126 obras de orfebrería. 

La capilla de San Juan o del Tesoro

Justo debajo de la torre, su portada plateresca fue diseñada por Alonso de Covarrubias. El tesoro consiste en un buen número de objetos litúrgicos, una talla de Martínez Montañés, otra de Pedro de Mena, una cruz pectoral de Juan XXIII, un cáliz que regaló el mariscal Petain, una cruz que regalo Mussolini y la custodia de Enrique de Arfe. Ésta última está considerada una de las piezas más importantes de orfebrería de toda la cristiandad. Sólo sale de laCatedral el día del Corpus Christi.  

La capilla de la descensión 

Entre las dos naves menores y en el segundo pilar a los pies de la Catedral, esta capilla fue donde se originó el edificio. Fundada por Enrique II, en ella estuvo el Altar Mayor de la antigua Basílica visigótica. Su retablo representa la Descensión. En ella está enterrado el Cardenal Moscoso. 

El transparente

De estilo churrigueresco, es una auténtica maravilla. Está realizado en mármol, bronce y jaspe. En su centro se encuentra la Virgen sedente con el Niño en una hornacina y en la parte superior un grupo escultórico sobre la última cena. En el centro hay un orificio por el que se filtra la luz del exterior hacia el Sagrario. Es considerada la obra barroca churrigueresca más importante de España.  Su autor es Narciso Tomé, un artista barroco del siglo XVIII. A sus pies se encuentra la tumba del arzobispo Diego de Astorga y Céspedes, bajo cuyo mandato se realizó esta obra. 


El claustro 

En el siglo XIV se empezó a construir el claustro sobre el antiguo barrio comercial hebreo. De estilo gótico, en su origen parece que estuvo leno de frescos de Berruguete. Al deteriorarse se cambiaron por obras de Salvador Maella y Francisco Bayeu en el siglo XVIII. Como no hubo ninguna orden monástica en la Catedral, el recinto se utilizó para diversas funciones, al macen, aula, mercado… Desde el claustro se puede acceder a la Capilla de San Pedro y a la de San Blas.


- Capilla de San Blas: Mandada construir por el arzobispo Tenorio como lugar de su enterramiento. En esta capilla podemos encontrar aparte del sepulcro del arzobispo Tenorio el del obispo de Plasencia Arias Balboa. Ambos sepulcros son obra de Fernán González de finales del siglo XIV.



Las Vidrieras 

A pesar de las graves pérdidas sufridas durante la Guerra Civil Española, la Catedral de Toledo es uno de los edificios castellanos que más vidrieras medievales ha conservado. Las más antiguas son el rosetón del crucero norte (la Puerta del Reloj), varias de la girola y las de la capilla mayor aunque estas últimas han sido restauradas en diversas ocasiones.

Horario de la Catedral de Toledo
  • Laborables: 10’00-18’30
  • Domingos y festivos: 14’00-18’30

Precio de la entrada a la Catedral de Toledo
  • Entrada 8 €, 11 € para visita complementaria a Campana Gorda y Claustro Superior. Pases de visita a las 10:30, 11:15, 12:00, 16:00 y 16:45.
La entrada a la Catedral se compra en la oficina situada enfrente de la Puerta Llana, en la calle Cardenal Cisneros.

Santa Iglesia Catedral Primada
C/ Cardenal Cisneros,1 Toledo

Compártelo

Entradas relacionadas