Qué ver en Ávila en un día(I)

La mejor manera de visitar Ávila es yendo primeramente a la oficina de turismo. El coche lo podemos dejar muy cerquita, siempre fuera de las murallas, que si no, cuesta un huevo.

El Centro de Recepción de Visitantes que mejor pilla para aparcar está en la Avenida de Madrid, 39 y abre de 9’00 a 20’00 en verano y de 9’00 a 17’30 en invierno.

VISITÁVILA 48H

Aunque vayáis a estar sólo un día, esta tarjeta merece la pena pues con sólo visitar unos cuantos monumentos ya la habremos amortizado. El pase lo debéis pedir expresamente en el centro de recepción, pues a nosotros no nos lo ofrecieron y mucha gente que nos encontramos en los museos se estaba quejando por ello. A nosotros nos atendió una china y nos hizo pagar dos euros por un plano de la ciudad. Si os basta con uno más pequeño, no hagáis el canelo, en la oficina que hay al lado de la visita a la muralla os lo darán gratis.

Esta tarjeta sirve para dos días y podéis visitar:
  • La Muralla: 5€
  • La Catedral: 2€
  • La Basílica de San Vicente: 2€
  • El Real Monasterio de Santo Tomás: 4€
  • El Museo de Santa Teresa: 2€
  • El Palacio de Superunda: 3’5€
  • El Monasterio de la Encarnación: 2€
  • El Convento de San José: 1’40€
  • El Museo de Ávila: 1’20€
  • Ávila Mística: 2’50€
  • Hornos postmedievales: 1’50€
Ver todo esto sin el pase sale por 27’50€ mientras que el pase sólo nos costará 15€. Sale bastante rentable. 


BASÍLICA DE SAN VICENTE

Saliendo de la oficina de turismo, lo primero que nos encontramos antes de llegar a la zona amurallada es esta basílica del siglo XI. Fue construida por el arquitecto francés Fruchel, de quien se dice que introdujo el gótico en España. Es una joya del románico, aunque al tardar dos siglos en construirla también bebió del gótico.


La basílica se levantó donde la leyenda decía que San Vicente y sus hermanos murieron al negarse a reconocer unas acusaciones sobre su participación en ritos de dioses romanos (en el 306).

El edificio cuenta con una planta de cruz latina, dos torres inacabadas y una cripta con tres capillas. En la nave central está la imagen románica de la Virgen de la Soterraña, patrona de Ávila.  


Lo que más llama la atención, además de sus techos, es el cenotafio, en el centro de la basílica. Aunque no contiene los restos de los santos, merece la pena verlo por sus perfectos relieves policromados.


Horario: del 1 de mayo al 30 de octubre: de 10’00 a 19’00
Del 1 de noviembre al 30 de abril: de 10’00 a 13’30 y de 16’00 a 18’00
Domingos y festivos: de 16’00 a 18’00

SUBIDA A LA MURALLA DE ÁVILA

En frente de la Basílica, seguimos las indicaciones de la calle para llegar al acceso para subir a la muralla. En la calle hay un montón de restaurante y, al lado, encontramos otra oficina de turismo donde nos dan un mapa gratis.


Subiendo las primeras escaleras vemos una maqueta de la muralla. Construida por los romanos en el siglo II a.C., aunque algunos dicen que ya existió antes, su importancia llegó en la Edad Media, cuando ya la vemos como está hoy. Alfonso VI de Castilla y Raimundo de Borgoña, marido de doña Urraca, impulsan su construcción.

Con la visita turística podéis acceder por la Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar y el Arco del Carmen, y se pueden recorrer 1700m.

Está considerado el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo.

Horario:
Del 1 de abril al 30 de octubre: de 10’00 a 20’00. Último acceso a las 19’15.
Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de 10’00 a 18’00. Último acceso a las 17’5
Cerrado los lunes, menos festivos, julio y agosto. 

CATEDRAL DE ÁVILA

A escasos metros del acceso a la muralla de la Casa de las Carnicerías encontramos la Catedral, en frente de Correos


Justo en frente está la Catedral del Salvador , la primera catedral gótica de España. En ella podemos ver reminiscencias de la Basílica de Saint-Denis, la que dio origen a este movimiento. Se cree que el maestro Fruchel empezó a construirla en el siglo XII y que, además de catedral, sirvió como fortaleza, pues su ábside constituye uno de los cubos de la muralla.




En ella podemos encontrar el reloj mecánico que Juan Guas diseñó en 1475 y el altar mayor, obra de Pedro Berruguete y terminado por Juan de Borgoña. Llama la atención también la obra cumbre de Vasco de la Zarza: el sepulcro de El Tostado (teólogo y obispo del siglo XV) y el trascoro de Juan Rodríguez y Lucas Giraldo donde aparecen los Reyes Magos destacando Baltasar.  El claustro y la sacristía son también góticos, allí se guarda la custodia de Juan de Arfe.



En la catedral se encuentran los sepulcros de Claudio Sánchez-Albornos, último presidente de la II República, y de Adolfo Suárez y su mujer.

Para entrar hay soportar una larga cola, muy estrecha y muy incómoda pues se entra y se sale por el mismo sitio, con lo cual los empujones no paran. Si tenéis el pase de VisitAvila, basta con acercase al guarda saltándose toda la cola y entraréis sin problema. 

Horario:
Lo podéis mirar en esta página porque cambian según las fechas:
http://catedralavila.blogspot.com.es/

Saliendo de la Catedral podéis bajar por la calle Reyes Católicos para ver el Ayuntamiento. Se ubica en la Plaza Mayor, porticada y con buen ambiente, toda llena de restaurantes, cafeterías y locales donde comprar yemas. 


Compártelo

Entradas relacionadas