Souvenirs típicos de Laos

1. Lámparas artesanales de papel: las hay en todos los puestecillos del mercado nocturno. Se pueden comprar de dos tamaños distintos: pequeñitas y un poquito más grandes. Están hechas totalmente a mano, hasta los dibujos. Y son muy fáciles de llevar e la maleta porque se pliegan. Un regalo original y bonito que nos trajimos de allí. Su precio fue menos de 5 euros.


2. Café: en Laos se producen dos tipos de café: Robusta y Arábica. El Robusta se usa para el café normal y el café con leche condensada y el Arábica, de más calidad, se usa para el espresso. Se puede comprar al peso, molido o sin moler. Lo más original es comprarlo en unas bolsitas con unos bonitos dibujos laosianos. A menudo el café de aquí se llama Pakxong porque crece en los alrededores de esta ciudad en la Meseta de Boloven.

3. Té: el té que se consume en Laos proviene de las variedades de té verde y té negro. El más común es el Oolong. Su característica principal es que tiene un fuerte sabor a hierba, es como más arenoso. También se pueden comprar en estas bolsitas, al mismo precio que las de café.



4 Zapatillas de casa: el triunfo de todo el mercado. Todo el mundo compraba zapatillas súper calentitas (a pesar del calor húmedo que hacía en agosto), grandes y con motivos de elefantes. Un regalo muy original y útil en invierno.



5. Camisetas: las más vendidas son las de la Beer Lao y las que tienen el alfabeto laosiano.
6. Bolsos: hechos a mano y muy coloridos, a precios ridículos.


7. Seda: todavía sigue siendo una industria familiar y casera en la mayoría de las ocasiones. Los diseños tradicionales varían mucho de una región a otra. Es mucho más barato acudir a un taller tradicional que visitar cualquier tienda. Es fácil ver a las artesanas tejiendo en las puertas de sus casas. En Whisky Village, donde hacen el lao lao, hay un montón de tiendas baratas dedicadas a todo tipo de tejidos artesanales.


8. Obras talladas: éstas van desde lo más mundano hasta los motivos más espirituales. Hay de todos los tipos: de madera, piedra e incluso hueso.  Se pueden comprar auténticas pipas para fumar opio, grandiosamente talladas, en cualquier parte del mercado de Luang Prabang.



9. Joyería: los artículos de oro y plata auténticos también son más baratos aquí que otros países cercanos, como Tailandia. La mayoría de los artesanos provienen de las tribus del norte, expertos en su tallado para atraer la riqueza y para darlos como dote. El oro de laos tiene una pureza del 99’99%.


10. Cuadernos, tarjetas y block de notas hechos de hojas de morera: las moreras en esta parte del mundo son conocidas como Saa (Saa paper). 100% ecológicas.


11. Cosas hechas con restos de bombas: Laos es el país que ha sufrido más bombas per cápita de la historia. Desde 1964 hasta 1973, más de 270 millones de bombas cayeron en el país, la mayoría provenía de las ya prohibidas bombas racimo. Un 30% de ellas nunca explotaron. Y hoy siguen siendo un problema. Con el metal de las bombas, los artesanos se están dedicando a hacer piezas de bisutería, cadenas y hasta cucharas. La iniciativa está siendo fomentada por muchas ONGs para ayudar a las víctimas y a sus familias.


12. Muñecos hechos por las mujeres Akha, una zona remota en la provincia de Phongsali.

13. Muñecos de elefantes: un clásico de Laos, el antiguamente llamado “País del millón de elefantes".

14. En el centro de recuperación de elefantes de Sayabouli también podemos comprar otros souvenirs originales y por una buena causa.


Compártelo

Entradas relacionadas