Dónde sacar o cambiar dinero en Luang Prabang

La calle principal de Luang Prabang (Tourist Street) está llena de ATMs y casas de cambio. Normalmente se ponen de acuerdo para poner las comisiones, pero siempre es importante comparar para encontrar la que sable menos. Algunas casas de cambio tan sólo son un minúsculo local, con un mostrador, o ni eso, una silla de plástico, y un tablón anunciando el cambio. El laosiano de turno estará viendo la tele o liado con el móvil. Parece que no tienen interés ninguno por hacer negocio aquí.

En ningún lado ponen la comisión que te van a cobrar, por lo que hay que andar preguntando a gente que no tiene ninguna ganas de atenderte (aparentemente) y que se inventa la comisión según le convenga. Comprobado, fuimos varias veces a la misma casa de cambio por curiosidad y cada vez nos dijo un precio distinto. Aunque donde suelen sacar más dinero es de la diferencia que tienen entre el cambio que ponen en su cartel y el oficial, que varía ligeramente.

Cambiar cualquier tipo de moneda, pero son muy quisquillosos con los billetes grandes. Los de más de 20€ los miran y remiran y, si tienen algún desperfecto, se creen que son falsos y no los aceptan.

Lo mejor es ir directamente al Banque Franco-Lao Ltd (bfl). Prácticamente no nos cobraron comisión ni para cambiar de euros a kip, ni a la inversa. Por ejemplo, por 190€ nos dieron 1.698’410 kip. Y nos cobraron de comisión 410 LAK, unos cuatro céntimos de euro.

El banco está en Sisavanvong Road, muy cerca del Palacio Real.

Comisiones por sacar dinero de los cajeros:

Los cajeros cobran una comisión de 20.000 kip, unos 2’50€. A esto habrá que añadirle la comisión que cobre vuestro banco por sacar dinero fuera de vuestro país. De este modo sale bastante caro porque sólo permiten obtener 1.000.000 kips, unos 110€.

Si queréis sacar más dinero debéis buscar los cajeros de color azul. En este caso os dejarán un límite de 2.000.000 kips, pero la comisión ascenderá al doble: 40.000 kips. Vamos, que os sablarán igual.

Por eso os aconsejo traer en efectivo y cambiarlo en el banco.

Cambiar dinero en el aeropuerto:

En el aeropuerto hay un ATM y una casa de cambio nada más. Cuando llegamos ya estaba cerrada y el ATM no funcionaba. Nos dijeron que nos podían cambiar dinero en el puesto de reserva de taxis. Fuimos allí pero el cambio difería mucho del oficial. Pero mucho, mucho. Como nos dejaron pagar con dólares el taxi al centro, no cambiamos nada allí y lo dejamos para hacerlo en Luang Prabang, porque los comercios cierran tarde, incluido el banco.

El dinero en Laos:

Todas las transacciones de la vida cotidiana se hacen en kips (LAK). Los cajeros sólo dispensan esta moneda. Aunque también circulan por el país los bath thailandeses y los dólares. De hecho, muchas agencias de viajes o centros de reclamo de turistas tienen los precios de sus carteles en dólares.

Los billetes pequeños son muy útiles en el país, no tanto los grandes. Nadie suele aceptar billetes de más de 50$, se piensan que son falsos.

Usar tarjetas de crédito en Luang Prabang:

Al contrario que hace unos años, Luang Prabang se está preparando cada vez más para recibir turismo internacional, por eso hay muchos sitios donde aceptan tarjetas de crédito: restaurantes, agencias de viaje, hoteles… En todos los casos se cobrará un 5% más de la cuenta total.

Precios en Luang Prabang:

Podemos encontrar cosas muy caras o extremadamente baratas. En general, el precio de la comida en un restaurante se asemeja mucho a uno español, a veces incluso más caro. Una alternativa es ir por la noche al mercado nocturno, al callejón de la comida. Allí podemos llenar nuestro plato por 1$ y comer todo lo que quepa en él. Es como un buffet libre, pero de comida callejera. Alguna tiene muy buena pinta, otra… bueno. Eso sí, está siempre hasta la bola de turistas hambrientos.

Los precios de los tuk tuk tienen una tasa fija de 20.000 LAK por trayecto dentro de la ciudad. No se suele regatear. Para ir o salir del aeropuerto hay otra de 50.000 LAK.

Las tiendas orientadas al turismo tienen precio europeo, casi todas. La artesanía es cara y, si en el establecimiento aparece la palabra boutique, vamos añadiendo ceros a la cuenta. El mercado nocturno, en cambio, está tirado de precio. Suelen pedir un precio alto (que no suele ser muy alto) y se regatea hasta otro más justo, que es siempre la misma cantidad si vas haciendo lo mismo en todos los puestos que vendan ese artículo.

Los pasteles, además de tener una pinta estupenda, no suelen ser caros. Por la noche, cerca del Palacio Real, ponen un puesto donde sacan lo que les ha sobrado de una cafetería colonial muy chic. Los pasteles, riquísimos, cuestan 1€.

La moneda de Laos: el Kip (LAK):

Después del dominio francés con la piastra de la Indochina francesa y la moneda instaurada por el movimiento nacionalista y comunista Pathet Lao, en 1979 tuvo una reforma monetaria que daría lugar al actual Kip de la República Democrática Popular de Laos (RDP).

Se acuñaron monedas de 1, 5, 10, 20 y 50 kip; y billetes de 1, 2, 10, 20, 50, 100, 500, 1.000, 2.000, 5.000, 10.000, 20.000, 50.000 y 100.000 kip. Debido a la inflación que sufre el país, las monedas son casi imposibles de ver, y los billetes de menos de 500 tampoco.

Monedas:


- Billetes:




Compártelo

Entradas relacionadas