Viajando con China Southern y Air France - Problemas con las maletas


Mi periplo comenzó a las 7’00 en el aeropuerto de Barajas. El vuelo lo reservé con Expedia, como casi siempre, por los importantes descuentos que hace si lo contratamos ida y vuelta, y con dos noches de hotel. En total, unos 1987€ para dos personas viajando con China Southern Airlines y Air France.

De Madrid a París 2’05h + 3’10 horas de escala + De París a Guangzhou 11’35h + 3’10h de escala + De Guangzhou a Ho Chi Minh 2’50h = 22’50 horas hasta llegar.

Desde la primera vez que cogí un vuelo con esta compañía, la China Southern ha ido creciendo a una velocidad increíble y los servicios que ofrece son cada vez mejores. Mi primer avión ni siquiera tenía tele y tuve que ir aburrida durante 14 horas de vuelo,  la comida era escasa y dejaba mucho que desear.

El cambio es enorme cada año. Y en este viaje lo he podido comprobar una vez más. Los asientos eran mucho mejores, con su monitor para cada uno y con multitud de películas, seres y juegos; y la comida fue copiosa y buena. Además, tenía un montón de aperitivos para coger durante el vuelo, cosa antes que se limitaba a un mísero bollito de atún.



En cuanto a la Air France, los asientos no es que fueran muy cómodos pero la comida fue inmejorable. Hasta nos ofrecieron brandy después de comer. Y una gran variedad de quesos franceses de aperitivo. Así como bombones, tónicas de distintos sabores, licores, vinos… Pero el servicio de maletas otra vez la cagó. Y ya van dos años seguidos. El año pasado me la perdieron en Guanzhou y llegó más tarde a Madrid. Y este año mi maleta llegó destrozada. Hasta se había roto la cerradura con la clave de tanto golpe que había recibido. La solución fue un asco. Tuve que bajar yo un día entre semana en horario laborable, al único sitio que tienen disponible en Madrid para arreglar maletas, cerca de la Puerta del Sol. Dejarla allí mientras la arreglaban y volver otro día a recogerla. No abrían los fines de semana. Y no me dejaron otra opción.

Si me han destrozado la maleta, lo normal sería que vinieran ellos a casa a recogerla y se encargaran de arreglarla. La gente que trabaja no tiene tiempo de hacerse cargo de los destrozos de otros. A pesar de mi reclamación, no recibí ni una sola disculpa. Increíble. Este servicio no está a la altura de una compañía de tanto renombre.


Compártelo

Entradas relacionadas