9 lugares imprescindibles que ver en Jerez de los Caballeros



Habitada desde la Prehistoria, por ella han pasado romanos y musulmanes, ha pertenecido a los Templarios y ha sido cuna de importantes conquistadores, como Núñez de Balboa. Jerez de los Caballeros aún sigue siendo un importante enclave turístico por la calidad de los monumentos que conserva, así como por los distintos eventos que se celebran en ella a lo largo del año, como el Festival Templario o el Salón del Jamón Ibérico.

Pasear por sus calles empedradas llenas de casas blancas es una delicia, a pesar de las cuestas. Desde su parte alta puedes obtener unas espectaculares vistas del valle del río Ardila y las últimas estribaciones de Sierra Morena.

Se piensa que la ciudad llegó a tener dieciséis ermitas, cuatro conventos y muchas iglesias. Hoy cuenta con 10.000 habitantes y lo que queda de este patrimonio que ha ido sobreviviendo al paso de los siglos. Lo mejor es comprar en la Oficina de Turismo la entrada conjunta a las cuatro iglesias, que sale mucho más económico (5€).

Qué ver en Jerez de los Caballeros

1. Castillo Templario: sobre un antiguo castillo árabe, la orden del Temple construyó esta fortaleza en el siglo XIII. Es de planta romboidal y tiene cuatro torres. La más importante es la Torre del Homenaje, también llamada la Torre Sangrienta debido a que una leyenda cuenta que en ella fueron degollados los últimos templarios.  En su patio central se encuentra el Ayuntamiento. La muralla tenía un perímetro de 1500 metros 


2. Iglesia de San Bartolomé: el templo está ubicado en la parte más alta de Jerez. Pertenece al siglo XV y en su interior alberga la Capilla de los Comendadores, donde está enterrado Vasco de Xerez y Beatriz Bravo. Su torre barroca posee una altura de 54 metros.


3. Iglesia de Santa María de la Encarnación: descansa junto al castillo. Una inscripción visigoda del año 556 muestra que fue la iglesia más antigua de Jerez, aunque lo que ves en la actualidad corresponde a una construcción del siglo XV y a sus posteriores remodelaciones.

Wikipedia

4. Iglesia Arciprestal de San Miguel Arcángel: situada en la Plaza de España, comenzó a edificarse en el siglo XV y cuenta con una excepcional torre barroca que sobresale por toda la ciudad. El interior es puro barroco, con recargados retablos y altares.


5. Iglesia de Santa Catalina: ya en el Barrio Bajo, este templo fue construido sobre otro medieval y es el único de la ciudad que está compuesto por una sola nave de planta cuadrada, rematada por una bóveda de crucería siguiendo un patrón gótico de transición. Dentro destaca un majestuoso retablo barroco con 34 columnas salomónicas.


6. Convento de San Agustín: actualmente es la sede de la Oficina de Turismo, pero antaño se convirtió en uno de los primeros centros públicos de enseñanza de Extremadura.


7. Casa Museo Vasco Núñez de Balboa: la casa natal del conquistador, en la calle La Oliva, se ha convertido en un bonito museo en el que se pone el valor la figura del descubridor del Océano Pacífico.

8. Puerta de Burgos: una de las puertas más antiguas de la muralla. Defendiéndola se encuentra la estatua de Hernando de Soto, adelantado, conquistador y explorador español que participó en 1522 en la expedición de Gil González de Ávila que descubrió la costa de Nicaragua. Hay muchas dudas sobre su lugar de nacimiento, aunque se comúnmente se acepta que nació aquí.

9. La dehesa extremeña: Jerez de los Caballeros se encuentra en plena dehesa. Los caminos que llegan a ellos están llenos de cerdos ibéricos, terneras, ovejas, alcornoques y encinas. Merece la pena detenerse un poco a admirarlos.








Compártelo

Entradas relacionadas