5 lugares que ver en Puebla de Alcocer




En plena comarca de La Siberia Extremeña, Puebla de Alcocer descansa a los pies de su castillo. A pesar de haber controversias sobre su origen, su nombre puede provenir de la ciudad romana de Popula Coqueres, que pasaría a llamarse Al-Qusayr cuando pasó a ser musulmana.


En 1214 los Templarios fueron los encargados con conquistarla para el arzobispo de Toledo y más tarde pasaría a manos definitivas de la Corona, quien la fue cediendo a familias adineradas de la época, como los Zúñiga y Sotomayor, o lo duques de Osuna.

Qué ver en Puebla de Alcocer

1. Castillo de Puebla de Alcocer: puedes llegar en coche hasta la misma entrada de esta fortificación del s. XII.  Desde lo alto del cerro, se puede divisar el paisaje en todas las direcciones. Edificado sobre una antigua fortaleza templaria, lo que puedes ver ahora es una reconstrucción del siglo XV con elementos mudéjares. Dado su estado de deterioro, aún se están llevando a cabo tareas de mantenimiento.


2. Iglesia de Santiago Apóstol: se construyó en el siglo XI sobre los restos de una antigua mezquita. En su interior se pueden ver elementos mudéjares, frescos del siglo XIII y el sepulcro de Fray Fernando de Moraga, destacado viajero. En la fachada norte destaca el lema del Maestre Don Gutierre de Sotomayor: Todo es poco. Sorprende que, aunque esté en Badajoz, el templo esté adscrito a la diócesis de Toledo.

3. Convento de San Francisco: de estilo herreriano, actualmente es la sede del Museo Etnográfico en el que se muestra cómo era la vida tradicional de los habitantes de estas tierras.

4. Casa del Gigante Extremeño: el museo dedicado a uno de los personajes más sorprendentes del pueblo está en la Casa de la Cultura. Tiene tres salas en las que se exhiben carteles del circo en el que trabajaba y objetos que usaba en su vida diaria, como unos increíbles zapatos del número 52. Su esqueleto lo puedes ver en el Museo Nacional de Antropología. Aquí te cuento más sobre la vida agridulce de Agustín Luengo Capilla.


5. Palacetes: recorriendo el pueblo te puedes encontrar con diversos palacetes de los siglos XVI y XVII, sobre todo en las zonas cercanas a la calle López de Ayala. Estos palacetes o casas solariegas siguen el modelo de casa del llano, edificios de una sola planta, con paredes blanqueadas, esquinas y umbrales de granito. Destacan la Casa de la Santa Inquisición, la Casa de los Calderones y el Palacio de los Duques de Osuna.

Compártelo

Entradas relacionadas