Mostrando entradas con la etiqueta Andalucía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Andalucía. Mostrar todas las entradas

Bañarse en La Peña del Olivar en las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas




A unos 2 km de Siles, puedes disfrutar de un baño en uno de los rincones más refrescantes de la Sierra de Segura. La Peña del Olivar está ubicada en pleno Barranco de los Tejos, por el que discurre el Arroyo de Los Molinos, que da agua a esta piscina natural.

La zona no es muy grande, por lo que tienes que llegar temprano en temporada alta para poder encontrar aparcamiento.


El entorno de la Peña del Olivar está rodeado de un denso pinar que da sombra en toda el área recreativa. Sin embargo, la piscina cuenta con unas zonas claras por las que el sol pasa y hace que se caliente un poco más el agua de baño que en otras zonas de la sierra, como en el Puente de las Herrerías. Esto no quiere decir que el agua no esté fría, porque el arroyo sigue su curso aguas abajo, pero sí que se agradece tener un poquito de sol mientras te estás bañando.


Además, el suelo de la piscina es bastante llano, con un poco más de desnivel conforme te acercas al puente desde el que se suele tirar la gente al fondo.


Junto a la Peña del Olivar hay barbacoas, columpios, vestidores y mesas de picnic al lado del arroyo.

Cruzando la carretera, hay más mesas, una fuente de agua no tratada, aseos públicos y un merendero que no siempre está abierto. Durante esta temporada de 2019, está cerrado.

Al lado del merendero hay un jardín botánico con especies propias del parque natural, aunque nunca lo he encontrado abierto.




Si el merendero está cerrado, puedes andar unos cinco minutos hasta llegar al camping Río los Molinos. Allí tienes un bar-restaurante para tomarte algo.



Antes de irte, te aconsejo que vayas a la cercana zona de Las Acebeas (15 minutos en coche), donde podrás disfrutar del bosque de acebos más meridional de Europa.

Cómo llegar a la Peña del Olivar

 En el km 22 de la A-310 con dirección a Siles, a menos de un kilómetro de esta localidad sale otra carretera más pequeña justo a la derecha. Se trata de la JR-7012. El área recreativa está a 1’5 km de la A-310 y a 2 km de Siles.

●Desde Úbeda: toma la N-322 en dirección a Albacete. A unos 46 Km abandona esta nacional para dirigirte por la A-310 hacia Siles (24 Km). El área recreativa se encuentra a 2 Km de la localidad de Siles, en dirección a Las Acebeas.


Bañarse en el Puente de las Herrerías de Cazorla



Un sitio muy acogedor para pasar un día de campo y bañarse en el río Guadalquivir, en pleno corazón del Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas. 

La zona no es excesivamente grande, pero posee un amplio aparcamiento y en el área recreativa hay bastantes mesas de picnic y barbacoas. Todas bajo la sombra de una inmensa vegetación, pues el puente está rodeado de higueras, rosales, boj, fresnos y avellanos.


Bajando unas escalerillas llegaréis al río. Por su vertiente derecha se le une el arroyo Maillar, a través de un puente de piedra más pequeñito. Las aguas están limpísimas, pero muy frías siempre.



El Puente de las Herrerías está construido con sillares de roca caliza porosa, que en la zona se la conoce como toba. Según la leyenda, se construyó en el siglo XV, cuando Isabel La Católica viajaba a Granada para conquistarla y no pudo cruzar el río por lo crecido que estaba. Así, en una sola noche, sus hombres levantaron este puente para que pudiera seguir su camino a la mañana siguiente hacia Baza y Guadix. Y, para confundir a los moros que los perseguían, herraron los caballos al revés permitiéndole ganar tiempo para llegar a Granada.


Lo que sí se sabe con certeza es que antiguamente se ubicaba en esta zona una antigua caldera de destilación de esencias de lavanda, que aprovechaba las aguas cercanas.

En el área recreativa no hay nada para comprar comida, ni bebida. Antiguamente había un chiringuito, pero a día de hoy sigue cerrado. Lo más cercano es un camping al que podéis llegar fácilmente andando.

Si seguís caminando siguiendo el río desde el aparcamiento (está señalizado), podréis llegar hasta el Nacimiento del Guadalquivir (a 11 km).


Cómo llegar al Puente de las Herrerías
▪  Desde Cazorla, seguid por la carretera de la Sierra (A-319) hasta el cruce del Empalme del Valle, a 17 km.
▪ Girad a la derecha por JF-7092 y, tras pasar el puente sobre el Guadalquivir (a unos 4 km del Empalme), seguid por la pista de la derecha (JF-7091).
▪ A tan sólo 2 km, veréis el aparcamiento. Es gratuito y no está vigilado.
▪ Se permiten los perros.

Visitando las Huellas de Dinosaurios de Santisteban del Puerto



En la comarca del Condado, a un kilómetro de Santisteban del Puerto, se encuentra el Área Recreativa Huellas de Dinosaurios, reconocida como Monumento Natural. Las huellas se extienden sobre una superficie de 20 metros cuadrados.


Al encontrarse en muy mal estado de conservación por estar al aire libre, se decidió construir una caseta para guarecer las 25 huellas (icnitas) que allí podemos ver y un parque con varias esculturas de dinosaurios que hacen la delicia de los más pequeños y de los que quieren hacerse una foto con ellas.




No se sabe muy bien a que especie pertenecen, pero sí que tienen más de 230 millones de años y que corresponden a antepasados de los podópodos o terópodos, unos dinosaurios bípedos, con movimientos semejantes a los de los canguros.  

Para que se formaran dichas huellas fue necesario que el material sobre el que pasaron estos animales fuese distinto del que se luego se depositara encima. Por ello se cree que se imprimieron sobre los sedimentos del lecho de un río o de una laguna y, más tarde, se cubrieron por otro material que permitió que se conservaran hasta ahora.

La disposición de las huellas, todas en una misma dirección, sugiere la existencia de un grupo de dinosaurios dirigiéndose a un lugar determinado. Los restos fosilizados de vegetación también muestran que la flora de esa época era muy distinta a la actual: coníferas, palmeras y helechos, poblaban la zona, beneficiados por un clima mucho más húmedo y cálido. 

Sin duda, un lugar más en el que parar en nuestro camino a la sierra.



Opinión del Avenida Hotel Almería



booking.es


Cuando empieza el buen tiempo, encontrar un hotel barato cercano al Cabo de Gata se hace una tarea ardua. El año pasado estuve en el Hotel Las Salinas, pero este año había subido mucho de precio y, encima, estaba completo para las fechas que yo quería. Y es que no había caído en que era San Juan y la fiesta de las hogueras en fin de semana atraería a muchísima gente.

Al final, conseguí reservar en el Avenida Hotel, un hotel de 4 estrellas, que me salió baratísimo a través de Booking. La única que pega es que está alejado de la playa. Por lo demás, mi experiencia fue bastante buena.

Localización

El hotel está en la zona comercial y residencial de la ciudad, la parte nueva y cerca del aeropuerto. En plena Avenida del Mediterráneo. Aparcar en ella es algo difícil, pero en las calles aledañas es relativamente sencillo. Y es que el hotel cuenta con parking, pero cuesta 9€ por noche.

Cerca de este alojamiento hay un Mercadona, un restaurante japonés, otro chino, bancos… y andando un poquito más encontraréis una zona llena de restaurantes.

Para ir a la playa hay que coger el coche. Y el centro lo encontraréis a una media hora a pie.

La habitación

Mi habitación estaba totalmente insonorizada, limpísima, no faltaba ni un detalle y era bastante grande. El wifi llegaba bien y todo estaba nuevo. Además, dentro de la oferta de televisión, venían incluida Movistar Televisión, todo un plus. Lo único que no me gustó fue la cortina de la ducha.






Servicios

El edificio es bastante nuevo y hasta el ascensor es de pantalla táctil. El hall de la entrada es sencillo y con un olor exquisito, no sé qué tipo de ambientador usarían, pero me encantó.

La chica de recepción fue encantadora y me informó de todo lo necesario para disfrutar sin jaleos de la playa y de la noche de San Juan. Realizan todo tipo de gestiones turísticas, hasta el alquiler de coches y la reserva de visitar por la provincia. Y la chica de la limpieza fue súper simpática también. 


El wifi es gratis y rapidísimo. Funciona bien en todo el establecimiento.

Al lado del hotel se encuentra el espacio en el que sirven el desayuno buffet, un restaurante dirigido por un chef almeriense, Tony García. Poco os puedo decir de él, porque no tuve tiempo de visitarlo. Tan sólo que parecía muy elegante.

Pros:
  • Limpieza
  • Amabilidad del personal
  • Mantenimiento del hotel
  • Tranquilidad del hotel y de la zona

Contras:
  • Alejado de la playa y del centro
  • Parking caro
  • Desayuno caro

Como digo, mi experiencia en general fue buena. Si os gusta la playa, pero queréis estar alejados del bullicio y en un alojamiento limpio, barato y moderno, es una buena opción.


   HOTEL AVENIDA ALMERIA   
Avenida del Mediterráneo, 281, Almería
Teléfono: 950 10 81 80
www.avenidahotelalmeria.com

Qué ver y dónde comer en Hornos de Segura



Enmarcado en un paisaje inmejorable, serrano y de olivos, Hornos de Segura se encuentra dentro del Parque Nacional más grande de España, el de Cazorla, Segura y las Villas. Y, aunque llegó durante un tiempo a pertenecer a la provincia de Murcia, hoy constituye uno de los pueblos con más encanto de Jaén. Con sus 700 habitantes, de los que muchos de ellos son gitanos serranos, aquí no hay jaleo, no hay contaminación, y todo rezuma calma.


Hornos está situado sobre un gran peñasco por lo que, desde sus miradores, las vistas del valle cubierto por las aguas del Tranco son inigualables. Los pinares suponen alrededor del 80% de su territorio.

Habitado desde la Edad del Cobre y abandonado un poco después de la Edad del Bronce, vuelve a aparecer en la historia como Fornus, durante la Edad Media. En 1239 fue conquistada por la Orden de Santiago, quitándosela a los árabes y construyendo el castillo que hoy corona al pueblo.

Durante el siglo XV, Rodrigo Manrique, comendador de Segura, habitó estas tierras y se autoproclamó Gran Maestre, luchando e intrigando contra don Álvaro de Luna y los reyes castellanos Juan II y Enrique IV. Para nosotros, siempre pasará a la historia por Las coplas a la muerte de su padre, de su hijo: Jorge Manrique.

Qué ver en Hornos de Segura

El coche lo tenéis que dejar a la entrada para disfrutar de las estrechas calles a pie. Pronto llegaréis al castillo, que hoy alberga un planetario y que realiza visitas tanto diurnas, como nocturnas para contemplar el cielo estrellado de la sierra, sin contaminación lumínica.




Bajando un poco, veréis la Puerta de la Villa, probablemente de origen almohade, y los restos de la muralla.



Si continuáis caminando en dirección contraria, llegaréis a la Iglesia de la Asunción, obra del siglo XVI dirigida por Juan de Mújica. Anexa se encuentra su torre, a la que se accede desde el exterior a través de una escalera de caracol.


A un lado de la plaza del Ayuntamiento está el Mirador del Aguilón, que ofrece unas increíbles vistas del Tranco. En su fondo, se alza cubierta por las aguas, la torre de Bujarcaiz, que servía de punto vigía a Hornos y estaba en mitad de una pequeña aldea.




En medio del pantano, el Castillo de Bujaraiza se ve sobre una pequeña islilla, en estado ruinoso. Cuentan los antiguos que se llegó a usar como cárcel durante la Guerra de Independencia. Se puede contemplar perfectamente desde el mirador Félix Rodríguez de la Fuente, en el km 60,5. El acceso al castillo se puede hacer cuando el nivel del pantano está bajo y se puede caminar hasta él.

Plano de Hornos de Segura


Dónde comer en Hornos de Segura

Mi favorito es el Restaurante Raisa, que también es pensión. Tiene muy buena fama, la atención es inmejorable y las raciones enooormes. Lo normal es que nunca puedas acabártelo todo y siempre vienen a ofrecerme tuppers para que te lo lleves. Además, tiene un horno de leña en el que hacen unas pizzas de masa casera deliciosas, amén de otros guisos de la zona. En los días clave os recomiendo reservar, porque siempre está lleno.
Pizza Locura - Con espaguetis (suena raro, pero está buenísima) 


Fijo: 953 495 023 / 953 495 106
Móvil: 689 973 634 / 607 290 603



Visitando El Faro de Cabo de Gata con su peligrosa Laja del Cabo


No me canso nunca de volver. Uno de mis destinos preferidos de Almería. La carretera hacia el faro ya merece la pena para disfrutar del paisaje. Allí mismo se puede dejar el coche, aunque también podéis subir andando desde la barriada de Almadraba de Monteleva.

El faro es bastante moderno. En 1863 se construyó sobre un antiguo castillo defensivo que quedó en ruinas durante la Guerra de la Independencia. El castillo de San Francisco de Paula se edificó sobre un acantilado de 50 metros de altura en el siglo XVIII para defender la costa del reino de Granada con Felipe V. Su situación se fijó sobre la zona conocida desde tiempos romanos como El promontorio de las Ágatas, por la gran cantidad de estas piedras que se encontraban en sus alrededores. Hoy sólo queda de éste el muro de la base. Sobre ella se asienta una torre de 18 metros que, en sus orígenes contenía una óptica giratoria una lámpara de aceite de oliva.


En 1973 se convirtió en radiofaro y hoy emite destellos que se ven a 45 km de la costa. Además, cuenta con una sirena de 7 millas de alcance, que avisa a los barcos en los días de espesa niebla.

El faro se construyó para avisar a los barcos de que se estaban acercando a la Laja del Cabo, un arrecife que se encuentra a una milla de éste y que ha sido famoso por ser el responsable de numerosos naufragios. El más famoso fue el de Arna, un buque de Checoslovaquia que naufragó en 1928 y que todavía está allí abajo para el disfrute de los amantes del buceo.

Los naufragios importantes de los que se tienen noticia comienzan en 1613, con el de la galera Patrona Real, y prosiguen a lo largo de la historia. En 1777 naufragó el pinque napolitano San Francisco de Paula; en 1797 se hundió un barco que llevaba al hermano del Rey de Marruecos a Melilla; en 1900 y 1904 lo hicieron dos vapores franceses…

Su importancia fue tal que, incluso... ¡la quisieron derribar con dinamita en el siglo XIX!  :o 

Hoy se puede disfrutar de su figura, pero no se puede visitar por dentro.

El Arrecife de las sirenas

Desde el mirador que hay a los pies del faro, la imagen más fotografiada es la de este arrecife. Espectacular. Las formas verticales son restos de una chimenea volcánica en cuyo interior cristalizó el magma hace más de 12 millones de años.



Constituye la parte más oriental del sur de España y se cree que su nombre se debe a que antiguamente había allí una colonia de focas monje. Se dice que cuando nadan, los marineros las pueden confundir con sirenas. Desgraciadamente, hoy no queda nada de estos animales (como ya en la mayoría del Mediterráneo). 

Las cercanas aguas de playas, como la de La Fabriquilla, o calas, como la del Corralete, son un espectáculo para los que les guste el buceo y el kayak marino.