Viajando en el Tren Medieval de Sigüenza

Desde el 2005, RENFE pone en funcionamiento cada año la temporada del tren medieval. Normalmente existen dos oportunidades para comprar tus entradas: los sábados desde abril hasta junio y desde mediados de septiembre hasta mediados de noviembre.

El tren vale 28 euros, toda una ganga si tenemos en cuenta todo lo que entra. Aunque a veces hay ofertas. Nosotros pudimos comprar los tickets por sólo 14 euros por la web.


La salida es desde Madrid Chamartín a las 10 de la mañana. Allí sale una cola bastante grande para montarse en el tren. En ella se van presentado los actores que nos acompañarán durante todo el trayecto. Una vez en el tren los actores van realizando diversas actuaciones en cada vagón vestidos con distintos disfraces, como la gran Eufrasia de Asia. Son bastante curiosos. Además, te ofrecen un dulce típico de Sigüenza, una botella de agua, un plano del pueblo y diversos folletos.


A Sigüenza llegamos a las 11’25 y nos separan en grupos para realizar la visita guiada. Durante esta visita, la guía, vestida también con un traje medieval, nos va explicando diversos monumentos:
  • La alameda: un gran parque construido por el Obispo Vejarano en 1804 que ha sido visitado por personajes como Ortega y Gasset, Unamuno, Pardo Bazán o el Conde de Romanones.
  • La Plaza Mayor: llena de tenderetes medievales, esta plaza construida por el Cardenal Mendoza en el s. XV está rodeada de edificios tan importantes como la Perta del Toril, el Palacio de los Deanes (Ayuntamiento) o la Catedral. La leyenda cuenta que unos americanos visitaron la plaza e intentaron comprarla para llevársela piedra a piedra a su país.

  • El Castillo: de 1123, quedo casi destruido en la Guerra Civil hasta que se restauró y se convirtió en Parador en 1976. La leyenda cuenta que Blanca de Borbón, esposa repudiada por Pedro I el Cruel, vivió encerrada en una de sus torres. Sólo se puede visitar el patio. El resto es para los clientes del Parador. Para que os hagáis una idea, el precio de un café es de 1’70€ y el de un refresco 2’50€.



  • La Casa del Doncel: edificio del s. XIII que hoy alberga un museo de guitarras, varias dependencias de una casa mozárabe y salas utilizadas para las clases de la Universidad de Alcalá de Henares.
  • La Plazuela de la Cárcel: ésta era la plaza más importante durante la Edad Media. Aquí se ubicaba el Ayuntamiento, el mercado, la posada del Sol y la cárcel.

Una vez acabado el itinerario, volvemos a la Plaza Mayor para asistir a una función teatral y al sorteo de tres botas de vino y una noche en el Parador.



Después hay tiempo libre para comer. En el tren nos afirman que siempre hay problema en los restaurantes y que debemos reservar para no quedarnos sin sitio y nos dan un folleto con un listado de restaurantes y sus teléfonos. No es necesario, al llegar al pueblo nos damos cuenta de que esos son los más caros que hay, por lo que no recomiendo que reservéis en ellos, sino que deis una vuelta para ver lo que más os interesa.

Se puede también visitar los múltiples bares que hay por todo el pueblo, donde se puede comer a base de tapas y raciones. Pero, es cierto, todo está bastante caro.


Por la tarde nos dan la opción de ver dos monumentos más a parte, que obtenemos con un descuento presentando el ticket del tren:
  • La catedral: la visita comienza a las 16’30 y dura 45’. Merece la pena. Es preciosa. La entrada es gratuita, pero si se quieren visitar más dependencias es necesario pagar el ticket de 2’50€ (si no se va en el tren, cuesta 4€). Lo más interesante es:
    • Capilla Mayor: la zona más antigua, restaurada por el Cardenal Mendoza.



    • Sacristía de las Cabezas: realizada en el s. XVI por Alonso de Covarrubias. Es muy original porque el techo de la bóveda está recubierto con más de 300 cabezas de personajes de distintos estamentos sociales, florones y querubines. Además, contiene La Anunciación, obra genial de El Greco durante su último periodo toledano.



    • La Capilla de El Doncel: alberga el símbolo de la ciudad, el sepulcro de Martín Vázquez de Arce. Doncel de Sigüenza que murió a los 25 años luchando contra los moros y representa el ideal caballeresco del guerrero intelectual. En esta capilla también están los sepulcros de sus abuelos y su sobrina.  Como curiosidad, aquí también yace uno de los padres legítimos de un descendiente de Isabel II, ya que Francisco de Asís no estaba mucho por la labor…




El guía es estupendo.
  • El Museo Diocesano: con obras de Zurbarán o Salcillo. La entrada cuesta 1€.
La salida desde la estación de Sigüenza se realiza a las 19’40. Allí nos regalan otra botella de agua y una bolsa de caramelos de miel artesanos. A los niños se les da una bolsa con una gorra, un libro sobre el pueblo y colores. Todo un detalle.


Fechas: los sábados de abril y mayo – y de septiembre, octubre y noviembre.
Precio: 28€  Niños hasta 13 años: 16€
Salida desde Chamartín: 10:00 Llegada a Sigüenza: 11’25
Salida desde Sigüenza: 19’40   Llegada a Chamartín: 21:00

El precio incluye:
  • Viaje de ida y vuelta.
  • Degustación de un dulce.
  • Botellas de agua de Sigüenza.
  • Visita guiada por la ciudad.
  • Descuentos en varios restaurantes.
  • Obra de teatro.
  • Entrada a la Casa del Doncel.
  • Detalle: caramelos artesanos.
  • Extensiones: visita guiada a la Catedral 2’50€, entrada al Museo Diocesano 1€



Compártelo

Entradas relacionadas

2 comentarios

comentarios
Anónimo
17 de septiembre de 2013, 20:33 delete

Está todo muy interesante y muy bien explicado. Estoy pensando en hacer el viaje

Reply
avatar