China - Día 1: Visitando Tiananmen

Llegamos a Tiananmen muy temprano y ya había un gentío impresionante. Para pasar a la zona de la Ciudad Prohibida hay que atravesar los controles de seguridad que, como os daréis cuenta, están por toda China y en todas partes.

Tiananmen es la mayor plaza del mundo, con 800 de norte a sur y medio kilómetro de este a oeste. Su nombre significa Plaza de la Paz Celestial. En ella caben más de 5 millones de personas. Durante la época imperial esta plaza era territorio prohibido para la población, pero hoy rebosa de gente y se hace asfixiante. Y con el jet lag peor, que salgo en todas las fotos con una cara de cansancio…


En el centro de la plaza está el Mausoleo de Mao, donde esperan miles de chinos en fila para ver el cadáver de Mao de martes a domingo de 8’30 a 11’30. Entrar es gratis, pero la consigna para dejar todas tus cosas (incluida la cámara) cuesta 20 yuanes – Estos chinos saben mucho…

Al norte del Mausoleo está el Monumento de los Héroes del Pueblo: un obelisco  de diez pisos que representa a los mártires revolucionarios de los siglos XIX y XX y que se construyó en 1949.



Custodiando la plaza están las estelas de mármol con dragones esculpidos y dos leones en cada entrada. Los leones que miran al sur protegían al emperador para que no pecara y los que miraban al norte, hacia los palacios, le animaban a ver las calamidades de su pueblo.
Al sur está la Puerta de Zhengyanmen de la muralla antigua que dividía a los manchúes de los chinos, al igual que Puerta de la Flecha, un poco más al sur. Cruzando la carretera se encuentra la antigua estación de tren. Es un edificio muy bonito.

Al norte nos encontramos con el Gran Palacio del Pueblo y con los Museos de Historia y de la Revolución China.


Y presidiéndolo todo, veremos la Puerta de Tiananmen, con el famoso retrato de Mao. Para llegar aquí habrá que cruzar los pasos subterráneos con los consiguientes controles de seguridad. Al cruzar una segunda puerta, Duanmen, estaremos en la entrada de la Ciudad Prohibida.

La contaminación es extrema y la niebla lo inundaba todo cuando llegamos. Una pena, porque toda esta contaminación es visible en todos los monumentos de la ciudad, e incluso del país. Todo parece demasiado anticuado y hay muchas cosas que se merecen una restauración, aunque sea sólo una capa de pintura.

La plaza es de obligada visita, pero a mí me pareció agobiante con tanta gente y tanto humo de coche. Era mi primer día en China y aún no estaba acostumbrada a respirar ese aire. 

CÓMO LLEGAR A TIANANMEN:

Metro: 

- Línea 1:
 Parada Tiananmen East Station o Tiananmen West Station y caminar hacia el sur.
- Línea 2: Parada Qianmen Station y caminar hacia el norte.

Autobuses:

- Autobuses 1, 5, 10, 22, 37, 52, 205, 728, 802 con parada en Tiananmen West.
- Autobuses 1, 2, 10, 20, 37, 52, 59, 82, 120, 126, 203, 205, 210, 728, 802 con parada en Tiananmen East.
- Autobuses 2, 5, 8, 20, 22, 120, 126, 203, or 210 con parade en Tiananmen Square East.
- Autobuses 2, 5, 20, 120, 126, 210 con parade en Tiananmen Square West.

Compártelo

Entradas relacionadas