China: Día 6 – Hong Kong: The Peak, Avenue of Stars y The Symphony of Lights

Desde el hotel, cogimos el autobús que nos llevaría a la parada del centro comercial de Pacific Place. Desde allí es sólo subir la cuesta que está en esa calle dejando el parque a la izquierda. Lo veréis en la acera de en frente.

Desde ese lugar se coge el Peak Tram, un  tranvía que lleva funcionando desde 1888, sin accidentes. El precio del viaje es de 20HK$ y el de ida y vuelta es de 30HK$.



El tranvía sube hasta Peak Tower, un gran centro comercial, que parece una sartén wok. Allí también hay un Madame Tussauds. Si queréis subir al mirador tendréis que ir al Sky Terrace 428, una terraza panorámica. Su precio es de 25HK$.

Desgraciadamente, después de llevar haciendo cola durante una hora, al llegar a la ventanilla nos dijeron que había habido un problema y que por hoy no se vendían más billetes. Así que… nos ahorramos el viaje y dimos una vuelta por la zona. 


Lippo Towers

Bank of China (lloviendo) rompiendo con las leyes del Feng Shui
Para no perder más el tiempo, nos dirigimos hacia las Central Mid-Level Escalator, por curiosidad. la escalera mecánica más larga del mundo, con 800 metros. Sirve de medio de transporte para la gente que vive en Mid-Levels y tiene que bajar a Central a trabajar. De 6'00 a 10'00 baja y de 10'00 a 00'00 sube. No subimos, lógicamente. 


Desde Central cogimos el MTR hacia Tsim Sha Tsui, Exit J, para pasear por la Avenida de las estrellas 星光大. Una copia de la de Los Ángeles, pero con actores chinos. La foto por excelencia es la que todo el mundo se hace con la estatua de Bruce Lee, y es que a los demás… como que no los conocemos.



En Tsim Sha Tsui están las mejores vistas para disfrutar cada noche la Symphony of Lights. Todos los edificios de la bahía realizan un espectáculo de luces lásers a las 20:00. Es muy parecida a la de Shanghai, pero participan más edificios. Aunque nos llovió un poco, las vistas fueron maravillosas.




Ya que estábamos cerca decidimos pasear por la famosa Nathan Road y cenar por allí. Esta calle es la Milla de Oro de Hong Kong. Los neones deslumbran por todos lados en intento de ver quién pone el cartel más grande y con más luces. Hay muchísimo movimiento, muchos tiendas que cierran tarde… Hay un ambiente muy bueno.


Para volver, nos perdimos, para no variar. Preguntamos a una mujer que estaba en una parada de autobús. Como no lo sabía, llamó por teléfono a nuestro hotel para que se lo indicara y nos apuntó las indicaciones en chino y en inglés. Todo un detalle: volver a Central, caminar hasta Queen Victoria Street, Connaught Road Central y coger el bus 91 en dirección a Ap Lei Chau (22 paradas y 31 minutos).

Rendidos, en el hotel aprovechamos para disfrutar del mini bar gratuito, hacer la colada y ver videos en la tele 3D, que para eso era la novedad. 

Compártelo

Entradas relacionadas