Mostrando entradas con la etiqueta Información útil Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Información útil Camino de Santiago. Mostrar todas las entradas

Presupuesto para el Camino de Santiago


Más o menos, este fue mi presupuesto aproximado durante mis días haciendo el Camino de Santiago Francés a su paso por Galicia, desde Pedrafita de O Cebreiro hasta Santiago de Compostela:

Desplazamientos: 
     Total en desplazamiento ⤇ 59€

Alojamientos: 
    Total en alojamientos  ⤇ 129€

Papeleo: 
⬥ Tubo para meter el Certificado y la Compostela: 2€
Total en papeleo  ⤇ 7€

Comida:
⬥ Precio medio de los menús de mediodía a lo largo del Camino: 10€ - 15€
⬥ Precio medio del desayuno completo a lo largo del Camino: 3€ - 5€
⬥ Ración de pulpo en Melide: 9'50€

Mis compras indispensables:
⬥ Concha del peregrino:  desde 2€
⬥ Queso de O’Cebreiro: unos 7€
⬥ Queso de Arzúa: unos 6€ 
⬥ Tarta de Santiago: la mía me costó 12€ en Santiago, pero depende del tamaño.

Cómo llegar de Santiago de Compostela a Madrid





Una vez acabado nuestro Camino de Santiago, vuelta a Madrid. Aquí os dejo las opciones que tenéis para realizar este trayecto (si no queréis alquilar un coche, ni queréis optar por un Blablacar).

1. Cómo llegar de Santiago de Compostela a Madrid en autobús: 

La estación de autobuses está muy bien situada, a tan sólo dos kilómetros del centro. Con la empresa Alsa, el viaje a Madrid suele durar unas 9 – 10 horas. Existen varias conexiones, pero la más interesante y con la que se ahorra más tiempo es la que sólo hace tres paradas: La Coruña, Lugo y Ponferrada (7h45’). Los precios rondan los 25€. www.alsa.es

2. Cómo llegar de Santiago de Compostela a Madrid en tren: 

La estación de tren de Santiago de Compostela esta a tan sólo un kilómetro del centro histórico. Hay dos trenes directos que enlazan con Madrid, un Talgo y un Expreso.
El tren sale de Chamartín y para en Zamora, Puebla de Sanabria, A Gudiña y Orense, antes de llegar a Santiago. Tarda unas 5 - 6 horas y los precios parten de 35€ - 40€. www.renfe.com


3. Cómo llegar de Santiago de Compostela a Madrid en avión: 

La opción más cara. El aeropuerto está a unos 10 km del centro. Para llegar al casco histórico hay autobuses que pasan casa media hora y que realizan este trayecto por 3€. Un taxi cuesta entre 20 y 25€. Buscador de vuelos Skyscanner 

Itinerario, desnivel y etapas del Camino de Santiago Francés en Galicia

Pre-Etapa: de Pedrafita do Cebreiro a O Cebreiro➨ 4'5 km

Etapa 1: de O Cebreiro a Triacastela ➨ 21’1 km


Etapa 2: de Triacastela a Sarria    18’3 km


Etapa 3: de Sarria a Portomarín    22’4 km

Etapa 4: de Portomarín a Palas de Rey ➨ 25 km


Etapa 5: de Palas de Rey a Arzúa   28’8 km


Etapa 6: de Arzúa a O Pedrouzo     19’1 km


Etapa 7: de O Pedrouzo a Santiago    20 km

15 Souvenirs típicos del Camino de Santiago - Qué comprar de recuerdo

El Camino está lleno de tiendas para comprar recuerdos, sobre todo en los últimos kilómetros y cuando llegamos a Santiago de Compostela. Aquí os dejo algunas ideas sobre los souvenirs típicos que nos podemos llevar en nuestra mochila:

1. Concha de peregrino: es el símbolo más famoso del Camino de Santiago. Antiguamente, los peregrinos cogían una concha de vieira en las costas de Finisterre para llevársela a casa y demostrar, así, que había conseguido llegar a Santiago. Hoy todos se la compran durante el peregrinaje para colgarla en la mochila.

+

2. Camisetas del Camino de Santiago:


3. Botafumeiro: las miniaturas de este famoso incensario están en todas las tiendas. Tened en cuenta que para que el original funcione, tiene que ser una ocasión especial. Si queréis que entre en funcionamiento fuera de los días señalados, tendréis que pagar unos 400€.


Peregrinoteca.com

4. Bisutería: colgantes, anillos, pulseras y pendientes los hay de cualquiera de los símbolos por excelencia de este peregrinaje.


5. Chapas: desde los típicos pins, hasta las más variadas chapas para poner en la gorra o en la mochila.

amazon

6. Pulseras: las pulseras de tela o de goma con la flecha del camino son un souvenir barato que se acaban comprando los peregrinos cuando van formando grupos de amigos.


7. Figuras e imanes: de gaiteros, de meigas, de peregrinos, de la flecha del camino…


8. Monedas: hay muchas monedas conmemorativas del Camino de Santiago. Otra opción más barata es comprar las que salen de las máquinas a cambio de un euro y cinco céntimos. Desde O Cebreiro hasta Santiago, me las he encontrado en todas las etapas.


9. Llaveros:

libreriaelglobo.es

10. Calabazas: el antiguo método para llevar agua, a modo de cantimplora, se colgaba del bordón. Hoy se sigue utilizando a modo de decoración, colocándola en la mochila o en nuestro bastón. Desde 2€ podéis encontrar las más pequeñas.

tienda.mundicamino.com

11. La flecha del Camino: existen multitud de objetos con la imagen de la flecha amarilla que indica a los peregrinos por dónde seguir para que no se pierdan. Imanes, pegatinas, figuritas…


12. Cruz de Santiago: se remonta a las Cruzadas, época en la que los caballeros llevaban estas cruces afiladas para hincarlas en el suelo antes de rezar. Esta cruz latina, con forma de espada, tiene una flor de lis en la empuñadura y en los brazos.


13. Bastón de peregrino: el bordón, con la concha y las calabazas es uno de los símbolos más característicos de los antiguos peregrinos. Además de para caminar, se usaba para defenderse de los perros que se encontraban en el camino.


14. Papelería: hay mucha gente que suele llevar en su mochila un pequeño cuaderno y un boli para ir apuntando sus pensamientos y sus experiencias vividas en el camino, o para que le escriban algo los amigos que van haciendo durante el peregrinaje. Para ellos hay muchas opciones para comprar con estos símbolos.
15. Tatuajes: acabar el Camino así, para que nunca se os olvide la experiencia.









Qué comer y beber en el Camino de Santiago francés en Galicia


   ● O Cebreiro: 

➤ Queso de O Cebreiro: Elaborados con leche de vaca, estos quesos son peculiares por su original forma con bolsa de sombrero. Su origen se remonta a los primeros monjes que se instalaron en O Cebreiro. Se tiene testimonio de que se comía en la corte de los Reyes Católicos, Carlos III e Isabel de Portugal y que, en el siglo XVII llegó a convertirse en el cuarto queso más caro del mundo. En los años 1980-1990, casi llegó a desaparecer y sólo se fabricaba para autoconsumo. Hoy su producción se ha revitalizado, aunque es muy, muy raro poder comprarlo fuera de esta zona. Aprovechad para comprarlo en las tiendas de recuerdos de O Cebreiro.


   ● Portomarín:

➤ Tartas de Portomarín: tartas de almendras muy esponjosa, que se puede comprar en las pastelerías de esta localidad. Cerca de la Iglesia de San Nicolás, se encuentra Tartas Ancano, que produce este dulce a nivel industrial y lo comercializa a gran escala.


  ●  Arzúa:

Quesos de Arzúa-Ulloa: queso elaborado con leche de vaca natural entera, cruda o pasteurizada. Se suele servir en los bares y restaurantes con miel o membrillo. Hoy se puede comprar por toda España (en Mercadona o Alcampo, por ejemplo, siempre hay). 



Existen tres variantes:

➤ Arzúa-Ulloa: de pasta blanda y con corteza fina y amarilla.
➤ Arzúa-Ulloa de Granxa: igual que el anterior, pero elaborado con leche procedente de vacas de la propia explotación.
➤ Arzúa-Ulloa Curado: su periodo de maduración mínimo es de seis meses.


La Festa do Queixo (fiesta del queso) se celebra de forma ininterrumpida desde 1975, el primer domingo de marzo en Arzúa.


  ●  Melide:

➤ Pulpo a Feira: esta localidad es famosa por la parada que realizan todos los peregrinos en la etapa Palas de Rei – Arzúa, la más larga del Camino de Santiago Francés Gallego (29 km). Allí descansan los peregrinos, a mitad más o menos de su destino, y se toman una ración de pulpo en la pulpería Ezequiel.  


➤ Dulces: Melide no sólo es famoso por su pulpo, sino que también lo es por su repostería. En sus obradores, se hacen cada día Melindres (unos dulces con forma de rosquilla), los Ricos (galletas elaboradas con harina, huevos y manteca) y Almendrados.

  ●  Llegada a Santiago:

Vieiras gratinadas: es un ritual llegar a Santiago y comerse una vieira gratinada. Normalmente se sirve cada vieira en su concha con un sofrito de cebolla y pan rallado, todo ello gratinado.

Tarta de Santiago: se desconoce su origen, pero hoy es el postre más conocido de toda Galicia. Se puede comprar por todas las pastelerías y supermercados del Camino, pero es tradición tomarla de postre cuando el peregrino llega a Santiago. Las hay de todos los tamaños, incluso así de pequeñas:




  ●  A lo largo de todo el Camino de Santiago gallego:

➥ Empanada gallega: sus ingredientes son muy variados: atún, pulpo, bacalao, carne, pimiento, cebolla…

➥ Almejas a la marinera: con ajo, cayena, pimentón, caldo de pescado, salsa de tomate casero, harina y vino blanco. 

➥ Lacón con grelos o con patatas fritas: el lacón es la pata delantera del cerdo cocida. Es un término que no tiene traducción al castellano. Originalmente se comía durante el Carnaval, por ser la mejor época para tomar los grelos. Hoy lo podemos encontrar por todo el Camino.


➥ Cocido Gallego:  cocido hecho con grelos, berza o repollo, patatas, garbanzos y chorizo, entre otros ingredientes. Es un plato muy contundente, que se agradece en invierno y que se puede comer a lo largo de todo el camino en Galicia.

➥ Caldo Gallego: un potaje resultado de cocer verduras, alubias y patatas en una olla, a veces con algo de carne.

➥ Raxo: lomo de cerdo adobado con ajo, perejil y pimentón, y que se sirve con patatas fritas.

➥ Ternera gallega: desde 1996 está reconocida por la Unión Europea, siendo la primera carne de vacuno con control integral y certificado de garantía.



➥ Pan gallego: de corteza crujiente y miga esponjosa, es uno de los panes más prestigiosos de España. Desde el año 2017 ostenta el título de Indicación de Origen Protegida.


➥ Zorza: carne de lomo de cerdo con la que se rellenaban los chorizos, adobada con ajo y pimentón. También se sirve con patatas fritas.


  ●   Bebidas típicas en el Camino de Santiago:

Queimada: Bebida tradicional que no se comercializa. Sus ingredientes principales son el aguardiente y el azúcar, a los que generalmente se les añade: corteza de limón o naranja. Forma parte de un ritual para alejar a los malos espíritus y a las meigas y se prepara después de cenar y se toma de la olla mientras se recita un conjuro. Es famosa la Queimada popular de Cervo (Lugo) durante el mes de agosto.

➥ Licor café: aguardiente con granos de café, azúcar y canela, que se deja macerando durante más de seis meses. 

Vino gallego: Galicia cuenta con cinco Denominaciones de Origen: Ribeiro, Rías Baixas, Monterrei, Valdeorras y Ribeira Sacra. Lo que más llama la atención a los peregrinos, sobre todo a los extranjeros, es tomarse un Ribeiro en una de sus originales tazas.

 Estrella Galicia: cerveza gallega por excelencia, fue creada en La Coruña en 1906.


Cómo llegar a Sarria desde Santiago de Compostela



1. Cómo llegar a Sarria desde Santiago de Compostela en tren
Para ir desde Santiago de Compostela a Sarria no hay un trayecto directo. Hay que coger un tren a Orense o a Monforte de Lemos y hacer trasbordo para coger el que va a Sarria. Su precio oscila los 20€.  renfe.com



2. Cómo llegar a Sarria desde Santiago de Compostela en autobús

a) Hay un autobús directo por Monforte de Lemos con la empresa Monbus.
Sale a las 15’00 y para en Silleda, Lalín, Rodeiro, Chantada, Escairón y Monforte de Lemos, antes de llegar a Sarria a las 17’45. Su precio es de unos 10€. Sólo ofrece servicio de lunes a viernes.

b) También hay otro autobús con trasbordo en Lugo, con la empresa Freire.  Tarda unas dos horas en llegar y cuesta unos 10€ el billete.

c) Con Alsa existe un autobús que va hacia Lugo, por La Coruña, y donde hay que hacer trasbordo para llegar a Sarria. El Billete hasta Lugo cuesta unos 10-12€. Allí habría que coger otro autobús de la empresa Monbus, y que va hacia Sarria por unos 2-3€.


Cómo llegar a Sarria desde Madrid



1. Cómo llegar a Sarria desde Madrid en tren

Desde Madrid salen varios trenes al día que cubren el trayecto hasta Sarria. La duración suele ser de unas 6 horas y su precio parte de 30€, aunque varía mucho dependiendo de la hora a la que cojáis. La estación de tren está en pleno pueblo. 

                    ●  Salida a las 7:15 – Llegada a las 13:30 – Precio: 29’80€
                    ●  Salida a las 13:05 – Llegada a las 18:59 – Precio: 32’65€
                    ●  Salida a las 15:00 – Llegada a las 21:09 – Precio: 49’70€

● Tren hotel: Este tren es comúnmente conocido como el Tren del Peregrino, porque lo suele coger mucha gente que quiere comenzar su Camino de Santiago en Sarria, para así poder obtener el mínimo de kilómetros exigidos para la Compostelana (100 km). Está pensado para dormir en el tren y empezar la ruta nada más llegar por la mañana.  renfe.com

                    ●  Salida a las 22:14 – Llegada a las 06:42 – Precio: 51’90€


2. Cómo llegar a Sarria desde Madrid en autobús

No hay autobús directo para llegar a Sarria. La opción que os queda es coger uno que vaya a Santiago de Compostela o a Lugo y, desde ahí, conectar con Sarria. No sale nada rentable, por la perdida de tiempo que vais a gastar con tantas horas de viaje y por el trasbordo.




Alojamientos que me encontré en el Camino de Santiago Gallego - Ventajas y desventajas


1. Albergues: no todos los albergues son iguales. Varían mucho en cuando a los servicios que ofertan y la calidad de los mismos. Desde los que estás durmiendo en habitaciones antiguas llenas de literas, que parece que estás durmiendo en un hospital de guerra, hasta los que cuentan con cargadores usb en los cabeceros de la litera para cargar el móvil mientras duermes.

Ventajas: 
 Para mí fue lo mejor del camino. Te sientes un auténtico peregrino y convives con otras personas compartiendo vuestras historias. Se llegan a hacer verdaderos amigos en estos albergues y te das cuenta de que siempre hay alguien que tiene algo en común contigo. Se aprende mucho. Además, los precios son baratísimos.
● Los albergues no son lujosos, pero tienen los servicios básicos y pueden cumplir su función perfectamente.
● Algunos tienen una sala de estar y/o comedor en el que puedes descansar mientras hablas con otros peregrinos. También pueden tener cocina para compartir, chimenea, lavadoras y secadoras…

Desventajas:
● Al estar conviviendo con gente, puede que algunos no sean todo lo educados que quisiéramos (que no se duchen, que no cumplan con las normas…). Los ronquidos también son un problema, pero se soluciona llevando tapones.
● En muchos de ellos no hay lavandería, pero siempre hay un lavadero y un tendedero que nos puede hacer el apaño.
Horarios: 
● La hora de cierre está fijada, normalmente las 22’00. No se puede acceder al albergue más tarde (esto también es una ventaja, para poder descansar mejor).
● La hora de salida está fijada, normalmente las 11’00. Más tarde no te dejan estar en la habitación.
● Lo normal es que la gente se acueste entre las 21’00 y las 22’00; y se levante entre las 5’00 y las 6’00. Con el ruido de los demás levantándose, dándole a la luz y haciendo su mochila, tú también acabarás levantándote a esa hora y, por consiguiente, acostándote reventado a las 21’00.


a) Albergues municipales: son los más baratos (unos 6€ por noche). Los servicios son muy, muy básicos y el espacio entre literas es ínfimo. No he estado durmiendo en ninguno de ellos, pero sí que los he visto por dentro cuando visitaba a gente que conocía en el Camino y, la verdad, no me gustaron nada. En uno de ellos, incluso hubo jaleo porque venía gente borracha y nadie les regañaba. Obviamente, con esto no quiero decir que todos sean así. 

Puntos positivos: 
● Son muy baratos.

Puntos negativos:
●  Muy básicos.
●  Mucha gente agrupada por habitación.
● No se pueden reservar. Es como ir siempre rápido, con agobio, caminando por el Camino, sin disfrutarlo porque no quieres quedarte sin plaza. El que primero llegue se la queda y hay muchas colas en temporada alta.
● La gente que me encontré estaba muy enfadada porque, a pesar de que no se pueden reservar, este año sí que estaban reservando para grandes grupos y estaba todo lleno de escolares y excursiones que les “quitaban la plaza” a los que se mataban andando rápido por llegar y pillar cama.

b) Albergues privados:

Puntos positivos:
● El precio: lo normal es que cuesten entre 10 y 15€ la cama en litera, pero muchos de sus servicios son mejores. (Ojo, no siempre).
● Las literas cuentan con ropa de cama en muchos sitios (mejor preguntar antes), aunque sean sábanas de papel. Esto nos aligera peso, al no tener que llevar saco de dormir o fundas de almohada si elegimos muy bien nuestros albergues.

Puntos negativos:
● A pesar de tener todos mis albergues reservados y pagados con antelación, me encontré con varias noches en las que no tenían plaza. Cuando llegaba, se asombraban de ver mi nombre y me tenían esperando en la recepción un montón de rato mientras arreglaban la situación. Cuando estás harta de andar, con la mochila a cuestas, no tienes ganas de esta incertidumbre. En todos los casos acabaron mandándome a una habitación privada en una pensión. Esto está bien por el upgrade, pero está mal si quieres compartir tu camino con la gente con la que has reservado los albergues. Parecía haber más desorganización, cuanto más me acercaba a Santiago. No quiero generalizar, pero tuve "mala" suerte - o buena, según se mire ;) 


c) Albergues parroquiales:

Puntos positivos:
● Son baratos. Suelen pedir un donativo.
● Su personal (normalmente voluntario) es realmente hospitalario.

Puntos negativos:
● Excesivamente básicos.
● Se llenan muy pronto.


2. Hoteles, casas rurales, hostales y pensiones: ideales para descansar en condiciones y tener más privacidad. Lo que suele hacer la gente es contratar este tipo de alojamientos puntualmente e ir alternándolos con los albergues. De vez en cuando, no vienen mal.

Puntos positivos:
● Más tranquilidad.
● Mejor descanso.

Puntos negativos:
● Pierdes la conexión con la gente, sobre todo en los hoteles.
● Son más caros.
● Algunos tienen más encanto, como las casas rurales.
● Los servicios, como el de lavandería o los desayunos, suelen ser más caros.


Mi experiencia: De todos los alojamientos que visité, yo me quedo con los albergues privados, aunque contratando de vez en cuando una habitación privada con baño en un hostal barato. Así, tienes la experiencia del peregrino, convives con otra gente y haces amigos, aprendes de los demás, y te puedes dar un caprichillo a veces.


Lista para preparar la mochila para el Camino de Santiago



Lo mas importante es no cargarse demasiado. No es importante llevar mucha ropa, porque se puede ir lavando a diario en los albergues y dejarla secar en los tendederos o en la propia mochila mientras andamos. De todas formas, muchos albergues tienen lavadora y secadora y hay muchas lavanderías en los pueblos que son principio o final de etapa. Lo que yo me llevé fue:

Ropa:
1. Botas de andar domadas, que sujeten el pie evitando torceduras de tobillo y que sean impermeables.
2. Otros zapatos o chanclas para descansar los pies cuando lleguemos al albergue.
3. Tres pares de calcetines de andar y que sean de rápido secado.
4. Ropa interior. Existen bragas de papel, de usar y tirar, que cumplen bien su función, pesan poco y evitamos tener que ir lavando.
5. Tres pantalones desmontables.
6. Tres camisetas finas de rápido secado.
7. Una sudadera.
8. Un chubasquero.
9. Sombrero, mejor que gorra, porque así también protege el cuello del sol.
10. Gafas de sol.
11. Un pijama.
12. Paraguas pequeño.

Otros:
1. Mochila con impermeable.
2. Saco de dormir. Existen sacos muy pequeños, ideales para verano, que se quedan del tamaño de un bolsito y no pesan nada.
3. Tapones para los oídos (imprescindibles en los albergues).
4. Linterna pequeña.
5. Bastón.
6. Botella o cantimplora para el agua.
7. Juego pequeño de cubiertos y vaso.
8. Mechero.
9. Detergente y pinzas. En los albergues no suele haber pinzas.
10. Imperdibles para colgar la ropa de la mochila y que se vaya secando mientras andamos, si no ha dado tiempo a secarse en el albergue.
11. Bolsas de plástico, sobre todo para la ropa sucia. Es buena idea llevar toda la ropa separada en bolsas de plástico para aislarlas mejor de la posible lluvia. Si la dobláis enrollándola ahorraréis más espacio en la mochila. 
12. Protección solar.
13. Móvil.
14. Cargador del móvil.
15. Batería pequeña para el móvil.
Si la cámara del móvil es buena, yo ni llevaría cámara, para aligerar peso.

Pequeño botiquín de viaje: las farmacias abundan a lo largo de la ruta, pero nunca está de más llevar un botiquín mínimo.
1. Analgésicos (aspirina, paracetamol o ibuprofeno).
2. Tiritas.
3. Aguja e hilo para las ampollas.
4. Alcohol.
5. Betadine en crema.
6. Crema antiinflamatoria o réflex.
7. Vendas.
8. Esparadrapo.
9. Tijerillas.
10. Rodilleras (mucha gente acaba comprándoselas por el camino, facilitan mucho la andadura).
11. Vaselina para las ampollas, increíble lo bien que las aíslan para que no nos vayan rozando con el calzado.

Bolsa de aseo:
1. Gel-champú.
2. Pasta de dientes.
3. Cepillo de dientes.
4. Peine.
5. Pequeña toalla.
6. Chanclas.

Documentación: para evitar pérdida o robos, lo mejor es llevar una riñonera:
1. Tarjetas de crédito
2. Tarjeta sanitaria
3. Dni
4. Un plástico para aislar la Credencial del Peregrino (donde vamos poniendo los sellos de nuestro viaje).